Los datos de asintomáticos en España descienden por debajo de la mitad, con Madrid detectando uno de cada 5

Médicos buscan a un infectado de coronavirus
Reuters
  • El porcentaje de asintomáticos a nivel nacional ha bajado más de un 10% desde mediados de julios, un dato preocupante para los rastreos y que demuestra lo rápido que se propaga el virus
  • Aun así, es complicado tener una cifra fiable, dado que los porcentajes varían según la comunidad y sus servicios de rastreo.
  • Ni siquiera con todos los datos se puede dar una aproximación certera, con casos como el de la Comunidad de Madrid, que eliminó informes y cifras de contagio para presuntamente ocultar sus niveles de asintomáticos.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

El porcentaje de enfermos asintomáticos del coronavirus, uno de los indicadores más utilizados por las instituciones para rastrear los efectos y evoluciones de la pandemia, sigue en descenso.

Las cifras son dispares, sobre todo dependiendo de dónde se midan. Si en Madrid sólo uno de cada 5 enfermos (21%) presenta síntomas, en Euskadi más del 84% lo hace; en la panorámica española, desde el 11 de mayo los datos de asintomáticos han bajado por primera vez por debajo del 50%.

El pasado jueves el portavoz del Ministerio de Sanidad y director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias, Fernando Simón, aseguró que "las cosas no van bien" en el tratamiento de la pandemia. Más allá del aumento de casos y la incidencia acumulada, que siguen creciendo, el experto resalta otras cifras negativas, como la subida en el número de hospitalizaciones y muertes, la tasa de positividad o el porcentaje de asintomáticos.

Por sí sola, ninguna explica qué está pasando ni cuál es el problema, pero entre todas dibujan un paisaje alarmante.

Desde que se contabilizó a mediados de julio, el porcentaje de asintomáticos ha bajado más de 10 puntos, desde el 55% a debajo del 45%, según los informes que publica cada semana la Red Nacional de Vigilancia Epidemiológica (RENAVE) a partir de los datos de las comunidades autónomas. El último, publicado este viernes y que recoge hasta el 16 de agosto, deduce una leve subida de asintomáticos del 44% al 45,2%.

Leer más: Confinamiento selectivo y rastreo de contagios: las limitadas herramientas de las comunidades autónomas para frenar los rebrotes

Como hay grandes diferencias entre distintas comunidades, es de suponer que los niveles rastreo de contactos son también muy distintos. Aunque la tendencia general va a la baja, los porcentajes totales suben gracias a los casos detectados en Euskadi (84%) y Galicia (71,3%), las únicas que suben con respecto a la semana pasada. 

Las cifras contrastan con las presentadas en las autonomías más impactadas por el virus, como son Aragón (48,3%) y Cataluña (46,5%) con la excepción de, sorprendentemente, Madrid (21%). La explicación podría estar relacionada, como se ha mencionado más arriba, con el vago rastreo que se habría realizado en la Comunidad.

Lo cierto es que en Madrid el porcentaje de asintomáticos ha ido descendiendo con el paso de las semanas. Hasta mitad de julio había detectado el 49,6%, más del doble de lo que hay ahora, aunque Fernando Simón llegó a asegurar hace un mes que el porcentaje en la capital rodeaba el umbral del 15%. La oposición se le echó encima.

Sin embargo un día antes, un informe del servicio epidemiológico madrileño publicado por El Confidencial daba la razón a Simón, recogiendo que en los últimos 14 días analizados el porcentaje de positivos asintomáticos era del 19,4% (768 casos) y en la última semana bajaba aún más, hasta el 7,6%. Servida la polémica, el Gobierno de la Comunidad de Madrid resaltó que esos datos eran provisionales y los eliminó de su informe. Todavía no han vuelto a publicarse.

En este caso, el único porcentaje que no encajaba era el del 70%, defendido por la Consejería de Sanidad regional el pasado 8 de agosto como respuesta a los cálculos de Fernando Simón.

La Comunidad lo justificó como que, de todos los casos que había notificado en los últimos 14 días, solo el 30% tenían fecha de inicio de síntomas en ese período, por lo que el resto eran casos asintomáticos. No obstante, el criterio correcto para medir a los asintomáticos es la sintomatología, no la fecha. Utilizando el argumento de Madrid, y según el último informe del Ministerio de Sanidad, su porcentaje seguiría en el 70%, cuando según los datos que proporciona la comunidad es más de 3 veces menor.

Leer más: 5 diferencias clave entre la estrategia de Alemania y España para frenar los rebrotes

Conste que una proporción de asintomáticos de alrededor del 50% sigue siendo bastante alta y refleja que la situación actual poco tiene que ver con la vivida en los meses de marzo o abril, a inicios del confinamiento. Entonces, los rastreadores eran una figura anecdótica y casi todos los casos eran detectados en hospitales ya con síntomas, por lo que es lógico que los porcentajes de asintomáticos bajaran. Además, una parte de los asintomáticos actuales son presintomáticos —muestran síntomas pasados unos días—, por lo que se escapan de mediciones como la defendida por Madrid.

"Al poder aislar a casos todavía asintomáticos, se evita que entren en contacto con otras personas cuando tienen una alta capacidad de transmisión, que es sobre todo cuando inician los síntomas", explica Simón. A pesar de ello, si el porcentaje desciende querría decir, casi con certeza meridiana, que la transmisión está aumentando y que a los servicios de rastreo le está costando más detectar a los nuevos enfermos.

Otros artículos interesantes:

Cuánto gana un empleado de El Corte Inglés en España: descubre su sueldo y sus condiciones laborales

10 alimentos que deberías tener siempre en casa porque son buenos para la salud

Los edificios más horribles de cada comunidad autónoma

Te recomendamos