Pasar al contenido principal

Así es el restaurante con robots de Alibaba que ya funciona en Shanghái

Alibaba ha dado un paso más a la hora implantar la tecnología en nuestro día a día, en este caso, sustituyendo a los camareros por robots en el restaurante de su supermercado Hema, en Shanghái, China.

El restaurante combina las aplicaciones móviles, las pantallas inteligentes, las cintas transportadoras, los brazos mecánicos y, ahora, los carritos robot en un local donde la mayor parte del trabajo lo llevan a cabo las máquinas, gracias a un software que organiza las mesas, los pedidos y los pagos a través de la aplicación móvil Hema.

Así, Hema no es solo un supermercado, sino también un restaurante presenta donde se puede consumir lo escogido en los expositores de carnicería, la pescadería o la frutería de la tienda, que posteriormente se cocina y sirve en cada mesa mediante pequeños robots.

Hema es una cadena de supermercados en China, conocida por cómo ha integrado la tecnología en uno de los actos más tradicionales que existen: hacer la compra. Es propiedad del gigante del comercio electrónico en el país, Alibaba.

Allí, los clientes solo pueden pagar con sus teléfonos móviles, al igual que en los supermercados Amazon Go, pero no solo los usan para eso. Con sus smartphones, los ciudadanos chinos pueden acceder a información adicional que no aparece en las etiquetas de los productos, relacionada con su origen, transporte o información nutricional, así como a ideas para cocinar ese alimento.

Además, por supuesto, para quien no pueda o quiera acercarse a la tienda, la cadena también ofrece la posibilidad realizar pedidos a domicilio a través de la app, y con el compromiso de entregarlos en menos de 30 minutos.

Leer más: Por qué el negocio de Alibaba va camino de convertirse en un quebradero de cabeza para Amazon

Y el futurismo no acaba ahí, porque quien sí visite la tienda no solo puede pagar con su teléfono, sino también con su cara gracias al sistema de reconocimiento facial que incluyen estos supermercados.

En la parte restaurante de la tienda, los smartphones tienen el mismo protagonismo: sirven para reservar las mesas, para pedir y para pagar, aunque por supuesto hay personal humano, que asisten a la clientela y cocinan. Sin embargo, Alibaba reconoce que reduciendo la mano de obra buscar hacer más rentables sus supermercados.

¿Le copiarán el resto de cadenas? 

Con información de Prachi Bhardwaj, redactora de Business Insider Estados Unidos. 

Te puede interesar