Pasar al contenido principal

Así ayuda Microsoft a identificar a los hackers rusos

Putin y Trump
YURI KADOBNOV
  • Estos intentos han tenido lugar justo antes de las elecciones estadounidenses de mitad de periodo que tendrán lugar en noviembre.
  • El objetivo de los ciberdelincuentes es la disrupción de la democracia y, al contrario que en anteriores ocasiones, no favorecen a un partido político concreto.
  • Microsoft ha hecho un llamamiento al sector tecnológico para que, entre todos, se ayude a proteger el proceso democrático.

Microsoft anunció el pasado martes que había identificado varios intentos de piratería por parte de grupos informáticos rusos a partidos políticos estadounidenses. Esto se ha producido justo antes de las elecciones de mitad de periodo, que tendrán lugar en noviembre. 

Lo que los hackers hicieron fue crear webs falsas que parecían estar ligadas a dos organizaciones conservadoras estadounidenses (el Hudson Institute y el International Republican Institute), además de tres dominios que simulaban pertenecer al Senado estadounidense.  

"Desgraciadamente, Internet se ha convertido en una vía para que algunos gobiernos roben y filtren datos sensibles, difundan desinformación e intenten alterar los sistemas de votación", ha señalado la compañía de Redmond en un comunicado. 

Ya en las elecciones de 2016 se identificaron hackeos que habrían favorecido la victoria de Donald Trump y perjudicado a Hillary Clinton. "Hemos visto estas prácticas durante las elecciones generales de Estados Unidos en 2016, el pasado mayo en las elecciones presidenciales francesas y ahora, de una forma cada vez más pronunciada, a medida que los estadounidenses se preparan para las elecciones de mitad de periodo en noviembre", indica la compañía en un comunicado. 

La semana pasada, la Unidad de Delitos Digitales de Microsoft interrumpió el control de seis webs creadas por un grupo asociado al gobierno ruso llamado Strontium o también conocido como Fancy Bear o APT28. Tal y como ha explicado Brad Smith, presidente de Microsoft, en una entrevista a The New York Times, esta actividad no está tan orientada a ayudar a un partido político como a la disrupción de la democracia.

La multinacional informó de que no había indicios de que los piratas informáticos persuadieran a alguien para entrar en sitios web falsos. Aún así, Microsoft abrió una batalla legal con Strontium en el verano de 2016 que le permitió confiscar ciertos dominios creados por el grupo. Hasta la fecha, los tribunales han cerrado hasta 84 webs falsas creadas por este grupo.

Según Smith, los últimos intentos de hackeo tienen como objetivo la disrupción de la democracia. En este sentido, la compañía ha hecho un llamamiento al sector tecnológico para "ayudar a proteger el proceso democrático". Por ello, ha puesto en marcha una iniciativa de protección y ciberseguridad bautizada como Microsoft AccountGuard y ofrecerá protección online a los candidatos políticos, campañas y organizaciones políticas estadounidenses. 
 

Te puede interesar