Detergente, guacamole o plastilina: 20 ideas DIY para crear productos caseros con cosas cotidianas

guacamole
Reuters
  • Numerosos blogs y páginas web explican cómo hacer tus propios productos a mano, en vez de comprarlos hechos.
  • Comida, detergentes, juguetes e incluso mascarillas de tela, son algunas de las cosas que puedes hacer tú mismo sin salir de casa por muy poco dinero.
  • Además de entretenerte, los productos DIY son más ecológicos, sostenibles y saludables. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Aunque comprar comida, detergente e incluso juguetes, sea mucho más sencillo, y quizás cómodo, en esta sociedad capitalista, hay muchas formas de contribuir de una forma ecológica y saludable a cuidar del medio ambiente. 

Con las cosas que tienes por casa puede elaborar desde detergentes hasta juguetes, pasando por mascarillas quirúrgicas. Deja a un lado la pereza y empieza a hacer productos caseros.

Puede que tardes algo más de tiempo que yendo a comprarlos a la tienda más cercana, pero sentirás más satisfacción al saber que lo has hecho con tus propias manos y, además, son más saludables.

Leer más: Los mejores materiales para fabricar mascarillas caseras contra el coronavirus

Sigue leyendo para saber qué cosas puedes hacer por ti mismo en casa. 

1. Tarjetas de felicitación

Tarjeta de felicitación

Getty Images

De toda la vida, los regalos hechos a mano son más especiales. Es verdad que suponen un esfuerzo manual mayor y requieren más tiempo, pero el resultado suele ser mucho más satisfactorio.

El blog de manualidades Anita y su Mundo, explica cómo hacer tarjetas de felicitación, en este caso de cumpleaños, de una forma bastante sencilla, apta para negados de la artesanía

Entre los materiales que vas a necesitar, se encuentran el pegamento, cartulinas, papel decorativo, lámina de recortables, alambre de bisutería y unas tijeras, pero es importante destacar que no tienes por qué utilizar todos, solo los que más te convengan para tu diseño.

Además, una ventaja que tiene hacer tarjetas de cumpleaños caseras, es que en su mayoría, los materiales que usarás serán reciclados, por lo que estás contribuyendo a cuidar del medio ambiente y, además, haciendo un regalo estupendo. 

Lo importante es potenciar tu creatividad, aunque no te quede perfecta. Recuerda: el detalle es lo que importa. 

2. Detergente ecológico para la ropa

Ingredientes y materiales para hacer detergente casero
Geo-grafika

Getty Images

En estos últimos años, mucha gente se está pasando a la vida sostenible y ecológica. Es por eso que el blog Viviendo Consciente, da trucos para crear productos totalmente naturales y sin tóxicos.

Un ejemplo es el detergente de ropa para la lavadora. Para fabricarlo, necesitarás un jabón en pastilla, que puedes comprar o hacer tú mismo, eso sí, que sea de origen vegetal, agua, bicarbonato y aceites esenciales. 

Para obtener un detergente líquido, ralla el jabón, derrítelo y añade el bicarbonato. Cuando se enfríe, puedes añadir un aceite esencial para darle un olor más agradable, como por ejemplo, la lavanda.

Después lo echas en el cajoncito de la lavadora donde echas de normal el detergente y eliges el programa que se adapte mejor a las prendas que has introducido.

3. Detergente para el lavavajillas

Lavavajillas

Getty Images

El lavavajillas llegó para hacernos la vida más fácil. Hoy en día, muchas casas cuentan con él, pero si hay algo que dé mucho coraje, es quedarte sin pastillas para usarlo. 

Anna Terés, la autora del blog Anna Recetas Fáciles, explica cómo elaborar estas pequeñas cápsulas en casa con limones, sal, vinagre blanco, agua y abrillantador para lavavajillas, aunque este último es opcional. 

Además, apunta que ella no usa este método a diario, ya que puede resultar un poco laborioso de hacer, pero sí lo utiliza muy a menudo. 

La idea es mezclar y triturar todos los ingredientes y dejarlos en un cazo a fuego medio durante unos 15 minutos mientras remueves constantemente. Luego tienes que volver a batirlo todo y meterlo en un bote o tarro para dejarlo enfriar. Para que se conserve durante más tiempo, guárdalo en la nevera

A la hora de usarlo, echas la mezcla en lugar de la pastilla y ¡listo!

4. Champú antipulgas para perros

Lavando a un perro con champú
angel1238812

Pixabay

Dicen que los perros son el mejor amigo del ser humano y, quizás sea por eso, por lo que sus dueños sufren con ellos cuando estos tienen pulgas. 

La web de EcoInventos, te explica los pasos a seguir para fabricar un champú antipulgas casero y rápido. Para ello, solo necesitarás tres ingredientes: agua tibia, jabón líquido y vinagre blanco. 

