Pasar al contenido principal

Así tienes que hacer la declaración de la renta si has alquilado tu piso, lo tienes en Airbnb o has comprado una casa

Los millennials han popularizado el alquiler de todo tipo de objetos y servicios gracias a internet.
Pixabay

La campaña de la declaración de la Renta ya está en marcha y uno de los puntos que hay que tener en cuenta a la hora de saldar cuentas con la Agencia Tributaria es la vivienda. Si eres el casero de una vivienda alquilada, si la alquilamos en Airbnb solo por temporadas, o si hemos comprado una vivienda, hay que tenerlo en cuenta a la hora de hacer la declaración de la renta. Hay que tener cuidado porque algunos de estos datos pueden no estar en el borrador de la renta

Si he alquilado mi casa en 2017, ¿qué tengo que tributar? 

Si has tenido alquilado tu piso durante 2017 tienes que pagar impuestos por las ganancias patrimoniales que has obtenido. Eso sí, existe un beneficio fiscal para esto que hace que el 60% de las ganancias esté exento de tributación.

Hasta 2015, la exención era diferente en función de la edad de los inquilinos pero tras el cambio de la norma, la exención del 60% es válida da igual que edad tenga el inquilino. Así que hay que tributar por el 40% de lo ganado. 

Leer más: Cómo solicitar y confirmar el borrador de la Renta 2017

¿Me puedo deducir algún gasto de la vivienda que alquilo?

Si eres el casero de una vivienda en alquiler, de los ingresos que obtienes te puedes deducir aquellos gastos en los que hayas incurrido por ser propietario de la vivienda. Entre estos gastos deducibles se encuentra, por ejemplo, el pago del IBI o las tasas de recogida de basura. Eso sí, si has tenido el piso vació durante un tiempo durante ese periodo, no se pueden deducir estos gastos, por lo que habrá que calcular el tiempo que se ha tenido alquilado. Así, si no la has alquilado todo el año, hay que tener en cuenta que solo se pueden deducir estos gastos durante el tiempo que ha estado alquilada la vivienda. 

Si se ha alquilado un piso también se puede deducir aquellos gastos que hayan estado enfocados a mejorar la vivienda. Así el Consejo General de Economistas recuerda que "puede deducir el gasto de sustitución de elementos como instalaciones, ascensor o puertas de seguridad y el de amortización de la construcción —3% del mayor entre el valor catastral de la construcción o el valor de adquisición de esta— y hasta el 10% del mobiliario y enseres alquilados junto con el inmueble". 

Alquilo mi piso para periodos vacacionales a través de Airbnb, ¿cómo tributa? 

En el caso de tener un piso alquilado por Airbnb también hay que tener en cuenta que los ingresos tributarán como rendimientos del capital inmobiliario, al igual que los pisos alquilados como vivienda habitual. Sin embargo, en el caso de alquilarlo para vacaciones no existe la exención fiscal del 60%. 

Lo que sí que podemos hacer es deducirnos los gastos que supone tener la vivienda, como en el caso del alquiler de vivienda habitual, aunque los gastos que se pueden restar a los ingresos al alquiler son los proporcionales al tiempo que se tiene alquilado, por lo que tocará echar cuentas. 

Leer más: Borrador, cita, app y otras claves de la declaración de la renta

Si he comprado una vivienda, ¿me puedo deducir algo? 

No, la deducción por compra de vivienda se eliminó en 2013. Por lo que si has comprado una casa en 2017 no te puedes deducir nada. Como la medida no es retroactiva, solo pueden deducirse por compra de vivienda quienes las compraran antes de esa fecha. 

Si vivo de alquiler, ¿me puedo deducir algo? 

Actualmente no hay vigentes deducciones nacionales para quienes viven de alquiler, ya que, fueron eliminadas en 2014. En ese momento se estableció un régimen transitorio por lo que solo te puedes seguir beneficiando de ellas si firmaste el contrato de alquiler antes del uno de enero de 2015 (y siempre que cumplas con los requisitos establecidos). 

Hay que tener en cuenta que algunas comunidades autónomas sí que mantienen deducciones fiscales en temas de alquiler. Por ejemplo, la comunidad de Madrid establece que tienen derecho a una deducción por el alquiler de vivienda, los menores de 35 años cuya base imponible —entendiendo como tal la suma de la base imponible general y la del ahorro— del período impositivo no sea superior a 25.620 euros en tributación individual o a 36.200 euros en tributación conjunta.

Te puede interesar