Pasar al contenido principal

Así pretende ahorrar costes Apple a la hora de fabricar sus nuevos iPhone

Tim Cook, CEO de Apple [RE]
Fortune
  • Apple ha contratado nuevos proveedores chinos para fabricar varios componentes de sus nuevos iPhone, iPad y MacBook.
  • La razón por la que habría tomado esta decisión es porque son más económicos.
  • El objetivo final podría ser la estabilización (e incluso reducción) del precio de sus productos de cara al usuario.

Uno de los objetivos más importantes de todas las empresas es la rentabilidad. Por eso, Apple está buscando la forma de optimizar los costes de sus nuevos iPhone... y parece que ha encontrado la solución: contratar proveedores chinos

Según apuntan desde DigiTimes, la decisión por la que habrían decidido cambiar algunos proveedores taiwaneses por chinos es, simplemente, que son más económicos.

De esta forma, la estructura metálica de sus terminales ahora correría a cargo de Everwin Precision Technology, mientras que las baterías de sus equipos habrían pasado a manos de Desay Battery Technology y Sunwoda Electronic

Leer más: Mac mini y MacBook Air 'low cost': novedades de Apple para finales de año

Con este cambio en la cadena de suministro, la multinacional de la manzana mordida no sólo conseguiría su propósito, sino que también podría reducir ligeramente o estabilizar el precio de sus productos.

Desde el medio apuntan que estos cambios no sólo afectarían a los nuevos iPhone que se esperan a mediados de septiembre, sino que también llegarían a los iPad y los MacBook que se lanzaran los próximos meses.

Así que ya sólo queda esperar para ver si estos ahorros en costes de fabricación se notan también en los bolsillos de los usuarios.

Apple, al margen de la guerra comercial entre China y EE.UU.

Hace menos de una semana, Bloomberg adelantaba que las tensiones entre China y EE.UU habrían hecho que Foxconn, el gran fabricante de componentes para dispositivos electrónicos, estuviera pensando en trasladar parte de su producción fuera del país asiático. De esta forma, sus objetivos serían México, Europa del Este y el Sudeste Asiático.

Hay que recordar que, a día de hoy, esta compañía fabrica la gran mayoría de los componentes de los iPhone, así como de otros muchos smartphones de otras compañías.

De hecho, puede que, precisamente por este movimiento, Apple hubiera decidido cambiar algunos proveedores. 

En cualquier caso, esto demuestra que Tim Cook y su empresa del billón de dólares no le tienen miedo a la guerra comercial iniciada por Trump y que seguirán apostando por la compañía que más les convenga para conseguir la máxima rentabilidad de sus productos

Te puede interesar