Pasar al contenido principal

Ofrecido por Optimia Business Consulting

-

Economía

Así puedes reclamar las retenciones indebidas por las prestaciones por maternidad tras la sentencia del Supremo

Madre con hijo en brazos
GettyImages

El Tribunal Supremo ha determinado que las prestaciones públicas por maternidad de la Seguridad Social, que perciben las mujeres trabajadoras durante la baja de 16 semanas tras el nacimiento de un hijo, están exentas del IRPF de acuerdo con la sentencia del Tribunal Supremo del día 5 de octubre de 2018.

De modo que todo el que haya recibido una prestación por maternidad durante el año 2014 y siguientes podrá solicitar su devolución conforme al procedimiento legalmente establecido. 

De esta manera el Tribunal Supremo desestima un recurso de la Abogacía del Estado, que defendía que dichas prestaciones no debían estar exentas del IRPF y considera que "sí debe incluirse en el supuesto que prevé la ley para las prestaciones por nacimiento, parto o adopción y asegura que debe extenderse a las de maternidad "sin distinción del órgano público del que se perciban"

¿Quiénes pueden reclamar? 

Pueden reclamar las retenciones cobradas de forma indebida en sus declaraciones del IRPF aquellos contribuyentes que incluyeron la prestación por maternidad en sus declaraciones de la renta de los años 2014, 2015, 2016 y 2017.

No pueden hacerlo aquellos contribuyentes que las hayan incluido en ejercicios anteriores por haber prescrito al haber transcurrido más de cuatro años.

¿Cuánto pueden devolverte?

La cuantía a devolver varía dependiendo del importe de la prestación recibida y del tipo marginal aplicado al resto del contribuyente. Cada afectado tendrá que calcular a cuánto asciende su cuantía. 

Existen algunas calculadoras con las que poder hacerse una idea de la cantidad ante la que nos podemos encontrar. Por ejemplo, para una prestación de 5.681 euros en 2015, la devolución oscilaría entre 1.000 y 2.600 euros, según los cálculos de la OCU.

¿Cómo es el procedimiento de reclamación?

En primer lugar hay que acudir a la vía administrativa para solicitar la devolución. En este caso los pasos que habría que seguir pasan por la presentación de un escrito de rectificación de autoliquidación y devolución de ingresos indebidos en el ejercicio que se percibió la prestación. Hay que presentar también ante la administración de Hacienda una fotocopia de la declaración de la renta y de los datos del ejercicio.

En el caso de que la criatura naciera en el último trimestre del año puede que la prestación se cobrara en dos ejercicios, por lo que habría que solicitar la rectificación en ambos años. 

Si la solicitud es denegada habrá que agotar los trámites administrativos que se sucedan para poder acudir al Tribunal Superior de Justicia. Así, si Hacienda rechaza la devolución de ingresos indebidos, el contribuyente deberá presentar una reclamación económico administrativa.

Una vez agotados los cauces administrativos si la respuesta es negativa será cuando la afectada tenga que acudir a los tribunales. Debido a esta última sentencia los tribunales tendrán que seguir la línea marcada por el alto Tribunal. Algo que ya estaba haciendo, por ejemplo, el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que ya estaba declarando la exención de estas prestaciones con anterioridad a la sentencia que ha dictado el Tribunal Supremo.

¿Cuál es el plazo? 

La solicitud de rectificación se puede pedir antes de que pasen cuatro años desde el día siguiente a la finalización del plazo de presentación de la declaración reclamada o desde el día siguiente a la presentación de la declaración si se presentó fuera de plazo.

Te puede interesar