Pasar al contenido principal
Logo Bondora

Así funciona el crowdlending, la financiación colectiva al alcance de todos

Ofrecido por Bondora

Crowdlending
Getty Images

Ayudar a otras personas o empresas a lograr sus objetivos al tiempo que rentabilizas tus ahorros. ¿Suena bien, verdad? Así podría resumirse el crowdlending, una de las primeras fórmulas con las que fintech empezaron a revolucionar el mundo de la inversión y las finanzas personales.

Qué es el crowdlending

El crowdlending podría traducirse literalmente como préstamos en masa, pero la definición más acertada sería la de un préstamo colaborativo en el que varias personas ceden dinero a otras personas o a empresas sin intermediación de la banca tradicional.

Para que lo entiendas mejor, en un préstamo de P2P lending (peer to peer lending) muchos usuarios realizan pequeñas aportaciones de dinero (micropréstamos) hasta alcanzar la cantidad total que necesita. A modo de ejemplo, imagina que una persona necesita financiación para empezar un negocio, casarse o construir su casa por valor de 30.000 euros. Con los modelos de financiación tradicional iría a un banco que le prestaría esa cantidad de forma íntegra.

Bajo la modalidad de crowdlending, cientos de usuarios pueden prestar una parte de ese dinero (por ejemplo 100 personas a razón de 300 euros cada una). Para la persona es una alternativa a la banca tradicional con menos costes y más rápida y para el ahorrador, una fórmula diferente de rentabilizar sus ahorros al tiempo que ayuda a otros particulares o pequeñas empresas. Esto es precisamente lo que encontrarás en el crowdlending de Bondora, que ofrece préstamos a quienes necesitan dinero y no quieren acudir al banco y una fórmula alternativa de rentabilizar tus ahorros como inversor.

Por eso mismo se dice que el crowdlending aúna financiación por un lado e inversión por otra. La diferencia con otros modelos de financiación como el crowdfunding, es que en lugar de comprar acciones de una empresa para ser accionista, les dejas dinero a un particular para ser un prestamista. En otras palabras, actúas como un banco para la empresa o la persona que recibe el dinero. Y como en todo préstamo, los intereses están pactados de antemano.

Cómo invertir en crowdlending

Al igual que si quieres invertir en bolsa no acudes directamente a la empresa, sino que usas una plataforma, con la inversión en crowdlending ocurre lo mismo. Hay empresas y plataformas especializadas en préstamos participativos y P2P en los que crear tu propia cartera de préstamos o contratar un producto a medida que lo haga por ti.

En este sentido, a diferencia de los brokers de bolsa, que se limitan a poner a tu disposición acciones de empresas, las plataformas como Bondora tienen un papel crítico. Y es que son las encargadas de evaluar la calidad de las propuestas de financiación. Es decir, filtran las oportunidades más interesantes tras realizar un análisis de riesgos y viabilidad del préstamo. También son las encargadas de establecer un tipo de interés justo para la operación.

Por eso mismo la inversión en préstamos P2P y crowdlending debe pasar siempre por profesionales que analicen cada proyecto, minimicen el riesgo de impago y establezcan una relación rentabilidad-riesgo adecuada. A partir de ahí es posible invertir en crowdlending seleccionando por tu cuenta a quienes prestar tu dinero según el tipo de préstamo y la calificación o la cuantía del mismo. De hecho, las mejores plataformas permiten establecer reglas automáticas para elegir cuánto quieres invertir en cada préstamo, el perfil de riesgo del préstamo y, por supuesto, la duración.

También existen otras alternativas para invertir en crowdlending con carteras modelo que se encargan de seleccionar los mejores préstamos según tu perfil de inversor y el riesgo que quieras asumir, como es el caso del Gestor de Cartera de Bondora. En última instancia hay incluso opciones con mecanismos automáticos que ofrecen rendimientos fijos y especialmente diseñadas para los inversores más conservadores.

Gestión de carteras de crowdlending con Bondora
Bondora

Ventajas del crowdlending como inversión

¿A quiénes puede interesar invertir en préstamos P2P? En realidad a cualquier persona que quiera obtener una buena rentabilidad para sus ahorros. En esta línea, la relación rentabilidad-riesgo es una de las ventajas del P2P lending.

Como con cualquier inversión, el beneficio dependerá del riesgo que asumas. Sin embargo, la rentabilidad media de las inversiones en Bondora se sitúa en torno al 11% con rendimientos medios de entre el 8,83% y el 16,83% para carteras gestionadas.

Comparado con lo que ofrecen otras opciones tradicionales de inversión la diferencia es abismal, e incluso con el 6,71% de media histórica que arroja la bolsa antes de descontar gastos y comisiones. Además, conoces de antemano la rentabilidad de cada operación si optas por gestionar por tu cuenta tu cartera de préstamos.

El crowdlending también es una forma muy efectiva de diversificar tus inversiones. Lo más habitual es contratar fondos de inversión, planes de pensiones o comprar acciones y está bien hacerlo. El problema es que todos esos vehículos están muy relacionados entre sí. En caso de una noticia negativa en los mercados, todos caerán. Con los préstamos P2P de Bondora no ocurre lo mismo porque no existe esa correlación al estar más enfocados en la economía real. A fin de cuentas, a un particular no le afecta directamente ni de forma inmediata que Donald Trump anuncie medidas proteccionistas en EE.UU., pero a Telefónica sí, por ejemplo.