En el caso de que no tuvieses alguno de estos componentes, puedes sustituirlos por champú para bebé y vinagre con sabor a manzana.

Además, para aquellos que quieren tener a su perro impecable a menudo, también existe la opción de añadir, de vez en cuando y sin abusar, otros ingredientes como almidón de maíz, aceites esenciales o bicarbonato de sodio. Mucho cuidado con este último, ya que si ponemos más de la cuenta podría dañar la piel del perro. 

Es importante masajear bien la piel del animal con un cepillo para que tenga más efecto. 

5. Ambientador de caja de arena de gato

Un gato en su caja de arena
kosmos111

Getty Images

Los animales domésticos hacen mucha compañía, pero también son una gran responsabilidad. Alimentarles, llevarlos al médico y mantenerlos limpios puede ser un gran reto. 

El tema de la limpieza es una de las cosas que más preocupa a sus dueños. A nadie le gusta que su casa huela a perro o a gato, por ejemplo. No es un olor agradable. 

Por eso, el sitio web llamado The Nest propone una solución, en el caso de los gatos, y es que cada pocas semanas, vacíes la caja de arena por completo y raspes cualquier excremento seco que se haya podido quedar pegado.

Para ello, tienes que frotar bien y luego llenarla con blanqueador con cloro y agua caliente. Tras 5 minutos, vacíala y enjuágala para después cubrir el fondo de la caja con una capa delgada de bicarbonato de sodio, antes de rellenarla con arena.

De este modo, la caja de arena de tu gato estará siempre limpia y tu casa seguirá oliendo tan bien como siempre. 

6. Yogurt en 2 pasos

Yogurt casero
Marco Verch

Flickr

Para desayunar, para merendar, de postre, para beber o para comer con cuchara, el yogur es ese producto que nunca está de más.

Paulina Cocina, explica en su web cómo elaborarlo en casa de una forma fácil y, además, incluye un vídeo donde puedes seguir todo el proceso.

La materia prima es la leche, a ser posible natural y, para el fermento, podemos usar un yogurt pequeño natural industrial, ya que es la forma más sencilla. 

El proceso consiste en calentar la leche y luego mezclarlo con el yogurt industria hasta obtener la textura de yogurt. Es importante dejarlo reposar entre 6 a 12 horas, siendo ideal dejarlo durante toda la noche. 

Si sois más de yogurt espeso, podéis echarle un poco de leche en polvo y remover bien para que se disuelva. Esto le dará la textura que buscas. 

7. Mantequilla de cacahuete

Mantequilla de cacahuete casera
Cgdsro

Pixabay

Aunque la mantequilla de cacahuete no triunfe en España tanto como en Estados Unidos, tiene su público, y la web de cocina Danza de Fogones, se ha encargado de explicarte cómo hacerla de una manera rápida y muy, pero que muy fácil.

Si tienes 2 minutos y un puñado de cacahuetes tostados, tienes mantequilla de este producto. Solo necesitarás triturarlos en una batidora durante un par de minutos y ¡listo!

Lo ideal es guardarla en un tarro hermético para que no se estropee. 

Es importante comentar que este producto, a pesar de que su forma casera sea más saludable, contiene muchas calorías, concretamente una cuchara puede llegar a tener hasta 170 calorías. Es por eso que no es recomendable consumirlo de forma habitual. 

8. Bizcocho con tres ingredientes

Bizcocho casero
Anikona

Getty Images

Durante el confinamiento, productos como la levadura han escaseado, y no es porque haya habido desabastecimiento, sino porque los españoles se han lanzado al mundo de la repostería en masa

Una de las elaboraciones estrella han sido los bizcochos y, a falta de ingredientes tan esenciales como la levadura, el portal de cocina Directo al Paladar, cuenta cómo hacerlos en solo una hora, usando solo tres ingredientes: huevo, harina y azúcar.

Al no llevar este producto fermentable, es importante prestar atención a la hora de mezclar los componentes, ya que podría perder el aire y no quedar lo suficientemente esponjoso. 

9. Guacamole

Salsa de guacamole
AD077

Getty Images

El aguacate y, por ende, el guacamole siguen estando de moda y es que esta salsa no puede faltar en tu menú de comida mexicana.

Además, el guacamole genera mucha controversia en cuanto a su elaboración, ya que hay muchas maneras de hacerlo. La web Directo al Paladar, explica cómo hacer la "receta auténtica".

Necesitarás aguacate, zumo de lima, cebolleta, cilantro y pimiento verde. 

Aunque tradicionalmente se usa un mortero para triturar los ingredientes y que queden con una textura pastosa perfecta, también puedes usar una batidora de mano, consiguiendo resultados parecidos. 

