Pasar al contenido principal

Así afecta al resto de mercados el desplome del 10% de la lira turca: BBVA cierra con una caída del 5,16%

Traders en Wall Street.
Drew Angerer / Getty Images
  • La tensión que rodea a Turquía lleva a la lira turca a mínimos históricos frente al dólar.
  • Las sanciones de Estados Unidos por la detención de un clérigo por parte del Gobierno de Recep Tayyip Erdogan amenazan el flujo de entrada de divisas en Turquía.
  • El Banco Central Europeo ha encendido las alarmas al avisar sobre el posible efecto contagio que puede tener la debacle de la lira por la exposición de algunos valores europeos al mercado turco. BBVA, entre los principales posibles afectados según el Financial Times.

Tras la declaración del BCE, la lira turca ha marcado esta mañana un nuevo mínimo histórico al perder un 10% de su valor respecto al dólar y alcanzar las 6,2 liras por billete verde. Una caída que se ha agudizado por la tarde tras anunciar el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que aumentaba los aranceles al acero y al aluminio turco. 

Las relaciones entre ambos países no atraviesan su mejor momento, ha dicho Trump. El conflicto diplomático entre Turquía y Estados Unidos por la detención de un religioso estadounidense al que se acusó de participar en el intento de golpe de Estado amenaza a la entrada de divisas en el país euroasiático por la posible interposición de sanciones. 

Por otro lado, el gran aumento de la inflación — que acumula un incremento del 16% en lo que va de año — y la inacción del banco central turco controlado por un Erdogan que se resiste a subir los tipos de interés, son algunos de los motivos que también explican la debacle de la lira turca.

La inestabilidad de la lira turca amenaza ya a algunos de los mercados europeos, por la exposición de algunas empresas a Turquía. Las turbulencias han llegado a estas plazas después de que el Banco Central Europeo haya expresado su preocupación por la solvencia de los principales prestamistas turcos debido a las fuertes caídas de la lira turca, según explica el Financial Times, y por la exposición de algunos valores europeos entre los que se incluye el banco español BBVA al mercado turco.

Leer más: El desplome de la lira turca arrastra a los bancos llevando al Ibex 35 a caer un 0,88%

Al hacer pública su preocupación al respecto de la economía turca, el BCE ha hecho una mención especial a tres bancos europeos a los cuáles considera especialmente expuestos a este problema. Según el Financial Times, el supervisor europeo considera al banco español BBVA, al italiano UniCredit y al francés BNP como los más frágiles ante la debacle turca al contar con importantes operaciones en la zona.

A esto se suma, que los bancos españoles son los que registran una mayor exposición a Turquía. Los datos del Banco de Pagos Internacional (BIS por su sigla en inglés) consultados por Europa Press registran que la banca española cuenta con 80.898 millones de dólares (70.848 millones de euros), cifra que representa el 36,2% de la exposición de la banca internacional al país otomano. 

De este total, alrededor de 2.376 millones de dólares (2.084 millones de euros) corresponden a contrapartes del sector bancario de Turquía, mientras que 19.255 millones de dólares (16.886 millones de euros) son deudas del sector público y otros 59.266 millones de dólares (51.978 millones de euros) a su exposición al sector privado no bancario turco. Los bancos franceses aparecen en segunda posición con un riesgo de 35.145 millones de dólares (30.826 millones de euros), mientras que la banca italiana es la tercera más expuesta a Turquía, con 18.489 millones de dólares (16.213 millones de euros).

Una divisa débil aumenta la dificultad de los bancos turcos para hacer frente a los pagos de deuda contraída en divisa extranjera con las entidades europeas. BBVA sería el banco más afectado al tener el 49,85% del banco turco Garanti y una deuda de entidades locales por valor de 83.300 millones de dólares, seguido por los 38.400 millones que tiene de deuda de bancos turcos el BNP Paribas y los 17.000 millones que deben a UniCredit según explica el Financial Times

Ante estos acontecimientos, el mercado no ha hecho esperar su reacción y ha convertido a BBVA en el valor más castigado del Ibex, cerrando la sesión del viernes con una caída del 5,16% que ha llevado la cotización de la acción hasta los 5,64 euros.  

La entidad entró en Garanti en 2011 y ha ido aumentado su participación en él. Actualmente tiene un 49,85% del barco turco, una posición con la que el consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, ha asegurado en anteriores ocasiones que se sienten "cómodos". 

"BBVA es un inversor a largo plazo en Turquía, así como en los países donde está presente. Una de nuestras ventajas competitivas, es nuestra demostrada experiencia en la gestión de banca universal en mercados emergentes volátiles a través de un modelo descentralizado de capital y liquidez (es decir que las filiales son autónomas y responsables para su propia financiación y liquidez, no hay transferencias entre las filiales o con la matriz)", ha sido una de las últimas declaraciones del consejero delegado de BBVA, Carlos Torres Vila, sobre la inversión en Turquía. 

Respecto al incremento de la inflación que ha experimentado el país euroasiático, Vila sostiene que la rama turca de BBVA "sigue teniendo en cartera bonos ligados a la inflación" y que han aumentado su peso en el balance de Garanti.  Estos bonos funcionan como coberturas del margen de intereses para situaciones de inflación alta. No obstante, el consejero delegado cree que el Gobierno de Erdogan debería de aplicar unas "políticas monetarias y fiscales que moderen la inflación y el crecimiento de Turquía".

Las relaciones de Turquía y Estados Unidos  "no son buenas" 

El presidente de EE.UU., Donald Trump, ha informado esta tarde de que ha autorizado una subida de los aranceles aplicados a las importaciones de acero y aluminio procedentes de Turquía, que alcanzarán el 50% y el 20%, duplicando así su actual importe, como respuesta al desplome de la moneda turca. Trump ha dicho esto en un tuit.

Trump ha precisado que las nuevas tarifas aplicadas a las importaciones desde Turquía serán "del 20% para el aluminio y del 50% para el acero"."Nuestras relaciones con Turquía no son buenas en este momento", ha reconocido el presidente estadounidense.

Por su parte, el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha hecho un llamamiento al país para "no perder la guerra económica", asegurando que Turquía tiene a Dios de su parte y reclamando a aquellos ciudadanos que guarden euros o dólares "bajo la almohada" que los cambien por liras turcas, la divisa otomana, que este viernes llegaba a caer un 14% frente al dólar.

"No perderemos la guerra económica", ha proclamado el presidente turco durante un discurso en Bayburt, donde ha pedido que "aquellos que tienen euros, dólares u oro bajo sus almohadas vayan a cambiarlos por liras", según informa 'Hurriyet'.

Te puede interesar