Pasar al contenido principal

El arquitecto español que diseñó el Santiago Bernabéu critica que lleva 10 meses esperando una respuesta tras denunciar un plagio en Marruecos

El diseño del Gran Estadio de Tetuán de Estudio Lamela.
El diseño del Gran Estadio de Tetuán de Estudio Lamela. Estudio Lamela
  • En enero de este año, un prestigioso arquitecto español denunció que un exsocio suyo había "usurpado" un diseño para construir el nuevo Gran Estadio de Tetuán, en Marruecos.
  • Se trata de Carlos Lamela, el 'arquitecto del Real Madrid', responsable de la reforma de 2002 del Santiago Bernabéu, de las torres Colón o de la terminal 4 de Barajas, entre otros megaproyectos.
  • Desde que El Confidencial informó sobre esta presunta "usurpación", el arquitecto se ha reunido con el ministro de Planificación Territorial de Marruecos y con responsables de la Orden Nacional de Arquitectura del país vecino.
  • Diez meses después, el prestigioso profesional español dice estar "desmoralizado": no ha habido avances hacia el pretendido "acuerdo amistoso".
  • Lamela exige una compensación porque su prestigio profesional "no se puede poner en juego".
  • La polémica se mantiene mientras España y Portugal estudiaban presentar una candidatura con Marruecos para albergar el Mundial de fútbol de 2030. Lamela elevará el caso a la FIFA y a Europa.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Un arquitecto español lleva más de diez meses esperando que las autoridades marroquíes resuelvan un conflicto con un profesional alauita al que acusa de haberle plagiado el diseño del Gran Estadio de Tetuán, todavía en construcción.

Arriba se puede ver el diseño del Estudio Lamela. El que sigue es el diseño ganador que presentó un arquitecto marroquí:

Gran Estadio de Tetuán, diseño ganador de Nawfal Bakhat.
Gran Estadio de Tetuán, diseño ganador de Nawfal Bakhat. Aedis Projects

La historia se engrandece a medida que se descienden a los detalles: en el conflicto ha intervenido la Embajada de España en Rabat, el ministro de Planeamiento Urbanístico del reino alauita y la Orden Nacional de Arquitectos marroquíes.

La cosa no queda ahí: el arquitecto no es otro que Carlos Lamela.

Lamela es uno de los profesionales más prestigiosos del país. Se encargó en 2002 de plantear el actual diseño del estadio Santiago Bernabéu, así como de la ciudad deportiva del club blanco, en Valdebebas. Por eso se le conoce en ocasiones como 'el arquitecto del Real Madrid'.

En el haber de proyectos, su estudio también es responsable de edificios emblemáticos de la capital española como las torres Colón. U otros muchos trabajos en el extranjero. Lo que nunca pensó es que una colaboración con un socio marroquí le llevaría más de un año de quebraderos de cabeza.

Una denuncia de plagio del 'arquitecto del Real Madrid' que Bakhat insiste en negar

La historia se remonta a 2014, momento en el que Lamela firma un convenio de colaboración con un arquitecto marroquí, Nawfal Bakhat. El objetivo era participar juntos en un concurso abierto a todos los profesionales de la Orden Nacional de Arquitectos de Marruecos —homóloga del Consejo Superior de Colegios de Arquitectura de España—.

Leer más: Este es el sueldo de un arquitecto en España: lo que ganarás si obtienes el título y empiezas a trabajar en el sector

El proyecto licitado tenía por objetivo la construcción del Gran Estadio de Tetuán, cuya primera piedra puso el propio rey marroquí, Mohamed VI, acompañado de Bakhat. Efectivamente, el socio de Lamela ganó el concuso de ideas para construir esta infraestructura deportiva que albergaría más de 40.000 asientos.

Business Insider ha accedido a los mismos documentos que ya publicó El Confidencial el pasado mes de enero: el convenio de colaboración asignaba al estudio Lamela labores de consultoría, asesoría y subcontratación para ejecutar la oferta al concurso público marroquí, que presentaría Aedis Projects, el despacho de Bakhat.

El digital explicaba entonces que el porcentaje de participación y reparto de tareas era al 50% y que ambas partes se comprometían a firmar un protocolo definitivo en caso de que se ganara la licitación.

Cuando finalmente en 2015 se descubre que el ganador ha sido el despacho de Bakhat, Lamela mantiene contactos con su socio marroquí. Sin embargo, en una llamada telefónica, Nawfal Bakhat explica al prestigioso arquitecto español que los trabajos tendrán que posponerse.

No vuelve a saber nada hasta que encuentra en periódicos la imagen del rey Mohamed VI poniendo la primera piedra del nuevo estadio junto al propio Bakhat.

Bakhat (i) aparece detrás del rey Mohamed VI, en el centro, en la presentación del Gran Estadio de Tetuán.
Bakhat (i) aparece detrás del rey Mohamed VI, en el centro, en la presentación del Gran Estadio de Tetuán.

Maroc.ma

Hasta aquí lo conocido: la lucha de Lamela por reivindicar lo que es su diseño. Tras meses —años incluso— de denunciar esta "usurpación" a distintas instancias.

Por ejemplo, envió en 2018 a la Embajada de Marruecos en España un ejemplar del catálogo de su despacho, como prueba de que él había sido el responsable de diseñar el Gran Estadio de Tetuán. La respuesta de la Embajada marroquí fue para Lamela decepcionante: "Dicho libro enriquecerá la base documentaria de esta Misión Diplomática".