¡No olvides comprar o hacer unos totopos para untar el delicioso guacamole! 

10. Pan

Pan casero
Pikist

Pikist

Si algo ha hecho la población mundial durante esta cuarentena, ha sido arrasar con productos como la harina y la levadura en los supermercados para cocinar pan casero

La cuestión es, ¿cómo se hace?

El proceso es bastante fácil, pero lleva su tiempo, según el portal de recetas de El Mundo, donde inciden en que la paciencia es esencial en la elaboración.

Para ello, necesitarás harina de fuerza (u otra), sal, agua tibia y levadura fresca. Tras mezclar todos los ingredientes, hay que dejar que la masa repose y luego hornearla durante unos 15 o 20 minutos. 

En la repostería es importante usar medidas exactas, es decir, pesar todo lo que vamos a utilizar para asegurarnos de que las cantidades son las correctas. 

11. Té helado

Té helado
Alter_photo

iStock / Getty Images Plus

Con la entrada en el mes de julio llega el calor y las ganas de bebidas refrescantes. Y por mucho que te sorprenda, el té puede ser una de ellas. 

Pero, ¿cómo? Pues con esta alternativa de té helado. 

El procedimiento es el mismo que para hacer té caliente, es decir, necesitarás agua caliente, bolsas de té (al gusto) y azúcar. Sin embargo, si lo quieres frío, puedes esperar a que se enfríe y luego añadir un poco de miel o limón, u otra fruta.

Para los impacientes que no pueden esperar a que se enfríe, hay una solución. Y es que como bien explica la sección gastronómica de El Español, puedes bajar la temperatura del té añadiendo agua fría o cubitos de hielo, siempre prestando atención a las cantidades para que no quede demasiado aguado.

12. Masa de pizza

Masa de pizza casera
Hardy Kloßek

Pixabay

Sábado noche, estás en casa y te apetece una pizza mientras ves una película, pero no tienes y tampoco quieres gastar dinero en pedir comida a domicilio.

No hay problema, con unos pocos ingredientes puedes hacer una masa de pizza crujiente y fina, según el conocido cocinero, Karlos Arguiñano.

Su elaboración consiste en mezclar harina, agua, aceite de oliva y sal. No hace falta echarle levadura, pero sí es muy importante amasarlo todo bien durante varios minutos, hasta que no se pegue a ninguna superficie.

Tras echarle todos los elementos que quieras por encima, tomate, queso, huevo, salchichas o incluso piña, si eres fan de las pizzas hawaianas, se hornea a 180º durante unos 15 minutos, dependiendo del horno y ¡listo!

13. Palomitas de maíz sin aceite

Palomitas de maíz caseras sin aceite
Pexels

Pixabay

Ver una película sin palomitas de maíz no es ver una película en condiciones. Aunque siempre se han visto como un snack poco saludable, sí que existen alternativas mas light, que lo convierten en el aperitivo perfecto.

El diario Información ofrece, en su sección de gastronomía, una receta de palomitas de maíz sin aceite, perfecta para aquellos que quieran cuidar su alimentación. Para ello, solo necesitas diez minutos libres, granos de maíz, un poco de agua y sal.

Tienes dos opciones en cuanto a la elaboración: usar el microondas o una olla. El proceso es el mismo, la única diferencia es que si las haces en el microondas, no ensuciarás tanto y no tendrás que estar removiendo la olla varias veces para que no se te quemen. Basta con esperar a que el aparato comience a sonar indicando que se ha agotado el tiempo. 

14. Velas

Velas caseras
Pixnio

Pixnio

Las velas son un elemento de lo más versátil. Sirven tanto para decoración, como para aromatizar, para iluminar una sala o para dar masajes. La revista de decoración El Mueble, explica las claves para hacerlas de una forma rápida y sencilla. 

¿Qué ingredientes necesitas? Pues apunta: cera de soja, manteca de karité, aceite de almendras o de oliva y aceite esencial (a elegir). 

La fabricación de velas es algo más elaborada, así que también vas a necesitar un tarro esterilizado, un medidor de cristal, hilo de algodón, tijeras y un palo de madera. 

Tras realizar todo el proceso, debes esperar a que se solidifique y ¡listo! Ya tendrías tu vela natural. Además, también sirve de aceite para masajes corporales si la derrites. 

15. Bombas de baño

Bombas de baño caseras
StockSnap

Pixabay

¿A quién no le gusta disfrutar de un baño relajante? Si además añades una bomba de baño, una bola efervescente de aceites y aromas, tus sentidos se verán estimulados y ayudará a que tu cuerpo se sienta más descansado. 

Su elaboración es bastante sencilla y el centro informativo de bricolaje Hudson Reed te lo explica.

