Pasar al contenido principal

Así es la primera cápsula real de pasajeros del Hyperloop

El Hyperloop ya tiene su primera cápsula de pasajeros
El cofundador y CEO de Hyperloop TT, Dirk Ahlborn, el cofundador y presidente de Airtificial, Rafael Contreras y el presidente y cofundador de Hyperloop TT, Bibop Gresta posan junto a la primera cápsula de Hyperloop para pasajeros Marcelo del Pozo/ Reuters

Tras cinco años de diseño y 21.000 horas de trabajos de ingeniería, el tren del futuro, el Hyperloop, tiene ya su primera cápsula de viajeros, construida por una empresa española. Un hito de este revolucionario medio de transporte que circulará casi a la velocidad del sonido y que podría empezar a funcionar en cinco años.

Hyperloop Transportation Technologies (HTT) presentó ayer su primera cápsula construida a tamaño real que ha sido dada a conocer en la planta de la multinacional de origen gaditano Carbures.

Con 32 metros de largo y cinco toneladas de peso, la cápsula, bautizada como Quintero One, en recuerdo del socio fallecido de Dirk Ahlborn, consejero delegado de la compañía con sede en California, llevará una cabina interior de 15 metros con capacidad para entre 28 y 40 pasajeros.

Velocidad supersónica

La empresa Airtificial, fruto de la fusión entre las compañías Carbures e Inypsa, fue la encargada de la construcción de la primera cápsula, que ahora viajará a Toulouse (Francia), donde se ensamblarán las piezas de su interior.

El Hyperloop podrá superar los 1.000 kilómetros por hora de velocidad, con lo que podría ir desde Cádiz a Barcelona en 60 minutos.

Leer más: Hyperloop, el transporte del futuro, cada vez más cerca

Las cápsulas de viajeros, que tendrán capacidad para entre 30 y 40 personas, circularán suspendidas por unos tubos al vacío como "un avión sin alas". La empresa tecnológica española diseña también los tubos por los que circulará este nuevo medio de transporte.

Sus creadores aseguran que, además de su velocidad, tendrá una ventaja fundamental respecto a todos los medios existentes, su sostenibilidad, ya que se retroalimentará de energía solar, eólica y de otros sistemas alternativos instalados en su misma estructura.

Nueva regulación

Dirk Ahlborn aseguró que en tres años el primer tren Hyperloop estará listo para subir a bordo a viajeros y que en cinco será una realidad comercial, que tiene a sus primeros clientes en Emiratos Árabes y China.

"Hace cinco años oímos muchas veces que era imposible", recordó Ahlborn, que destacó que ahora ya nadie duda de que el proyecto será una realidad y que creará una industria nueva.

Añadió que, dentro de lo "mucho por hacer" aún para que el Hyperloop sea una realidad, una de las cuestiones "más complicadas" será la de crear la nueva regulación que precisará este nuevo medio de transporte. HTT está trabajando ya "con los gobiernos" en este ámbito.

El viaje será una experiencia de inteligencia artificial a través de unos tubos que serán un nuevo elemento en los paisajes del futuro, como ahora lo pueden ser las carreteras o las vías de los trenes.

"Estamos trabajando para que esté integrado en el paisaje", explicó el responsables de HTT. De hecho, el proyecto estudia incluso crear tubos transparentes.

Según los cálculos de sus creadores, una vez amortizada la inversión, en unos ocho o doce años, el tren del futuro será un transporte que "gane dinero" porque sus costes de operación serán "muy bajos".

Germen del Hyperloop

La tecnología Hyperloop ganó popularidad a raíz de la promoción del fundador de Tesla Elon Musk en 2013, que impulsó a varias compañías a desarrollar una carrera para construir este sistema de transporte de alta velocidad.

Contempla transporte de pasajeros a través de tubos, con el fin de reducir la fricción.

Arrivo y Virgin, del multimillonario Richard Branson y que también ha puesto sus ojos en España (Málaga) para el desarrollo de su propio sistema, son competidores de HTT en esta tecnología.

 

Artículo original de Cerodosbé.

Te puede interesar