Pasar al contenido principal

Las aseguradoras planean convertirse en proveedores de seguridad para proteger su negocio de Amazon, Google o Facebook

  • Business Insider España celebró hace unos días su VII Smart Business Meeting, en el que reunió a grandes directivos del sector asegurador español para debatir sobre los desafíos a los que se enfrenta la industria en un escenario marcado por la pandemia del coronavirus.
  • El CEO de Axel Springer España, Manuel del Campo, moderó un debate en el que participaron Marcos García March, CEO de Verti en España; Andrés Romero, director general de Santa Lucía; Óscar Herencia, director general de Metlife España y Portugal y vicepresidente para el Sur de Europa; y Pilar Santamaría, directora general de SCOR Life en Europa Occidental y Latinoamérica.
  • La mesa contó con la participación de Antonio Núñez Martín, senior partner en Parangon Partners y uno de los headhunters de referencia en España.
  • Durante la cita, los ponentes abordaron la responsabilidad del sector en estos meses cruciales, las principales medidas adoptadas y el futuro de la industria en un mundo pospandemia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Las aseguradoras siempre han vivido con la tranquilidad de conocer su negocio y de saber que en un mundo de tan difícil acceso y términos tan complejos, su feudo estaba a buen recaudo.

Pero las cosas han empezado a cambiar. Frente a la industria de toda la vida, hay otra que está llamando a las puertas.

Se trata de las firmas de tecnología, como Google, Facebook o Amazon, cuyo músculo no reside en la confianza de los clientes o la experiencia de años en el negocio, sino en la enorme cantidad de datos que atesoran. Las aseguradoras lo saben, y ya se han puesto manos a la obra.

Business Insider España celebró hace unas semanas su VII Smart Business Meetingun encuentro de ocasión que reunió a destacados directivos del sector de los seguros para analizar la transformación que han vivido como colectivo, los cambios que ha sufrido la industria en los últimos tiempos y las enseñanzas que aplicarán de cara al futuro, en parte, para adaptarse a esta nueva tendencia en su modelo de negocio.

Leer más: Pólizas sencillas, rápidas y personalizadas: la estrategia de las aseguradoras para mejorar su reputación

Tanto para mejorar su reputación como para adaptarse a los nuevos competidores, el mundo del big data es clave para personalizar las pólizas y hacer de cada seguro un elemento diferencial en función de lo que desee el cliente. Según Pilar Santamaría, directora general de SCOR Life en Europa Occidental y Latinoamérica, el cambio de modelo hacia este contexto no sólo es inevitable, sino que ya se está dando en las principales empresas del sector.

Hasta ahora, los datos eran limitados y se utilizaban para, valga la redundancia, asegurar los posibles problemas que pudieran surgir, por lo que jugaba un papel clave la experiencia: saber a qué riesgos atenerse dependiendo del cliente, y aconsejar una u otra póliza en función de cada caso. Ahora todo ha cambiado. Cuantos más datos, más se pueden personalizar las ofertas.

En un negocio normal, eso supondría un problema de privacidad —"¿cómo van a estar manejando mis datos?"—, pero precisamente el universo de las aseguradoras supone una de las poquísimas excepciones en las que esto no se vuelve en su contra. Un estudio de The Cocktail sobre este punto arroja datos demoledores: el 70% de los usuarios están dispuestos a ceder sus datos a las aseguradoras a cambio de una oferta personal.

Santamaría observa estos datos como una oportunidad para que el sector crezca y mejore, pero tampoco es celosa con los nuevos competidores con más experiencia en este ámbito.

Leer más: Las aseguradoras se lanzan a la caza de los ciberriesgos en tiempos de coronavirus

"No hay que tener miedo a Google, Facebook o Amazon: el único riesgo en todo caso es que se conviertan en proveedores de seguridad y nos conviertan en una commodity", sentencia. Evitarlo no es tarea fácil a día, y el consejo de la directiva de SCOR Life es tremendamente atrevido: "¿Por qué no somos nosotros los que nos convertimos en proveedores de seguridad y tranquilidad?".

Según Santamaría, el sector ha tenido históricamente "unas barreras de entrada" que ha protegido a las empresas de la irrupción de nuevos competidores, como estas grandes tecnológicas, pero si algo caracteriza al negocio de los seguros es su capacidad de adaptación. "Estábamos malacostumbrados, pero hay que verlos [a Google, Facebook o Amazon] como una fuente de inspiración", concreta, por lo que ahora hay que dar el paso antes que ellos.

En este caso, las grandes tecnológicas nos han acostumbrado a ceder datos como consumidores y monetizarlos a cambio de algún servicio, y esta parece ser la nueva visión de las aseguradoras.

"Este enfrentamiento de fuerzas sólo puede jugar en favor de que la oferta sea mejor. Van a traer valor añadido, seguramente algunas prácticas que han aprendido de otros sectores, pero ellos también tendrán que aprender mucho del mundo de los seguros", menciona Óscar Herencia, director general de Metlife España y Portugal y vicepresidente para el Sur de Europa.

Herencia es optimista con respecto a los nuevos players y el papel que jugarán en el sector, cada vez más abrazado a alternativas hasta ahora embrionarias, como los seguros por ciberriesgos o pólizas planteadas para situaciones excepcionales. El coronavirus, claro, ha acelerado toda esta transformación.

También de cara a temas tan sensibles como la mortalidad.

Leer más: "El coronavirus ha provocado un aplanamiento en las estructuras directivas", según el director general de Metlife en España y Portugal

En una situación normal, dice Andrés Romero, consejero director general de Santa Lucía, el reto demográfico y la mayor esperanza de vida ha llevado a las compañías a experimentar con cuestiones como las llamadas hipotecas inversas, una fórmula para mayores que consiste en convertir a dinero líquido el valor que representa su vivienda, sin perder los derechos de titularidad.

Ahora hay una pandemia que afecta sobre todo a este segmento de la población, pero el enfoque sigue siendo el mismo a la espera de que la situación se normalice. Según Romero, la perspectiva debe ser el bienestar de los mayores con cuestiones enfocadas a las rentas, complementar el sistema público de pensiones y la Seguridad Social, entre otras ayudas, y garantizar su bienestar durante más tiempo.

"La cuestión es cómo somos capaces de buscar soluciones para dar respuesta a un problema: a mayor esperanza  de vida y mayor longevidad, cómo seremos capaces de complementar al sistema público para que esas personas, que vamos a vivir más, podamos seguir viviendo de una forma adecuada", resume el directivo.

Con el patrocinio de Havas Media Group y el agregador de noticias Upday

Y además