Las mayores atrocidades que cometes con la comida italiana, según los italianos: ni siquiera la pizza con piña es el mayor pecado

comer pasta

La comida italiana es una de las más reconocidas y deliciosas del mundo. Tan popular que al comerla y cocinarla casi a diario puede que estés dando por sentadas algunas cosas que, en realidad, están lejos de pertenecer a esta gastronomía.

Puede que más de una vez hayas acompañado tu pasta con un poco de pan de ajo y después hayas terminado con un espumoso capuchino. O quizás le pongas aceite al agua en el que vas a hervir los macarrones. O te pirre la piña en la pizza.

Si te has sentido identificado con cualquiera de esas cosas, ojo, ten cuidado. 

Un italiano no haría nada de eso al cocinar. Y aunque algunas prácticas pueden pasarse por alto incluso entre los propios italianos, otras les hacen tirarse de los pelos.

Según una encuesta de 2018 realizada por YouGov, los italianos tienen sentimientos muy fuertes sobre la preparación y el consumo de comida italiana. A raíz de ello, en 2019 el medio recopiló algunas de las peores prácticas que otras naciones hacen sobre su gastronomía.

Para ello, seleccionó 19 formas en que los extranjeros han sido acusados de "traicionar" la esencia de la comida italiana y preguntó a personas en 17 países (incluida Italia) si eran aceptables o inaceptables.

Los resultados han sido recogidos de manera muy visual en una tabla donde se recopilan los 10 "delitos alimentarios" cometidos sobre la gastronomía italiana. Están agrupados en función de si se consideran "aceptables", inaceptables, o si causan divisiones por los propios nacionales. A lo largo del gráfico, hacia la derecha, se puede ver cómo de aceptables son esas prácticas en otros países del mundo.

Las cifras con números positivos (verde) indican que más personas lo consideran aceptable que inaceptable, mientras que números negativos (rojos) significan que un mayor número lo considera a la inversa.

tabla "asesinatos culinarios" de la comida italiana

Algunos de estos delitos gastronómicos con los que los italianos no tienen problemas incluyen acompañar con salsa boloñesa a los espaguetis, o juntarlos con albóndigas, comer pizza con tenedor en lugar de con la mano o tomarla como almuerzo. Todo ello también parece tener buena acogida entre los españoles.

Pero hay algunas diferencias importantes que destapan aberraciones para los italianos que quizás cometas al preparar comida italiana.

Por ejemplo echar un poco de aceite en el agua en la que cocinas la pasta es algo que en nuestro país se considera aceptable, mientras que es un error que divide a los italianos. También nos parece bien tomar risotto como guarnición o añadir la pasta a un plato y después echarle la salsa, errores sobre los que los italianos no se pronuncian.

11 prácticas culinarias que los italianos consideran crímenes contra su cocina nacional

Hay, sin embargo, algunas prácticas en relación a su gastronomía que los italianos califican de "delito gastronómico".

El abuso más angustioso sobre comida italiana es ponerle ketchup a la pasta, algo que en España escandaliza igualmente. Si te has escandalizado debes saber que indonesios y los hongkoneses lo ven bien.

Ocurre de manera similar con poner la pasta en agua fría y después hervirla, la segunda mayor violación que se puede cometer sobre la cocina italiana, que a buena parte de los españoles también les resulta poco aceptable.

Lo mejor y lo peor que puedes pedir en un restaurante italiano, según chefs profesionales

Ambas naciones se muestran también unidas al considerar como aberraciones no poner sal en el agua de cocer la pasta, cortas pasta con cuchillo o ponerle queso a aquella que lleva marisco.

Añadir piña en una pizza, la base de la pizza 'hawaiana', es la tercera peor cosa que le puedes hacer a la cocina nacional, según los italianos. Frente a este gran debate universal los españoles, sin embargo, nos mantenemos neutrales.

Existen ciertas prácticas culinarias que escandalizan a los italianos que en nuestro país se ven con buenos ojos. Por ejemplo, comer pasta como guarnición molesta a la mayoría de los italianos, mientras que para los españoles parece algo razonable.

¿Pones nata a tu carbonara? Normal, como español lo consideras una práctica extendida, pero es algo visto como un 'asesinato alimentario' por los italianos.

Disfrutar de un capuchino tras comer comida italiana y acompañar la pasta con pan de ajo son otras de las agresiones culinarias bien aceptadas en nuestro país que, sin embargo, será como clavar un cuchillo en el corazón de los italianos.

Otros artículos interesantes:

Deja de poner aceite al agua de la pasta: con ello solo estás impidiendo que se derrame, pero podría afectar a su sabor

Mejora tu pizza casera con estos 3 trucos de un famoso chef italiano

13 cosas que chefs y camareros dicen que nunca pedirían en un restaurante

Te recomendamos