Pasar al contenido principal

El carsharing amplía su negocio al alquiler por días para aprovechar el tirón del turismo nacional este verano

Carsharing Emov

  • Las consecuencias del COVID-19 han obligado a las empresas de carsharing a establecer protocolos de seguridad e higiene para mantener la confianza de los usuarios.
  • Wible y Free2Move han estrenado un servicio de alquiler por días, que permite disfrutar de los vehículos en un plazo de hasta un mes con interesantes condiciones.
  • Seat se plantea salir de Respiro, mientras que Volkswagen sigue la ruta hoja marcada: estrenar su servicio de coche compartido en España a finales de este año.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La emergencia sanitaria provocada por el coronavirus ha supuesto un duro revés para el carsharing. La cuarentena decretada en toda España ha hecho que muchas compañías cerrasen durante más de dos meses, como es el caso de Emov, que detuvo su servicio desde el pasado 23 de marzo hasta el 25 de mayo.

La llegada del coche compartido fue una revolución en la movilidad de las grandes ciudades y Madrid se posicionó como uno de los epicentros del carsharing en Europa. En noviembre de 2015, desembarcaba Car2Go (ahora Share Now). Con Emov, Wible y Zity, son los 4 operadores principales en el mercado nacional. Diversas fuentes estiman que, a finales de 2019, Madrid contaba con más de 600.000 usuarios registrados entre todas las compañías de coche compartido.

Carsharing Madrid

Ahora, arranca la era post-COVID con dudas, miedos, pros y contras. Por un lado, se espera que el miedo al contagio en el transporte público sea un impulso para el privado, pero la confianza del usuario puede verse perjudicada al tener que compartir vehículo con otros usuarios. No obstante, esta situación hace que tanto las empresas de carsharing como los fabricantes que invierten en este tipo de movilidad tengan que reinventarse. Y algunas de ellas ya lo están haciendo.

Leer más: Las 10 personas que están transformando cómo se mueve el mundo

Alquiler por días: un nuevo modelo de negocio

Wible, el carsharing de Kia y Repsol, ha sido la primera compañía en apostar por un nuevo servicio de alquiler por días, denominado Wible Más. Este nuevo producto permite disponer de un Kia Niro híbrido 3, 5, 7 o 14 días. La compañía se encarga de llevar el coche totalmente higienizado donde el cliente desee sin ningún coste adicional. Las tarifas de este servicio oscilan desde los 95 euros por 3 días, 150 euros por 5 días o 390 euros si se opta por alquilar el coche durante dos semanas.

Dada la aceptación que ha tenido este nuevo servicio entre los clientes de la compañía, Wible, finalmente, ha decidido ampliarlo hasta el 31 de agosto. El objetivo es ofrecer este producto todo el verano y aprovechar el potencial tirón del turismo nacional. De hecho, te podrás llevar el coche a la costa de toda España.

Carsharing Wible

En el caso de Free2Move, empresa perteneciente al grupo PSA, mantiene su alquiler de carsharing por minutos con Emov. Al mismo tiempo, acaba de presentar un nuevo servicio de alquiler flexible, que permite a los clientes disponer de un vehículo desde un día hasta un mes.

Esta solución ofrece un servicio 100% digital, que pone a disposición de los usuarios vehículos de todo el grupo (Peugeot, Citroën, DS y Opel), disponibles en más de 150 puntos de España, aprovechando la infraestructura que el grupo PSA tiene en nuestro país. Free2Move rent estará disponible 24 horas 7 días por semana y, en su tarifa, incluye la posibilidad de que haya 3 conductores distintos, seguro a todo riesgo y asistencia en carretera.

Leer más:El servicio de carsharing Zity recupera el 70% de su actividad en los primeros días de la nueva normalidad

Miedo al coche compartido… de momento

La consultora EY-Parthenon ha publicado el informe El día después. Nueva normalidad, ¿nueva movilidad? que revela las respuestas del consumidor al impacto del COVID-19 en el ámbito de la movilidad. El balance es claro: se da prioridad al vehículo propio (+27%), frente al uso del vehículo compartido (que cae entre un 38% y un 55%).

Carsharing Free2Move

Si se pregunta por el uso del carsharing, el 37% de los encuestados afirma que consumirá este servicio “más o menos igual”, el 26% “menos” y el 21% “mucho menos”. Otro impacto negativo para el coche compartido serán los nuevos posibles hábitos que aparezcan en la sociedad. Se prevé que aumente hasta un 70% el teletrabajo, el número de compradores online se ha duplicado durante el confinamiento y se espera un mayor tiempo de ocio en casa ante el aumento de suscripciones digitales por el coronavirus.

No obstante, no todos los datos son contraproducentes para el futuro del carsharing. En este mismo informe se indica cómo la mayoría de los consumidores volverá a utilizar los medios de transporte precrisis, una vez que esté superada la alarma sanitaria. Además, los incentivos y adecuación de la oferta pueden ser clave para restaurar la normalidad en este sector.

Zity ha anunciado ajustes en su tarifa, nuevas promociones y la ampliación de la validez de los pack ahorro adquiridos antes del estado de alarma hasta el 31 de diciembre. Todas estas medidas pretenden incentivar el retorno al carsharing.