Consiste en mezclar todos los ingredientes: bicarbonato de sodio, ácido cítrico, aceites esenciales, colorante y agua, y colocarlos en un molde durante uno o dos días. Después, al sacar la bomba del recipiente, es importante dejarla secar durante unas dos horas alejada de la luz del sol.

A modo de consejo, es importante saber que deberían usarse lo antes posible, ya que con el tiempo suelen perder su efervescencia. 

16. Tizas con cáscara de huevo

Tizas caseras
Alicja

Pixabay

Si quieres fomentar la creatividad de tus hijos o simplemente necesitas ayudarle con sus deberes y no te quedan tizas para usar la pizarra, el Jardín Infantil Charlie Brown te explica cómo hacerlas de una forma barata y sencilla. 

Es tan fácil como lavar las cáscaras de huevo y molerlas, mezclarlas con el resto de ingredientes, harina, agua caliente, y colorante alimenticio, de manera que te va quedando una pasta.

Después le das forma de tiza y la enrollas en papel. El proceso es un poco largo, no apto para impacientes, ya que una vez terminadas, tendrás que esperar hasta 3 días para que se sequen y se puedan utilizar. 

17. Plastilina

Un niño jugando con plastilina
Pexels

Pexels

Esta cuarentena ha dado para mucho y, con las tiendas y espacios públicos cerrados, no ha sido fácil mantener entretenidos a los niños durante todo el día. 

Un material que triunfa entre los más pequeños es la plastilina y su capacidad moldeable. Es tan fácil de hacer que solo necesitas 5 minutos, sin cocción ni agua caliente y, además, es biodegradable. Así lo explica Trucos de Familia en un vídeo

Para ello necesitarás: harina, aceite, sal fina, agua y colorante alimenticio para dar un poco de color.

Lo más importante del proceso es el aceite, ya que en función de la cantidad que añadas, te quedará una masa más pringosa y blanda o más seca y dura. La clave es ir echando poco a poco en función de tus gustos. 

18. Huerto de pared con botellas de plástico

Huerto de pared con botellas de plástico
boonsom

Getty Images

Si siempre has soñado con tener un huerto, pero no tienes espacio suficiente, unComo.com lo soluciona con botellas de plástico, tijeras o cúter, tornillos, un mechero, un lápiz, una cuerda fina y una pared. 

La idea es que quede un huerto de pared, donde las botellas de plástico actúen como macetas de sujeción. 

Un consejo: haz marcas en la pared para que sepas dónde va a ir cada una y que no se choquen unas con otras y acaben enredándose. También hay que tener en cuenta la cantidad de agua que eches a la hora de regarlas, para que no tengan un exceso y la botella pese demasiado. 

19. Mascarilla de tela

Un hombre con una mascarilla en plena pandemia del coronavirus
Reuters

Las mascarillas han jugado un papel esencial en la crisis de la pandemia del coronavirus. Su uso en muchos países es obligatorio y parece que han llegado para quedarse. 

Es por eso que muchísimas personas se están lanzando a hacerlas en casa, pero hacerlas bien no es tarea fácil. 

Desde la Academia y Estudio de Moda Asun Domínguez, explican el proceso de fabricación paso a paso con un sencillo vídeo tutorial, siguiendo las recomendaciones de expertos para que uso sea efectivo. 

Para ello se necesitan materiales como una tela gruesa de algodón, como sábanas, un retal y una goma o cordón para sujetarla.

Además, es importante desinfectarlas después de cada uso (unas 3 horas) y lavarlas con agua caliente, a 60º, y lejía para que asegurar la protección contra el virus. 

20. Pantalla facial protectora

Mujer con pantalla de protección facial en un supermercado

Getty Images

Otro de los accesorios de seguridad por excelencia durante la pandemia del coronavirus han sido las pantallas de protección facial. 

Este artículo de El Español explica todos los pasos a seguir para confeccionarlas. Necesitarás cinta de carrocero o Krepp, láminas de propileno, un trozo de cuerda o goma y un punzón.

El procedimiento es sencillo: se corta la lámina de propileno de manera que el tamaño abarque toda la cara, luego en la parte superior se le añade la cinta de carrocero y se hace un agujero con el punzón en cada extremo de la cinta para introducir un trozo de la goma. Finalmente, se atan dichas gomas para ajustarla a la cabeza. 

Además, en la web del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo puedes encontrar más guías sobre la fabricación de material de protección contra el COVID-19. 

Otros artículos interesantes:

Aprende a escoger e instalar tú mismo el césped artificial para terraza con estos sencillos trucos

Este scooter eléctrico plegable de 3 ruedas puedes montarlo tú mismo

Cómo cocinar recetas de carbohidratos más saludables: la pasta recalentada engorda menos que caliente