Ahora, lo nuevo.

10 meses desde que estallase la polémica y todavía no hay visos de solución

Tras la publicación de este artículo en El Confidencial, la Embajada española en Rabat se puso en contacto con Carlos Lamela y concertó una reunión con el ministro de Planeamiento Urbanístico marroquí y el arquitecto español. Fue el ministro el que dio orden a la Orden Nacional de Arquitectura Marroquí para que alcanzase un "acuerdo amistoso" con el señor Lamela.

Esta Orden concertó una segunda reunión entre el señor Lamela y el señor Bakhat. Tras varias reuniones y cruces de correos electrónicos, la Orden insistió en múltiples ocasiones en que tras escuchar a las dos partes están plenamente dispuestos en alcanzar una solución que comprenda un "acuerdo amistoso".

Pero han pasado diez meses y la lucha del estudio Lamela continúa.

Leer más: Dónde ver el fútbol esta temporada 2019/2020: estas son las ofertas y paquetes de cada operadora

"Quiero una solución. Desde el punto de vista de mi prestigio profesional, exigí que se reconociera el diseño del Gran Estadio de Tetuán como mío. Mi prestigio no se puede poner en juego", ha explicado el arquitecto a Business Insider, quien confirma que puso una "fecha límite" para encontrar una solución al tema: finales de agosto.

Ahora, lindando octubre, los problemas siguen siendo los mismos. Las obras por el Gran Estadio de Tetuán continúan sin que las autoridades marroquíes le reconozcan parte de la autoría al arquitecto español. A pesar del fracaso, el señor Lamela solo tiene buenas palabras para los servicios exteriores españoles: "El embajador, Ricardo Díez-Hochleitner, se ha portado excepcionalmente bien conmigo".

Pero para entender que incluso el ministro marroquí y los servicios diplomáticos hayan intervenido, hay que buscar la solución en el hecho de que Marruecos viene construyendo estadios sin parar desde hace décadas.

Cómo afecta esta polémica a la candidatura de España y Marruecos a acoger el Mundial de 2030

De hecho, Marruecos ha licitado y construido en los últimos veinte años varios "grandes estadios": además del de Tetuán, cuyo coste se estima en 80 millones de euros, se inauguró hace casi una década el Gran Estadio de Marrakech, para 45.000 personas y por 88 millones de euros.

Uno de los proyectos más recientes es el Gran Estadio de Casablanca, un estadio de 93.000 asientos cuya ejecución costará 2.000 millones de dirhams —188 millones de euros—.

El objetivo del reino alauita es potenciar sus múltiples candidaturas para organizar un mundial de fútbol de la FIFA. Lo ha intentado en reiteradas ocasiones, la última para la Copa del Mundo de 2026, pero fracasó. Ahora lo pretendía volver a intentar en una candidatura conjunta con España y Portugal.

Sin embargo, los países ibéricos han dejado de lado a Marruecos en el desarrollo de esta candidatura, según informaba RTVE el pasado mes de junio.

Un Carlos Lamela "cansado" a falta de soluciones: "Estoy totalmente desmoralizado"

El arquitecto español insiste en tener buenas palabras al servicio de exteriores de la Embajada española en Rabat. Buenas palabras que también extiende al ministro de Planificación del Territorio y Urbanismo, Abdelahad Fassi Fihri, y a la Orden Nacional de Arquitectos que preside Azzedine Nekmouche.

"El trato personal ha sido estupendo, he recibido mucha comprensión". "No tengo nada más que palabras de agradecimiento... salvo que se me ha olvidado, como si no existiese".

Business Insider ha constatado que desde que estalló la polémica tras la publicación del artículo en El Confidencial, el estudio Lamela ha mantenido varias conversaciones con los responsables ministeriales marroquíes y la Orden de Arquitectos. Sin embargo, casi diez meses después, no se ha resuelto nada.

Una de las últimas comunicaciones que mantuvo el despacho español con sus enlaces marroquíes fue este mismo mes, en el que el secretario de la Orden Nacional de Arquitectos de Marruecos, Rachid Boufous, recordaba al estudio de arquitectura que se había comprometido a dejar de mediatizar el caso.

Sin embargo, el propio Lamela explica en conversación con Business Insider que se impuso así mismo una fecha límite para resolver esta situación: a finales de agosto. Ya se linda octubre y por ahora no hay novedades, más allá de los esfuerzos que la Orden hace en llegar a un acuerdo amistoso, y que por ahora no se han traducido en hechos concretos.

El propio Lamela reconoce que este tema ya le "aburre" y ha dejado a cargo a sus asesores para defender su posición. Explica que da este "paso atrás" porque dice estar "totalmente desmoralizado".

Business Insider se ha puesto en contacto con el arquitecto marroquí, Nawfal Bakhat, para incluir su versión de los hechos. Ya en enero defendió que en ningún caso se trataba de un plagio y que Lamela pretendía iniciar contra él una campaña de difamación.

Sin embargo, en esta ocasión Bakhat todavía no ha atendido a la petición de comentarios de este medio, ni a qué tipo de acuerdo se espera que llegue Lamela con la Orden de Arquitectos de Marruecos.

Por su parte, asesores del estudio Lamela han advertido a Business Insider que ya trabajan en elevar este caso hasta la FIFA y a la Unión Europea.

Y además