Pasar al contenido principal

La NASA tiene que hacer dos grandes cambios si quiere enviar astronautas a la Luna en 2024, según astronautas de las misiones Apolo

El astronauta Edwin E. Aldrin Jr. camina cerca del Módulo Lunar durante la actividad extraterrestre del Apolo 11. 20 de julio de 1969 en la Luna.
El astronauta Edwin E. Aldrin Jr. durante la actividad extraterrestre del Apolo 11 el 20 de julio de 1969 en la Luna. NASA/Newsmakers
  • Estados Unidos tiene intención de enviar astronautas a la Luna en 2024 con el programa Artemisa de la NASA.  
  • La agencia espacial estima que este cambio de fecha supondrá entre unos 20.000 y 30.000 millones de dólares más. 
  • El director de la NASA y algunos astronautas de anteriores misiones Apolo apoyan la visión de Trump para 2024, pero creen que será necesario hacer dos importantes cambios. 
  • Descubre más historias en Business Insider.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha dejado muy claro que quiere acelerar la vuelta de los astronautas a la Luna y enviar una tripulación en 2024. 

La NASA ha aceptado totalmente el envite y el Programa Artemisa tiene como objetivo aterrizar astronautas en la superficie lunar en los próximos cinco años. La idea es sentar las bases para una presencia continuada de los humanos en la Luna y dar el siguiente paso hacia Marte. 

A pesar de que la agencia espacial está dispuesta a asumir el reto, los astronautas de misiones Apolo anteriores con los que ha hablado Business Insider  advierten de que será necesario hacer dos importantes cambios. 

Leer más: Los astronautas explican las deprimentes razones por las que nadie ha vuelto a pisar la Luna

Llevar astronautas a la Luna implica aumentar el presupuesto

Jim Bridenstine
El director de la NASA recibe una llamada de felicitación del vicepresidente Mike Pence tras confirmarse que el InSight ha aterrizado con éxito en Marte. NASA

Rusty Schweickart (Apollo 9), Charlie Duke (Apollo 16), y Harrison Schmitt (Apollo 17) apoyan el objetivo de Trump para la misión lunar NASA, pero creen que será necesario aumentar el presupuesto. 

Según Schmitt, la NASA debería tener fondos disponibles para poder hacer frente a gastos desconocidos porque recuerda que este tipo de proyectos conllevan muchas sorpresas. 

"No se logra el programa que el presidente y el vicepresidente han pedido a la NASA sin comprometer fondos y sin hacer frente a los tiempos difíciles", corrobora Schweickart.

El astronauta también ha deseado suerte al director de la NASA, Jim Bridenstine, y ha asegurado que por ahora parece que le está yendo bien. Bridenstine ya explicó en la CNN que el coste de cumplir con los objetivos de la Casa Blanca mediante el programa Artemisa añadiría entre unos 4.000 y unos 5.000 millones de dólares cada año al presupuesto anual de la NASA de 21.500 millones de dólares. 

En su momento, el programa Apolo costó mucho más: 110.000 millones de dólares, ajustados en función de la inflación. Sin embargo, eso no significa que la NASA no vaya a sudar para conseguir los fondos para Artemisa. Al parecer, a Bridenstine le costó que aceptarán un aumento del presupuesto de 1.600 millones de dólares para empezar a financiar nuevas plataformas de aterrizaje, naves y cohetes

Leer más: 20 años de la Estación Espacial Internacional: los astronautas cuentan cómo es vivir en el laboratorio espacial

Recuperar el espíritu del Apolo: entusiasmo juvenil y decisiones rápidas

Recreación del proyecto Artemisa
Una recreación de una misión tripulada del proyecto Artemisa en la Luna. NASA

Para los astronautas, el otro cambio que debe ocurrir en la NASA tiene que ver con su cultura de trabajo, más concretamente con la edad de sus trabajadores.  

Harrison Schmitt asegura que "el desafío de la NASA es recrear el tipo de ambiente" del programa Apolo. "Es un entorno en el que predominan los jóvenes; la edad media de los miembros del centro de control de la misión del Apolo 13 era de 26 años, y ya habían participado en varias misiones. Los jóvenes son esenciales para este tipo de esfuerzo".

Schweickart añade que la edad media del Centro Espacial Johnson  es de 60 años: "No es de ahí de donde viene la innovación y la emoción. La emoción viene de cuando tienes adolescentes y jóvenes de 20 años ejecutando programas".

Leer más: 7 grandes obstáculos para la colonización del universo según la mayor investigación de la NASA sobre los efectos de vivir en el espacio

Además, los astronautas creen que la burocracia que rige los procesos de la agencia espacial será también un freno para el desarrollo de la misión. Schmitt asegura que reducir los procesos burocráticos es el mayor desafío para Bridenstine: ""Creo que va a hacer falta un esfuerzo concertado para reducir los gastos burocráticos dentro de la NASA para desarrollar el entorno tipo Apolo, donde las decisiones se pueden tomar de forma rápida y continua". 

Aún así, todos tienen confianza en que el programa saldrá adelante y Artemisa logrará sus objetivos de llevar astronautas a la Luna en 2024. "Podríamos construir un módulo lunar en cinco años, ya lo demostramos con Apolo", señala Charlie Duke. 

Y además