Pasar al contenido principal

Astrónomos predicen las llamaradas emitidas por 2 agujeros negros supermasivos a 3.500 millones de años luz

Agujeros negros
NASA / JPL-Caltech
  • A 3.500 millones de años luz se encuentran 2 agujeros negros supermasivos que emiten llamaradas tan potentes que han llamado la atención de los astrónomos.
  • El responsable de este fenómeno es el agujero de menor tamaño que no está orientado con el plano del disco de acreción.
  • Esto hace que, 2 veces en cada órbita, el agujero negro más pequeño cruce el disco de acreción provocando ese destello.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

A 3.500 millones de años luz se encuentran 2 agujeros negros supermasivos enzarzados en una danza espacial extrema. Ambos se encuentran en el centro de una galaxia llamada OJ 287. Una característica que la señala es que no se trata de una galaxia común sino de un blazar con un núcleo galáctico activo altamente variable.

Su observación ha sorprendido a los astrónomos desde el inicio ya que durante ese tiempo se han recogido datos de sus destellos de radiación casi regulares. El núcleo de OJ 287 es más intenso que el de la mayoría. Influye el hecho de que posee en su centro 2 agujeros negros supermasivos en vez de uno, según ha explicado ScienceAlert en un artículo.

El más pequeño de los agujeros negros tiene 150 millones de veces la masa del Sol y el más grande, que es uno de los más masivos jamás visto hasta la fecha, alcanza las 18.000 millones de masas solares.

Leer más: Un nuevo estudio sugiere que una fuerza fundamental de la física no es tan constante como se pensaba

Un disco de polvo y gas gira alrededor del agujero negro más grande pero no es el responsable de las llamaradas que se han observado. De hecho, el responsable de este fenómeno es el agujero de menor tamaño, que no está orientado con el plano del disco de acreción.

Esto hace que, 2 veces en cada órbita, que dura 12 años, el agujero negro más pequeño cruce el disco de acreción provocando esa llamarada tan intensa. Pero establecer una fecha concreta de cuándo se va a dar la siguiente llamarada es algo complicado puesto que la órbita es irregular.

Los datos que hasta ahora se han recopilado de estos dos agujeros negros han hecho posible dar con las últimas llamaradas: la primera en 2015 y la última hace 3 semanas.

Leer más: El Pentágono revela 3 vídeos de avistamientos OVNI en los que se pueden observar extrañas figuras surcando el cielo

"La evidencia observacional de la llegada de la llamarada dentro de las 4 horas de predicción real respalda el papel de incluir efectos de emisión GW con precisión de 2PN mientras se rastrea la órbita del agujero negro secundario", han dicho los investigadores del estudio que ha sido publicado en The Astrophysical Journal Letters. "Nuestras observaciones de Spitzer limitan el célebre teorema del cabello".

El teorema del cabello sugiere que los agujeros negros solo se pueden caracterizar según su masa, carga eléctrica y giro. Esto eliminaría la posibilidad de poder investigar otro tipo de características que puedan ofrecer mayor información sobre ellos debido a que el teorema defiende su simetría.

"Estas observaciones están preparando el escenario para campañas de observación que emplean imágenes de alta resolución sin precedentes del Event Horizon Telescope, en colaboración con el Global Millimeter LVBI Array y la misión espacial VLBI RadioAstron, para resolver espacialmente el sistema doble de agujeros negros en OJ 287", han concluido los astrónomos.

Y además