Pasar al contenido principal

Así funciona la entrega de Amazon directamente en el maletero de tu coche

El servicio Amazon key in car
Imagen ilustrativa del servicio Amazon Key-In car. Amazon
  • Amazon ya puede entregar paquetes directamente en el maletero de vehículos de Volvo o General Motors que tengan activa la opción Volvo On Call o la subscripción OnStar.
  • Este servicio se conoce como Amazon Key In-car y ya está disponible en 37 ciudades.
  • Supone el siguiente paso de Amazon para encontrar nuevos métodos para enviar paquetes a sus clientes.

El año pasado, Amazon estrenó un servicio en Estados Unidos para entregar los paquetes en el interior del domicilio de los clientes. Ahora la compañía quiere dejarlos directamente en el maletero de sus coches.

Amazon ha lanzado Key In-car, un servicio que permite que los repartidores puedan dejar los pedidos directamente en el maletero de los coches de los clientes. Si ya el año pasado la empresa de Jeff Bezos dio un paso más con Amazon Key —que permite a los repartidores dejar los paquetes dentro de las casas incluso cuando el cliente no se encuentra en el domicilio—, este nuevo servicio supone dar un paso más dentro de la misma estrategia.

El servicio solo está disponible en vehículos de Volvo y General Motors en algunos modelos lanzados a partir de 2015 que estén suscritos a los servicios Volvo On Call u OnStar, respectivamente. Los propietarios pueden seleccionar su disponibilidad en la página web del programa.

Así funciona Amazon Key In-Car

  • Primero, el usuario descarga la aplicación Amazon Key y la conecta con el servicio que tiene contratado (Volvo u OnStar).
  • Después, compra como de costumbre en Amazon, pero selecciona in-car delivery (entrega en el coche) a la hora de pagar. Los clientes proporcionan a Amazon la dirección donde el coche está aparcado, en un radio de dos bloques. Los pedidos "solo pueden entregarse en un coche que esté aparcado al aire libre, a nivel de la calle, y en un área de acceso público", establece la web. Eso incluye una casa o un lugar de trabajo accesible para el público.
  • Amazon ofrece la opción de escoger dos franjas horarias de cuatro horas cada una: de 11:00h a 15:00h o de 17:00h a 21:00h. 
  • El día de la entrega, los repartidores de Amazon localizan el coche vía GPS y Amazon verifica el cliente, su coche y su ubicación y que el paquete fue pedido con la opción de envío al coche antes de que el repartidor abra el vehículo con su aplicación. Primero intentará dejarlo en el maletero, y, si no es posible, lo dejará en habitáculo. Si el coche no puede abrirse o se ha movido, Amazon lo llevará a la dirección que el cliente haya especificado. 
  • El repartidor, entonces, sale del vehículo y cierra las puertas. La aplicación obliga a que el repartidor confirme que "el vehículo está cerrado de forma segura antes de dejar el coche" y automáticamente vuelve a cerrar el coche por si el vehículo no se hubiera cerrado.
  • Por último, Amazon envía una notificación al cliente para avisarle de que la entrega se ha realizado correctamente.

Amazon Key no supone ningún coste adicional y es un servicio exclusivo para clientes de Amazon Prime.

"Estábamos muy contentos con la respuesta al in-home delivery", ha manifestado Peter Larsen, líder de tecnología de las entregas de Amazon a The Verge. "Lo que queríamos, y es aún parte del plan, es cómo hacer eso mismo más allá de las casas".

Leer más: El plan secreto de Amazon para convertir a Alexa en el robot doméstico de futuro

Se puede escoger este modo de entrega en "decenas de millones de artículos" de Amazon de menos de 23 kilos, menores de 66 x 53 x 41 centímetros, cuesten menos de 1.300 dólares (alrededor de 1.065 euros) y que no requieran firma en el momento de la entrega.

Amazon sostiene que está planeando trabajar con otros fabricantes de coches para poner en marcha este nuevo servicio. Volvo y GM tienen un contrato de dos años con Amazon, según The Verge.

La entrega en el coche no requiere ningún coste adicional como en el caso de Amazon Key in-home, lo que podría hacerlo más atractivo para los clientes. La entrega de Amazon directamente dentro de la casa exigía que se adquiriese una cámara de vídeo así como una cerradura especial. Sin embargo en este caso sí que es necesario que el cliente esté suscrito a Prime, que puede suponer un coste extra para los que no lo estén.

Te puede interesar

Lo más popular