Pasar al contenido principal

Así podrás distinguir entre intuición y obsesión

Chica pensativa
胡 卓亨 / Unsplash
  • El amor puede nublar nuestra intuición y llevarnos a ignorar señales de alarma.
  • Pero es posible que a veces tengamos la sensación de que algo no va bien.
  • Saber cuándo debes escuchar a tu intuición y cuándo descartar un pensamiento como algo irracional puede resultar complicado.
  • Una forma de hacerlo es dar una vuelta y apagar la parte racional.
  • Así puede que tu cuerpo llegue a una conclusión a la que tu cabeza no podía llegar.

En el amor es fácil dejarse llevar por los sentimientos e ignorar las señales de que ese alguien no es bueno para ti. Otras veces puede que tengas una sensación irritante de que algo no va bien. 

Según Jonathan Marshall, experto en relaciones y psicoterapeuta, siempre debes prestar atención a tu intuición.

"Es fácil que te ciegue la apariencia de otra persona, sus atractivos y demás", dijo a Business Insider. "Intenta prestarle atención a tu intuición sin que necesariamente te fíes sólo de ella, sino que seas consciente de su presencia y la escuches. No descartes simplemente esas pequeñas sensaciones del tipo 'ha sido un poco cruel".

Una de las primeras cosas que un narcisista o un manipulador emocional intentará hacer es intentar privarte de tu capacidad para escucharte a ti mismo. Empezarán a comerte la cabeza y a entrenarte para que sólo aceptes su palabra como verdad.

No todas tus relaciones serán con personas abusivas, ¿así que cómo puedes saber si tu intuición te está diciendo algo importante o si es tu cabeza que se está obsesionando con algo que no tiene importancia?

"Es muy difícil", dijo Marshall. "Creo que al final se trata de conocerse a uno mismo y de saber que a veces pierdes el tiempo con una tontería y que otras tienes una sensación extraña".

El experto apunta que parte del aprendizaje y el desarrollo personal consiste en saber diferenciar los pensamientos neuróticos y obsesivos de algo a lo que realmente deberías prestar atención.

Leer más: Matemáticamente la edad perfecta para casarte son los 26 años y esta es la explicación

"La intuición suele ser menos verbal y más silenciosa y con más textura", afirmó. "Es como una sensación, un sentimiento. Mientras que el análisis excesivo, me parece, es como más verbal. Es más ruidoso (...) [La intuición] no es como las olas que están en la superficie sino como la marea que está debajo".

A veces, si tienes una mala sensación y la ignoras le puede generar un sesgo a tu cerebro. En ese caso, normalmente es buena idea pensar sobre por qué te estás obsesionando con algo y si hay algo más que estás ignorando.

Marshall ha dedicado tiempo a investigar cómo la gente toma decisiones. Habló con un elenco de gente que tenía por personas a las que se les daba bien tomar decisiones, como por ejemplo el vicepresidente de una empresa de la Fortune 50 con un presupuesto de un cuarto de millón de dólares o con un profesor de meditación muy zen.

Uno de los trucos que aprendió es simplemente dar un paseo. La idea es que te distraigas y que le des a tu cuerpo la oportunidad de llegar a una conclusión por ti. "Doy un paseo y no pienso en ello para nada y normalmente cuando termino de pasear siento cuál es la respuesta correcta", dijo Marshall.

"Creo que la investigación apoya esto. Tenemos una manera de pensar con la parte frontal de nuestro cerebro, que se centra más en el debate y las palabras. Y también tenemos una forma de tomar decisiones que es totalmente contraria y se basa mucho más en los sentimientos".

Cuando sales a pasear ya no hay más tareas racionales por hacer. Tu cerebro querrá darle vueltas y vueltas a los hechos para llegar a una suerte de conclusión lógica, pero a veces eso no funciona. Al principio te resultará difícil apaciguarlo para que abandone todo pensamiento racional, pero una vez lo hagas puede que tu intuición se deje ver.

Te puede interesar