Pasar al contenido principal

Así son los hoteles burbuja: habitaciones con millones de estrellas

Una de las habitaciones del Hotel Miluna
miluna.es

Comodidad, diseño o funcionalidad cobran importancia para los nuevos viajeros mientras la pierde el valor nominal de las estrellas de un establecimiento. Pero no en el caso de los hoteles burbuja, alejados de cualquier contaminación lumínica y capaces de ofrecer no cinco, sino un millón de estrellas.

El hotel Miluna en la localidad de Hormigos (Toledo) es el último en sumarse a una tendencia, encuadrada en el moderno glamping, que cobra peso en la escena internacional y que ya es la preferida por algunos viajeros que priman el contacto con la naturaleza y la observación del entorno, como es el caso de quienes viajan buscando las auroras boreales.

Hotel Miluna (Hormigos)

A poco más de una hora de Madrid se alza Miluna, un hotel inaugurado en septiembre de 2018 y que promete dormir con las comodidades, intimidad y privacidad de un hotel, pero en medio de la naturaleza, contemplando las vistas del exterior.

Las lunas, como denominan a las habitaciones, están alejadas del ruido y la contaminación y rodeadas de naturaleza. Por el momento se ofrecen cuatro de estas unidades, que cuentan con 32 metros cuadrados de superficie y jardín privado.

Por supuesto, no ofrecen cortinas o persianas que puedan entorpecer la inmersión en el entorno, pero sí cama king size, baño privado, bañera y ducha con vistas al cielo. Entre sus amenities se cuentan un telescopio y todos los utensilios necesarios para disfrutar de la observación de las estrellas.

Las habitaciones de Miluna tienen telescopios
miluna.es

Con un precio que va desde 189 euros la noche (con desayuno incluido), las estancias están reservadas prácticamente todos los fines de semana hasta diciembre. Fruto de la implicación del establecimiento con su entorno, se ofrecen productos locales y de proximidad, como el aceite ecológico, el pan de masa madre, el vino o los tomates.

Mil estrellas (Cornellà del Terri, Girona)

Otra de las experiencias a cielo abierto es la que propone Mil estrellas, con cuatro tipo de burbujas a elegir y una quinta estancia dentro de la masía que sirve de cuartel general y base de operaciones al establecimiento.

Así, quienes opten por la bubble en el jardín contarán con 30 metros cuadrados y tres burbujas unidas entre sí con vistas a un jardín privado; la bubble Casiopea ofrece comedor dentro de la habitación; la bubble Spica consta de una gran suite de dos plantas con dormitorio, chimenea y balcón; mientras que la bubble del bosque está integrada por tres burbujas, con servicio de check in personalizado y bicicletas incluidas.

Mil estrellas tiene 4 tipos de burbujas para elegir estancia
milestrelles.com

Sus precios van desde 143 euros por noche.

Albarari Ca Campo Stellae (Breixo, Oleiros, A Coruña)

Ecológicas e innovadoras son las burbujas gallegas de Albarari Vineyards and Resorts, que ofrecen jardines privados con vistas al Atlántico además de un techo estrellado. Su modelo de alojamiento se basa en bubbles exclusivas y patentadas, que quieren extender a nuevos proyectos en las Rías Baixas, País Vasco, Alicante y Portugal.

A alrededor de 10 km de La Coruña, el complejo cuenta con cinco habitaciones que ostentan el nombre de otras tantas estrellas: de Andrómeda a Pegaso, pasando por Casiopea, Perseo y Orión, la gran suite, dotada con telescopio y vista panorámica a la Vía Láctea.

Las burbujas de Albarari tienen vistas al mar
albarari.es

Con precios desde 120 euros la noche, todas disponen de comodidades como cama doble con dosel, baño completo, bañera de diseño, amenities, jardín privado con vistas al mar, parking propio y espacio chill out, e incluyen un desayuno campestre.

Hotel Aire de Bárdenas (Tudela, Navarra)

El proyecto más veterano —y también más premiado, con 30 galardones en una década— entre los alojamientos de burbujas en España es el que se ubica, como un oasis, en medio del desierto de las Bárdenas Reales.

Con un estilo minimalista y respetuoso con el medio ambiente (además de animalfriendly), Aire de Bárdenas cuenta con diferentes estilos de habitaciones, además de las burbujas, que son diseño del ingeniero francés Pierre Stephane.

Los módulos cuentan con minibar completo, albornoz y zapatillas, ducha, secador de pelo y, por si el contacto con la naturaleza es demasiado intenso, también antifaz.

Aire de Bárdenas
airebardenas.com

 

 

 Artículo original de Cerodosbé.

Te puede interesar