Pasar al contenido principal

El ataque de Trump a Huawei podría terminar perjudicando a Google y otros gigantes tecnológicos de EE.UU., según uno de los principales expertos del sector

Gregor Berkowitz
Gregor Berkowitz Troy Wolverton/Business Insider
  • El ataque de la administración Trump a Huawei podría terminar perjudicando a Google y otros gigantes tecnológicos de EE.UU., según Gregor Berkowitz, un consultor de la industria tecnológica con amplia experiencia en China y Asia.
  • La decisión del gobierno de EE. UU. de prohibir que el fabricante chino de dispositivos use productos y servicios tecnológicos de EE. UU. Podría alentarlo a promover aplicaciones y servicios chinos fuera de China, afirma Berkowitz.
  • Eso podría dar a compañías como Baidu una ventaja sobre Google y a Didi sobre Uber en áreas del mundo donde Huawei es fuerte, según Berkowitz.

Los inversores ya han empezado a preocuparse de que Apple pueda verse atrapada en el fuego cruzado de los ataques de la administración Trump contra Huawei y la guerra comercial más amplia entre EE.UU. y China.

Pero el fabricante de iPhone puede no ser el único gigante tecnológico que sufra daños colaterales en el conflicto, advierte Gregor Berkowitz, un consultor con amplia experiencia en la industria de la tecnología. Los movimientos de la administración contra Huawei podrían terminar dando una ventaja a los competidores chinos frente a gigantes estadounidenses como Google y perjudicando la capacidad de los gigantes tecnológicos para competir, particularmente en el mundo en desarrollo, según el experto.

Leer más: Qué va a pasar con tu móvil Huawei con el veto de Google

"Hay muchos efectos secundarios" del ataque a Huawei "que quizás sean más significativos que el efecto primario", dijo Berkowitz.

Los funcionarios estadounidenses han acusado a filiales de Huawei de conspirar para robar secretos comerciales de T-Mobile y han advertido que los equipos de la compañía podrían usarse para espiar a personas y compañías en nombre del gobierno chino.

La semana pasada, como parte de su campaña contra Huawei, la administración emitió una orden que prohibía a las empresas estadounidenses suministrar a Huawei sus productos y servicios. Esa medida no solo prohibe a los fabricantes de componentes más pequeños vender sus productos a la compañía china, sino que también prohibe a Google y otras compañías tecnológicas ofrecer su software a Huawei. El lunes, el Gobierno de EE.UU. le dio a Huawei una prórroga de las restricciones, permitiéndole continuar trabajando con las compañías estadounidenses para atender a los clientes actuales.

Como parte de las restricciones, Huawei ya no podrá usar la versión del sistema operativo Android provista por Google, ni tampoco podrá ofrecer a sus usuarios de teléfonos el acceso a la tienda de aplicaciones Google Play. La compañía ha dicho que está trabajando en sus propias alternativas domésticas para ambos.

Las alternativas chinas a Google y Facebook podrían verse impulsadas

Huawei es el segundo mayor fabricante de smartphones. Aunque sus teléfonos no han tenido mucho tirón en EE.UU., son populares en China y en muchos otros países del mundo.

En China, Huawei ya ofrece alternativas locales a los servicios de tecnología de EE.UU., porque Google Play Store y muchas aplicaciones y servicios de EE.UU., como Facebook y Uber, no están disponibles en este país. Pero ahora que ya no pueden trabajar con compañías estadounidenses, es probable que Huawei comience a promocionar esas alternativas chinas fuera de su país, según Berkowitz.

Leer más: Un partner estratégico para el negocio de chips de Huawei acaba de congelar sus relaciones comerciales con el gigante chino, según la BBC

"Gente como Google comienza a perder, porque Huawei dirigirá su búsqueda a Baidu, no a Google", señala Berkowitz. Y añade: "A medida que el conflicto o la guerra comercial entre Estados Unidos y China [se calienta]... vamos a ver que el conjunto de proveedores chinos comenzará a extenderse por todo el mundo".

Ren Zhengfei, CEO de Huawei
Ren Zhengfei, CEO de Huawei Kyodo News via Getty Image

Muchas empresas tecnológicas estadounidenses han tenido problemas para ganar presencia en China o, al encontrarse en posiciones insostenibles debido a las políticas de censura y vigilancia doméstica del país, han abandonado el mercado. Ahora, también pueden encontrarse perdiendo posición ante empresas chinas en países en desarrollo, según Berkowitz.

Huawei podría promocionar los servicios de transporte de Didi en lugar de los de Uber, o el servicio de mensajes chino WeChat en lugar de WhatsApp de Facebook, asegura.

Las compañías tecnológicas de EE.UU. pueden encontrarse no solo con problemas en China, sino también "que Baidu se convierta en el motor de búsqueda predeterminado para India y para los consumidores en África y para los servicios de correo electrónico y de transacciones en línea ", considera Berkovitz.

En el mundo en desarrollo, el precio es lo más importante

Al menos en este momento, los servicios de tecnología de EE.UU. tienden a ser generalmente más populares fuera de China que sus rivales chinos. Pero esa fuerza de marca puede no importar mucho en los países en desarrollo.

Gran parte del éxito de Huawei en el mercado de teléfonos inteligentes se debe a que ofrece dispositivos con características de alta calidad a precios significativamente más bajos que sus rivales. Si un teléfono Huawei se está vendiendo en un país en desarrollo con un precio más bajo que un iPhone o un teléfono Samsung, pero parece que ofrece características similares, va a ser atractivo para los consumidores en esos países, sin importar si tiene el Google Play Store o la aplicación de búsqueda de Google, señala Berkowitz.

Lo que les va a importar a esos clientes es "la economía más pura y el coste del teléfono", afirma.

Este artículo fue publicado originalmente en BI Prime.

Y además