La limpieza del vehículo, vital para la confianza del cliente

La higiene es primordial para evitar la desconfianza del usuario. Las compañías de carsharing, conscientes de ello, ponen sus esfuerzos para reforzar la limpieza de sus vehículos. “El coche no sólo debe estar limpio y desinfectado, además debe percibirse en las superficies y olores”, apuntan desde Wible.

Carsharing limpieza

Desde la reactivación de su flota, Zity —empresa controlada por Renault y Ferrovial— estableció nuevas normas de uso con el fin de evitar contagios. Para utilizar uno de sus más de 800 Renault Zoe será obligatorio el uso de mascarillas en el interior —la compañía las proporciona gratis—, se recomienda medirse la temperatura antes de usar el servicio y seguir las medidas de aforo que recomiendan las autoridades gubernamentales.

"Hemos incrementado la frecuencia de higienización de nuestra flota con patrullas itinerantes de limpieza para garantizar que nuestros vehículos se desinfectan todos los días. Nuestros operarios, equipados con los correspondientes equipos de protección individual (EPI), desinfectan las zonas de contacto más comunes antes de traerlos a nuestra base de carga. Una vez allí, se realiza un lavado exterior con especial atención a los principales puntos de contacto y después se pasa a la desinfección del interior, poniendo el foco en las zonas más conflictivas. Posteriormente, los vehículos son higienizados con máquinas de ozono y, para la recolocación en la calle, los conductores van equipados con equipos de protección desechables", explica Javier Mateos, consejero delegado de Zity.

Leer más: Martin Varsavsky, fundador de Jazztel, planea crear una flota de taxis autónomos en Europa en 2 años: los 3 obstáculos clave que existen

¿Un año perdido para el carsharing?

El COVID-19 ha supuesto más de dos meses en blanco para la gran mayoría de los sectores. Esto se traduce en un fuerte impacto para los resultados de las empresas. No obstante, según Carlos Blanco, CEO de Wible, el año todavía no está perdido: “Es indiscutible que los resultados están fuertemente impactados por la pandemia, acumulamos más de dos meses en los que el servicio no ha estado operativo, pero los números finales vendrán marcados sobre todo por la rapidez en la recuperación económica”, afirma a Business Insider España.

Carsharing flota Wible

Además, subraya cómo el coronavirus ha mejorado el modelo de Wible: “La idea de negocio de nuestra compañía no ha cambiado, ha evolucionado. Cuando volvamos a operar con el servicio por minutos, Wible tendrá la mejor oferta de carsharing en Madrid, posibilitando alquileres por minutos hasta 14 días (Wible Más) con todas las ventajas del coche compartido cero emisiones”.

Apoyo de las instituciones

Con el propósito de ofrecer un transporte seguro y limpio, Borja Carabante, delegado de Medio Ambiente y Movilidad del Ayuntamiento de Madrid, ha mostrado su apoyo público a este servicio de movilidad: “El carsharing es un medio de transporte limpio, seguro y accesible para todo el mundo. Por esta razón, el Ayuntamiento dedicará más espacios reservados a las empresas de vehículos compartidos en los nuevos aparcamientos disuasorios que se construyan, así como en zonas situadas junto a grandes nodos de transporte”.

Carsharing Zity

Estas declaraciones coinciden con la primera zona de aparcamiento exclusivo de carsharing ubicado en el entorno empresarial del recinto ferial de Ifema. La idea es instalar más espacios en otras zonas de la capital, entre las que se incluye a la almendra central, para aumentar el uso del coche compartido y reducir el transporte privado. El plan forma parte de la Estrategia de Sostenibilidad Ambiental Madrid 360 para cumplir con los objetivos de calidad del aire que marca la Unión Europea.

Leer más: Los expertos ponen nota a Tesla, Apple, Nvidia y otras 7 empresas que están desarrollando tecnología avanzada para los vehículos autónomos

Seat estudia salir del carsharing

En 2018, Seat entró de lleno en la movilidad compartida al comprar la startup española Respiro. Dos años después, la situación extraordinaria a raíz del COVID-19 ha provocado una caída en el número de usuarios tanto a corto como medio plazo. “Es una demanda que no se recuperará rápidamente ante la desconfianza a utilizar el transporte compartido”, apuntan fuentes del fabricante.

Carsharing Respiro

No obstante, la decisión de Seat no es un portazo definitivo, ya que, actualmente, está replanteado su estrategia y prioridades en los servicios de movilidad con el fin de asegurar su liquidez y encontrar las mejores soluciones tanto para Respiro como para sus empleados. Próximamente, la marca anunciará la decisión definitiva.

WeShare, el carsharing de Volkswagen, no retrasa su llegada a España

Los estragos del coronavirus no han cambiado, por el momento, los planes de Volkswagen con su carsharing, denominado WeShare. El fabricante alemán quiere que su servicio de movilidad compartida sea una realidad en nuestro país a finales de 2020. WeShare llegará a la capital respaldada por su éxito en Berlín, donde cuenta con más de 50.000 usuarios registrados. Madrid será una de las ciudades europeas junto a París, Budapest o Milán en contar con sus servicios.

Su flota será 100% eléctrica, pero todavía no se conoce la flota de vehículos que repartirá por la capital. Los modelos serán el e-Golf y e-Up. Posteriormente, el ID.3 también estará presente en la gama, ya que las entregas de las primeras unidades a sus clientes están previstas para septiembre de este año. Además, Volkswagen ya ha anunciado que la nueva generación del Golf no contará con versión eléctrica.

Y además