Pasar al contenido principal

Así es Stephanie Cohen, la mujer más joven en formar parte del comité de dirección de Goldman Sachs

Stephanie Cohen, directora de estrategia de Goldman Sachs
Stephanie Cohen, directora de estrategia de Goldman Sachs Goldman Sachs

La semana pasada, la directora de estrategia de la firma, Stephanie Cohen, ingresaba en el comité de dirección de Goldman Sachs, un selecto club al que tradicionalmente sólo han pertenecido hombres. Sin embargo, la salida del anterior CEO y el nombramiento de David Solomon al frente fue acompañado de la inclusión de cuatro mujeres en el comité, duplicando la presencia femenina en el mismo.

Además, Cohen, de 41 años, se convirtió en la persona (hombre o mujer) más joven en acceder al comité de Goldman Sachs, que consta de 33 miembros, incluyendo a siete mujeres, tras su nombramiento y el de Alison Mass, al frente de las inversiones bancarias, Sheila Patel, directora de la sección de gestión de activos y el de la directora de Administración, Laurence Stein.

Cohen ha ingresado como miembro ex oficio, una etiqueta que la sitúa en la nueva mesa formada por Solomon con carácter provisional, tal vez como una medida para apaciguar los ánimos de otras personas con más trayectoria en la empresa que llevan años esperando para sentarse en ella.

Leer más: Goldman Sachs comenzará a operar contratos con bitcoins

La media de edad del comité es de 10 años mayor que la de Cohen, quien se convirtió en socia de Goldman Sachs hace tan sólo cuatro años. Y es que su ascenso ha sido meteórico: hay que recordar que ocupa el puesto de directora de estrategia sólo desde principios de año.

Una dura negociadora que empezó con 22 años como analista en Goldman Sachs

Antes de encargarse de la definición de nuevas líneas de negocio y de las adquisiciones de Goldman Sachs, Cohen ha pasado los últimos 19 años en la empresa, ascendiendo a pasos agigantados desde que se enroló en 1999 como analista bancaria, tal y como recuerda este artículo de Bloomberg.

Una senda que la alejaría de los rápidos ascensos que consiguen los traders en Wall Street, pero que, a pesar de ello, le permitió convertirse en directora general del banco en 2008, en plena crisis económica.

Más tarde destacaría durante su etapa en el grupo de selección de conflictos y negocios. En ese departamento, Cohen fue fundamental a la hora de llevar a cabo la difícil tarea de informar a grandes banqueros de los acuerdos que no se podían llevar a término.

Leer más: Goldman Sachs designa a David Solomon su próximo CEO

Después, estuvo en el equipo de industria, con el que Cohen consiguió un acuerdo para el reembolso por parte de Chrysler de un préstamo que había recibido del gobierno estadounidense. Su estrecha relación con el entonces presidente del grupo Fiat-Chrysler, Sergio Marchionne, consiguió que el fabricante de coches regularizara su deuda en una época complicada.

Así, Cohen progresó en la firma hasta ser nombrada al frente de una división dedicada al servicio a clientes independientes importantes ─por lo general, más exquisitos o extravagantes que el cliente tipo─, lo que le exigió un gran trabajo y le granjeó la fama de ser una dura negociadora.

Después de conseguir llevar el departamento con éxito, Cohen fue nombrada al frente de la estrategia de Goldman Sachs el pasado mes de enero tras la recolocación de Stephen Scherr, el anterior director.

Te puede interesar