Despega el ensayo clínico para probar la primera vacuna nasal contra el alzhéimer: la esperanza está en el sistema inmune

Alzheimer

Getty Images

  • El Hospital Brigham and Women en Boston (Massachusetts), está a punto de iniciar un ensayo clínico en Fase I de una nueva vacuna nasal destinada a prevenir y retrasar la progresión del alzhéimer, la enfermedad neurodegenerativa más diagnosticada del mundo.
  • El líder de la investigación Howard Weiner, del Centro Ann Romney de Enfermedades Neurológicas del hospital, calificó el ensayo como un "hito notable", tras dos décadas acumulando evidencia preclínica que sugiere un gran potencial para este spray antialzhéimer.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

En la actualidad todavía no existe cura para la enfermedad del alzhéimer, pero sí constantes esfuerzos por hallar formas de combatirla, retrasar su progresión o conocer más sobre sus causas y subtipos

El incremento del alzhéimer en las últimas décadas ha convertido este síndrome de deterioro de la función cognitiva en un problema de salud pública a nivel mundial: acapara entre un 60% y un 70% de los casos y en 2030 podría afectar a unos 75 millones de personas.

Hoy estamos un paso más cerca que ayer de combatir esta enfermedad: esta semana se ha iniciado el primer ensayo clínico en humanos de la vacuna nasal para el alzhéimer. Esta prueba en fase I representa la culminación de 20 años de investigación llevada a cabo en Hospital Brigham and Women en Boston y dirigida por Howard L. Weiner. 

Tal y como explican en el comunicado oficial, este spray nasal antialzhéimer utiliza el modulador inmunológico Protollin, un agente intranasal en investigación que estimula el sistema inmune. Está compuesto de proteínas derivadas de bacterias y que ha empleado anteriormente de forma segura en humanos como adyuvante de otras vacunas. 

El modulador está diseñado para activar los glóbulos blancos, que se encuentran en los ganglios linfáticos de los lados y la parte posterior del cuello, y que migren al cerebro para desencadenar la eliminación de las placas de beta amiloide, una de las características distintivas de la enfermedad.

I-Mab Biopharma (I-Mab) y Jiangsu Nhwa Pharmaceutical (NHWA) son las compañías responsables del desarrollo, fabricación y comercialización de Protollin.

El sistema inmunológico puede tener la llave

"El lanzamiento del primer ensayo en humanos de una vacuna nasal para el Alzheimer es un hito notable", dijo Weiner. 

El responsable explica que si los ensayos clínicos en humanos muestran que la vacuna es segura y efectiva, podría constituir un tratamiento no tóxico para las personas con Alzheimer, y también podría administrarse de forma temprana en personas de riesgo para prevenir su aparición. 

Se trata de una vía totalmente nueva para potenciar la curación de las enfermedades neurodegenerativas, basada en la creciente evidencia de que el sistema inmunológico juega un papel clave en la eliminación de la beta amiloide. 

"Esta vacuna aprovecha un nuevo brazo del sistema inmunológico para tratar el alzhéimer", comenta por su parte Tanuja Chitnis, profesora de Neurología en Brigham e investigadora principal del ensayo.

En cuanto a las características del ensayo clínico en fase I, este contará con 16 participantes, que serán inscritos en el Ann Romney Center. Todos los sujetos del ensayo cuentan con entre 60 y 85 años de edad y tienen diagnosticado alzhéimer temprano y sintomático. 

Los participantes deben gozar de buena salud general y no se espera que ninguna enfermedad interfiera con el estudio. Otro requisito es haber tenido una exploración por TEP con amiloide positivo. Los participantes recibirán dos dosis de la vacuna nasal con una semana de diferencia.

El objetivo principal del ensayo de fase I será determinar la seguridad y tolerabilidad de la vacuna nasal. Se medirán sus efectos en la respuesta inmune de los participantes, incluidos sus efectos sobre los glóbulos blancos, mediante el examen de marcadores de superficie celular, perfiles genéticos y ensayos funcionales.

Los ensayos clínicos de fase I están diseñados para establecer la seguridad y la dosis de un posible nuevo medicamento. Si va bien, se necesitaría una prueba mucho más grande para probar su eficacia.

El pasado mes junio, la FDA aprobó el primer fármaco nuevo para el Alzheimer en 20 años: Aduhelm de Biogen. Sin embargo, la decisión generó controversia tras las advertencias de asesores independientes de que no se había demostrado que el fármaco contribuyese al retraso de la enfermedad. 

Otros artículos interesantes:

Esta molécula descubierta por casualidad en un laboratorio podría tener la llave para curar enfermedades como el alzhéimer, el párkinson o la ELA

Un estudio elaborado durante más de 20 años demuestra un vínculo entre el colesterol y enfermedades como el alzheimer o la demencia senil

Esta es la comida que deberías eliminar de tu dieta para no aumentar el riesgo de demencia

Te recomendamos

Y además