Pasar al contenido principal

Un grupo de astrónomos captan imágenes de Júpiter a una resolución espectacular y resuelven el misterio de su mancha roja

Jupiter in infrared light, as observed by the international Gemini Observatory on May 29, 2019.
Imagen infrarroja de Júpiter, Observatorio Internacional de Gemini, 29 de mayo de 2019. Observatorio Internacional Gemini/NOIRLab/NSF/AURA M.H. Wong (Berkeley) y equipo; Agradecimiento: Mahdi Zamani
  • Nuevas imágenes de Júpiter revelan que su Gran Mancha Roja tiene agujeros. 
  • Las fotografías conseguidas con infrarrojos también muestran dónde se generan los rayos y tormentas eléctricas: junto a grandes columnas de nubes a 65 km de la superficie.
  • Este equipo de astrónomos ha utilizado el Telescopio Espacial Hubble de la NASA, la nave espacial Juno (que orbita alrededor de Júpiter), y el Observatorio Gemini en la Tierra para recopilar las imágenes infrarrojas más nítidas del planeta.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Nuevas imágenes de Júpiter revelan que posee un clima turbulento. Lo han conseguido gracias a la fotografía infrarroja: el espectro de luz más allá de las longitudes de onda visibles. 

Para obtener estas imágenes supernítidas sin precedentes, un equipo de investigadores de la NASA y la Universidad de California, Berkeley, combinó datos del Telescopio Espacial Hubble, la sonda Juno que orbita a Júpiter y el Observatorio Gemini en la Tierra. El equipo publicó las imágenes junto con un artículo de investigación en The Astrophysical Journal el jueves. 

Las nuevas observaciones también confirman que las manchas oscuras en la famosa Gran Mancha Roja son en realidad agujeros o lagunas en la cubierta de nubes y no variaciones de color de las mismas.

These images of Jupiter's Great Red Spot were made using data collected by the Hubble Space Telescope and the Gemini Observatory on April 1, 2018.
Imágenes de la Gran Mancha Roja de Júpiter recogidas por el telescopio Hubble y el Observatorio Gemini, 1 de abril de 2018. NASA, ESA, y M.H. Wong (Berkeley) y equipo

"Es como una especie de faro", ha explicado en un comunicado Michael Wong, líder de la investigación, sobre la Gran Mancha Roja del planeta. "Se ve una luz infrarroja brillante proveniente de áreas libres de nubes, pero donde hay nubes, es muy oscura".

Al estudiar Júpiter con múltiples telescopios y naves espaciales, los científicos pueden reconstruir los misterios de la atmósfera del planeta y la historia de cómo se formó.

Leer más: Cómo trabajan los empleados de la NASA y la ESA durante la cuarentena por coronavirus: limitaciones en el entrenamiento de astronautas y parones significativos

"Debido a que ahora obtenemos cada poco tiempo estas vistas de alta resolución de un par de observatorios y con longitudes de onda diferentes, estamos aprendiendo mucho más sobre el clima de Júpiter", ha comentado en el comunicado Amy Simon, científica de la NASA. "Es nuestro equivalente a un satélite meteorológico. Finalmente podremos comenzar a observar los ciclos climáticos".

Las imágenes obtenidas desde la Tierra "rivalizan" con las del espacio

This video shows one lucky-imaging set of observations on Jupiter, taken April 8, 2019.
Este vídeo muestra la técnica 'lucky imaging' en la superficie de Júpiter, 8 de abril de 2019. Observatorio Internacional Gemini/NOIRLab/NSF/AURA M.H. Wong (Berkeley) y equipo; Agradecimiento: Mahdi Zamani

Para crear estas imágenes infrarrojas, los investigadores utilizaron una técnica llamada 'lucky imaging'. Esto es cuando un telescopio terrestre toma muchas imágenes de corta exposición del mismo lugar, y los investigadores seleccionan las imágenes más nítidas (generalmente cuando la atmósfera de la Tierra está creando poca interferencia).

Al unir esta selección de imágenes de cada región de Júpiter, el grupo de investigadores ha conseguido un retrato sin precedentes de todo el planeta en infrarrojo. 

"Estas imágenes rivalizan con la vista desde el espacio", agregó Wong. 

Un clima turbulento en Júpiter

Cuando Juno rodea a Júpiter, capta ondas de radio de los rayos en las profundidades de la atmósfera del planeta. Los investigadores combinaron las coordenadas de esos rayos con imágenes de los telescopios Gemini y Hubble.

Descubrieron que el rayo se forma alrededor de torres de nubes de 65 km de altura que giran e intercambian calor en un proceso llamado convección, que se eleva por encima de las nubes de agua en lo más profundo de la atmósfera de Júpiter.

An illustration of lightning, convective towers, deep water clouds, and clearings in Jupiter's atmosphere.
Una ilustración de los rayos, torres convectivas, nubes y claros en la atmósfera de Júpiter. NASA, ESA, M.H. Wong (Berkeley), y A. James y M.W. Carruthers

"Los científicos rastrean los rayos porque es un marcador de convección, el turbulento proceso de mezcla que transporta el calor interno de Júpiter hasta las nubes visibles", explicó Wong en un comunicado."Los estudios en curso de las fuentes de rayos nos ayudarán a comprender cómo la convección en Júpiter es diferente o similar a la convección en la atmósfera de la Tierra", comentó Wong.

Y además