Pasar al contenido principal

Así afecta la cafeína a tu cuerpo y mente

Cafeína
Sorbis/Shutterstock.com
  • La cafeína tiene varios efectos sobre la salud de tu cuerpo y mente.
  • Dependiendo de cómo la consumas, puede mejorar la memoria, el rendimiento físico y ser buena para el corazón.
  • Demasiada cafeína también puede causar irritación o ansiedad.

Muchos de nosotros no podemos empezar el día sin un chute de cafeína.

Hay varias bebidas cafeinadas que afectan a la salud de diferente forma. El propio café parece estar asociado a varios efectos positivos para la salud, incluido el de reducir el riesgo de sufrir cáncer, mejorar el funcionamiento del hígado o un menor riesgo de declive congnitivo. Sin embargo, otras bebidas con cafeína como las energéticas tienen sorprendentes niveles de azúcar, que pueden tener un impacto negativo.

La cafeína en sí puede hacer muchas cosas, como mejorar el rendimiento deportivo, la memoria -según un estudio reciente- e incluso el funcionamiento del corazón.

Este popular estimulante tiene efectos positivos y negativos. Hace que nos sintamos más alerta, despiertos y concentrados, pero tomar demasiado puede provocar el temido efecto rebote.

También afecta a varios procesador de nuestro organismo, como la digestión, el metabolismo y la vista.

Esto es todo lo que ocurre una vez que te tomas tu taza de café.

La cafeína es la droga psicoactiva más popular del mundo

Una de las cosas que rara vez se mencionan acerca de la cafeína es que, en realidad, es una droga. De hecho, es la droga psicoactiva más popular del mundo, y probablemente por eso no pensamos en ella como droga.

La cafeína tiene efectos psicoactivos y cambia la forma en la que sentimos e interactuamos con el mundo que nos rodea. Sólo hay que pensar en la cantidad de nosotros que somos incapaces de pasar un día entero sin ella.

Charles Czeisler, neurocientífico de Harvard, ha elaborado una hipótesis acerca de la cafeína, que combinada con la electricidad ha permitido a la humanidad romper los patrones naturales de sueño, escapándose del ciclo normal solar. Este cambio, escribió en National Geographic, hizo posible la "gran transformación de la economía humana de la granja a la fábrica".
 

Nos hace estar alerta, al menos por un rato

Es normal sentirse cansado a medida que el día avanza. Nuestro cerebro naturalmente produce una molécula llamada adenosina desde que nos levantamos hasta que nos vamos a dormir. Los científicos creen que nos ayuda a dormir por las noches.

La cafeína puentea este proceso natural imitando a la adenosina en el cerebro. Va directamente a los receptores que deben procesar la adenosina, expulsándolos de su camino. Como resultado, nos sentimos más despiertos.

Llegado un momento, los niveles de adenosina reaccionan y fabrican nuevos receptores para esta molécula inductora del sueño.

Es el motivo por el que una taza de café matinal puede convertirse en otra más. Cuantos más receptores tengas, más cafeína necesitarás.
 

Un metaanálisis reciente descubrió que la cafeína mejora el funcionamiento del corazón

Muchos investigadores han asumido que la cafeína puede causar problemas a gente con problemas cardíacos como arritmias (latidos irregulares).

Pero un reciente análisis de estudios descubrió que esto parece no ser verdad. Viendo los datos de más de 330.000 participantes, descubrieron que los latidos irregulares decayeron entre un 6 y un 13% en bebedores de café regulares. Este mismo metaanálisis halló que las personas que no han sufrido infartos peso consumen cafeína (una media de 353 mg al día, o un poco más de tres tazas) tienen mejor frecuencia cardíaca que los que no lo hacen.

Los investigadores piensan que al bloquear la adenosina, la cafeína puede recudir los riesgos para el corazón, ya que esta molécula es culpable de algunas arritmias.
 

Mejora tu humor.

Cafeína
Flickr/Jorien Janssen

Como estimulante del sistema nervioso central, la cafeína no sólo te hace estar más alerta, sino que mejora tu humor.

Esto se debe al mismo efecto bloqueador de la adenosina que te hace mantenerte alerta. Bloqueando esta molécula y su efecto relajante, la cafeína hace que la dopamina y glutamina (otros estimulantes naturales producidos por tu cerebro) corran libres, haciéndote más alerta, menos aburrido y de mejor humor.

De forma interesante, varios estudios han conectado la cafeína y un reducido riesgo de depresión, sobre todo cuando se consume en forma de café. La investigación incluso ha sugerido que la cafeína reduce el riesgo de suicidio, al menos para los hombres. En cualquier caso, al menos uno de estos estudios encontró un vínculo sólo con el café cafeinado, no con el té, aunque otros encuentran el mismo efecto en el té.
 

La cafeína también sube los niveles de adrenalina, algo que puede hacernos irritables.

La cafeína excita tus células cerebrales, algo que le dice a tu glándula pituitaria que hay una emergencia. La pituitaria le dice a las glándulas adrenales (bajo los riñones) que llenen la sangre con adrenalina.

Es la hormona tras la respuesta "lucha o vuelo". La adrenalina nos permite enfrentarnos a una situación difícil o huír de una. En este estado de excitación solemos ser más irribables, ansiosos y mucho más emocionales.

Aunque esto puede ser útil cuando queremos huír de alguien o defendernos en una pelea, esta hormona agresiva hace poco por mejorar situaciones delicadas como una negociación o responder a un mensaje.