Por eso mismo el crowdlending es un complemento ideal para una cartera tradicional de fondos o para tu plan de pensiones. Además, cuenta con la ventaja de permitir pequeñas aportaciones periódicas. De esta forma podrás ir invirtiendo los 50, 100 o 200 euros que ahorres todos los meses.

Además, puedes incluso hacerlo ayudando a personas de tu entorno. Con Go & Grow de Bondora, la opción de inversión más conservadora, cuenta con la posibilidad de abrir tu cartera de inversión en crowdlending. Así, tu círculo de amistades podrá aportar dinero a tu cartera. Esto es ideal si te vas a casar y quieres hacer algo más con los regalos de boda que tenerlos en la cuenta corriente, por ejemplo. Y es que la tasa esperada de rendimiento para una cartera Go & Grow es de hasta el 6,75%* anual. Por eso mismo, también puede ser una buena idea para el ahorro para los estudios de los niños. Al permitir acceso a la cartera, tíos, abuelos y familiares podrán aportar dinero en lugar de hacer un ingreso en una cuenta corriente, por ejemplo.

En esta línea, tampoco necesitas estás pendiente de la evolución del préstamo, ya que irás recibiendo los intereses según vaya devolviéndose el dinero o pasado el tiempo pactado en la plataforma. Hay algunas que incluso reinvierten automática ese capital para que tus ahorros nunca estén pasados.

Desventajas de invertir en crowdlending

Toda inversión implica asumir algún riesgo si se quiere conseguir una rentabilidad adecuada. En el caso de los préstamos P2P esta contingencia tiene nombre propio. Se llama morosidad y es la posibilidad de que no devuelvan uno de los préstamos. Una buena diversificación apostando por varios préstamos ayudará a reducir riesgos ante posibles impagos.

A modo de ejemplo, si tienes 1.000 euros invertiros con Bondora lo habitual es que no estén todos en un solo préstamo, sino que se distribuyan entre muchos. Puedes aportar hasta solo 5 euros por préstamo, de forma que estarías invertido en 200 préstamos. En caso de uno se retrase en el pago o que no llegue a pagar, su impacto en la cartera será limitado.

Otro de los inconvenientes es la falta de liquidez en algunas plataformas y productos. Es decir, que no siempre podrás recuperar el dinero invertido cuando quieras, sino que tendrás que esperar a que el prestatario devuelva el dinero o tratar de vender el préstamo a otro usuario. La mayoría de plataformas cuentan con mercados secundarios donde comprar préstamos en cartera de otro cliente que necesita el dinero y donde podrás vender el tuyo. Eso sí, el proceso puede no ser instantáneo.

Para ponerle remedio, hay modalidades de inversión que sí son 100% líquidas y con las que podrás solicitar la retirada del capital de forma rápida en muy poco tiempo. Es el caso de Go & Grow de Bondora, con el que tampoco existen comisiones por retirada ni comisiones de gestión como con las acciones o los fondos de inversión, sólo un cargo de 1 euro.

Tampoco te librarás de pagar impuestos. El beneficio que obtengas a través del crowdlending tributará en la declaración de la renta como rendimiento de capital mobiliario, exactamente igual que el de una cuenta corriente. A efectos prácticos esto quiere decir que pagarás a Hacienda entre un 19% y un 23% de lo que ganes. Con Go & Grow, el rendimiento esperado es de hasta el 6,75% y sólo pagarás impuestos por ese beneficio, no por el dinero que hayas invertido.

Portfolio de Bondora
Bondora

Cuánto puedes invertir en crowdlending

Ahora mismo existe una limitación sobre las cantidades que puedes invertir en un proyecto concreto dependiendo del tipo de inversor que seas.

El Banco de España distingue entre inversores cualificados (ganan más de 50.000 euros al año o tienen más de 100.000 euros en inversiones) e inversores no cualificados.

Los primeros pueden invertir sin cortapisas, pero los segundos están sujetos a determinados límites. En concreto, pueden invertir u máximo de 3.000 euros pro préstamo o proyecto y hasta 100.000 euros anuales en la misma plataforma independientemente del número de préstamos en los que inviertan.

La buena noticia es que se puede solicitar que se eliminen estos límites aun sin reunir las condiciones anteriores.

En cualquier caso, la inversión en crowdlending sigue siendo un gran complemento a los productos tradicionales incluso con esos límites. Ya sea planificar la jubilación, ahorrar para la entrada de una casa, las vacaciones o la compra de un nuevo coche, el mercado de préstamos P2P ha llegado para quedarse.

*Como en cualquier inversión, tu capital está en riesgo y las inversiones no están garantizadas. El rendimiento es de hasta 6,75% al año. Antes de decidirte a invertir, por favor revisa la declaración de riesgo de Bondora o consulta con un asesor financiero si fuera necesario.

Este artículo fue producido en colaboración con Bondora