Pasar al contenido principal

Así es el plan del Gobierno para acelerar la presencia de mujeres en puestos directivos y mandos intermedios

Carmen Calvo, ministra de Igualdad
Carmen Calvo, ministra de Igualdad Reuters

Las cuotas de mujeres en consejos directivos serán una realidad "lo antes posible", según ha anunciado la vicepresidente del Gobierno y ministra de Igualdad, Carmen Calvo, en un evento organizado el martes en Madrid. Una nueva que regulación que quiere ir más allá de la normativa aprobada en 2007 por el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero donde ya se hablaba de lograr una "presencia equilibrada" en las empresas. 

Calvo ha dicho que la regulación actual "invita y no obliga" a las compañías a cumplir con la presencia de mujeres en los puestos más altos. En este sentido, el Ejecutivo prepara una Ley de Igualdad Salarial que estudia aprobar por vía de urgencia. 

"Las sociedades obligadas a presentar cuenta de pérdidas y ganancias no abreviada procurarán incluir en su Consejo de administración un número de mujeres que permita alcanzar una presencia equilibrada de mujeres y hombres en un plazo de ocho años a partir de la entrada en vigor de esta Ley", dice la ley aprobada en 2007.  

En este sentido, la UE lleva recomendando desde 2007 que el porcentaje de mujeres alcance el 40% en los consejos de administración. Los progresos han sido evidentes, pero se encuentran lejos de ese 40%. Desde 2005 hasta 2015, el porcentaje de mujeres en puestos de dirección en empresas cotizadas en el continente ha pasado del 10% al 22%; eso sí, esa cifra es mucho más baja cuando hablamos de cargos de presidente o CEO, del 7% y 6%, respectivamente. 

En el caso de España, la presencia en los consejos de administración de las empresas del Ibex 35 es del 20%, según el último informe elaborado por el IESE y Atrevia. Un dato que hace que nuestro país se sitúe tres puntos por debajo de la media de la UE.

Leer más: Qué es la brecha salarial y por qué las mujeres cobran menos

En números globales supone que las mujeres ocupan 92 puestos como consejeras a principios de 2017, es decir uno más que en 2016. El mismo informe considera que estas cifras suponen un incremento de un 1,1%, lo que indica una "fuerte desaceleración del ritmo de incremento" dado que en 2016 las posiciones de consejeras crecieron casi el 14%. 

Ampliando el foco a los puestos directivos, el porcentaje se amplía pero también sigue lejos del objetivo del 40%. Un informe de la consultora Grand Thornton sobre la situación de las mujeres en el mundo empresarial, en 2018 sólo un 27% de los cargos directivos están ocupados por ellas en España. Un porcentaje ligeramente superior a la media europea, pero aún muy lejos de la paridad que reclama Bruselas.

La nueva ley del Gobierno 

La idea no es nueva, ya que la ministra manifestaba el pasado 12 de julio la intención del Gobierno de crear una ley en este sentido. Sin embargo, lo novedoso es que la medida no sólo se ceñirá a las cúpulas directivas de las empresas, sino también a los mandos intermedios.

Esta nueva norma pretende completar los vacíos de los compromisos que impulsó en 2007 el Gobierno de Zapatero, pero que, una década después, no han supuesto una traslación práctica de la igualdad de género en los entornos empresariales.

Por eso, Calvo considera que la única forma de implementar realmente la igualdad de género en la estructura de las empresas pasa por establecer una cuota obligatoria de presencia de mujeres tanto en órganos directivos como en puestos intermedios.

Un período de transición para aplicar la norma

En cualquier caso, aunque este 40% es una cuota estimativa, lo cierto es que para llegar a ella el Gobierno propondrá un plazo de transición para que las empresas se adapten a la nueva regulación.

Además, será la primera vez que existan sanciones y plazos para quienes no se adapten a la normativa, lo que situará a España entre los países punteros en materia de igualdad empresarial.

Por otra parte, será una norma pionera en la UE, ya que será la primera que abordará el problema de la discriminación por género en puestos intermedios, una situación para la que no existen tantas estadísticas, pero que supone otro foco importante para el desarrollo de la igualdad empresarial, especialmente porque es en estos rangos donde se acentúa la brecha salarial entre hombres y mujeres, entre el 13% y el 16% actualmente en España.

"En comparación con la evolución europea y global, España no puede considerarse rezagada, pero el clima de estancamiento y lenta evolución es claramente preocupante", exponía Calvo durante el evento, en el que también defendió que "las mujeres necesitamos que la calidad de nuestros derechos sea la misma que la de los varones [...] y que la democracia responda con normas a nuestras aspiraciones".

Te puede interesar

Lo más popular