Mejora la memoria

La cafeína ha demostrado ser capaz de mejorar ciertos tipos de memoria, especialmente la capacidad para recordar listas de palabras e información concisa, según algunos -aunque no todos- estudios. Algunas investigaciones muestran que ayuda a que esas memorias se "fijen" en el cerebro, haciendo más fácil recordar esa información.

Esta mejora, sin embargo, parece ser más sólida en personas que no están enganchadas a la cafeína.

Un estudio reciente también indica que las personas extrovertidas mejoran más su memoria gracias a la cafeína que las que son introvertidas. Esto puede explicar por qué algunos estudios han probado un efecto más significativo que otros. Stephen Braun, autor de "Buzz: The Science and Lore of Alcohol and Caffeine" explica que las reacciones individuales a la cafeína varían mucho. Mientras que unas personas pueden mejorar bajo sus efectos, puede que a otras les resulte imposible hacer cualquier cosa.

Demasiada cafeína puede provocar un descenso del rendimiento

Mejora tu capacidad de concentración.

Una de las razones más comunes por las que la gente bebe café o té es porque les ayuda a concentrarse en una tarea, y no es de extrañar: uno de los efectos más claros de la cafeína es una mejora en la capacidad de concentración, especialmente para las personas que están cansadas.

La investigación demuestra que los conductores profesionales que cubren grandes distancias tienen muchas menos probabilidades de sufrir un accidente si han consumido cualquier tipo de cafeína, desde café a té, pasando por píldoras o bebidas energéticas.

En cualquier caso, la mayoría de la gente también sufre nervios por el exceso de cafeína, y es normal tener dificultades para concentrarse después de consumir más de la cuenta.

Algunos de los beneficios de la cafeína se producen precisamente porque estamos enganchados a ella.

Cafeína
Flickr/Danielle Bos

Algunos estudios sugieren que los efectos perceptibles de la cafeína no son realmente beneficios.

Según indican estas investigaciones, todos los efectos positivos de la cafeína, desde la mejora en el humor hasta la de la concentración, no son más que el resultado inmediato de una dosis que revierte los efectos negativos del síndrome de abstinencia generado por no haber tomado cafeína antes.

En otras palabras, cuando alguien que está enganchado al café deja de tomarlo, se siente más cansado y menos despierto. Cuando comienza a beberlo de nuevo, su rendimiento puede incrementarse porque su cerebro ya es  adicto a la cafeína.
 

Puede aplacar el hambre, pero durante poco tiempo.

Una taza de café calma el apetito durante un breve período de tiempo, pero no hay evidencia que sugiera que tomar cafeína regularmente pueda mentener las punzadas del hambre al raya o ayudar a perder peso.

La mayoría de los estudios sobre los efectos de la cafeína sobre el apetito ha sido realizado en animales o en una muestra muy reducida, haciendo complicado decidir si sus conclusiones se pueden aplicar de forma más amplia.

La cafeína ayuda a algunos medicamentos a hacer efecto más rápidamente.

Si alguna vez has sufrido migraña, probablemente has probado el Excedrin, un medicamente recomendado para este tipo de dolores de cabeza. Además de los ingredientes tradicionales como ibuprofeno y acetaminofeno, el Excedrin también tiene cafeína.

Eso es porque hay evidencia que demuestra que la cafeína puede ayudar a los analgésicos como el acetaminofeno (el principio activo del Tylenol) y la aspirina, haciendo que el efecto sea más rápido y duradero.

En estudio de 2007 realizado con una muestra de 24 personas que tomaron una combinación de cafeína y acetaminofeno o un este segundo compuesto junto con un placebo probó que aquellos que habían tomado la primera mezcla mostraron una mayor mejoría, además de sufrir los efectos positivos durante más tiempo.
 

Es una de las mejores ayudas al rendimiento deportivo que existen.

La cafeína es una de las sustancias para mejorar el rendimiento deportivo más utilizadas.

"Si puedes tolerarla, parece ser lo máximo a la hora de mejorar el rendimiento" comentó a The Atlantic el fisiólogo deportivo Matthew Ganio.

Dosificada correctamente -y asumiendo que no es simplemente el regreso de un adicto a sus niveles normales- puede darle a los deportistas una mejora notable, siempre que no la utilicen en exceso en su día a día.
 

La cafeína se mantiene en el organismo durante bastante tiempo

¿Alguna vez te has preguntado si esta taza de café de la tarde te va a mantener despierto por la noche?

Toma unas 5 o 6 horas depurar la mitad de la cafeína que has consumido, así que una taza a las 16:00 puede hacer sentir sus efectos hasta las 22:00.

Es suficiente para mantenerte despierto, así que tómala en consecuencia.
 

Te puede dar acidez de estómago

Cafeína
Shutterstock

Aunque una taza caliente de café puede aliviarte si tienes frío o estás cansado, también provoca acidez de estómago. Esto puede ser especialmente grave si tienes úlceras.
 

El consumo regular de café se asocia a una mayor esperanza de vida

Dos estudios recientes y bastante importantes han encontrado evidencia que prueba que la gente que bebe mucho café tiene menos probabilidades de morir prematuramente.

Los investigadores que han analizado la dieta y datos de cientos de miles de individuos afirman que los consumidores habituales de café tienen menos papeletas para sufrir enfermedades cardíacas, cáncer y diabetes, entre otras enfermedades.

En cualquier caso, el café descafeinado parece tener efectos similares, así que incluso si quieres reducir tu consumo de cafeína, no necesariamente tienes que dejar de tomar café.

Te puede interesar