España recaudaría 700 millones más al año con un impuesto de sociedades mínimo del 15%, y hasta 12.400 millones más con un tipo mínimo del 25%

Billetes de 500 euros

REUTERS/Pascal Lauener

  • La propuesta de Joe Biden de elevar el impuesto de sociedades a las multinacionales ha dado lugar a una búsqueda de acuerdo dentro de la OCDE y a países posicionados a favor y en contra.
  • Un informe del European Tax Observatory ha analizado varios escenarios y pone cifras concretas al impacto económico que supondría una tasa mínima a estas empresas.
  • La UE podría ingresar 168.000 millones de euros extra en 2021 si contase con un impuesto mínimo de sociedades del 25%, mientras que España elevaría sus ingresos en 12.416 millones de euros.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La elusión fiscal de las multinacionales le está saliendo caro a muchos países.

Algunas grandes compañías que operan y tributan en varias naciones recurren a jurisdicciones con una fiscalidad más favorable para evitar o reducir el pago de impuestos —ya sea a paraísos fiscales o a estados como Irlanda y Países Bajos—, lo que supone dejar de ganar miles de millones de euros a otros países europeos o a Estados Unidos.

Ante esta situación y la necesidad de recaudar más dinero, Estados Unidos, a través de su presidente, Joe Biden, ha dado un paso al frente y ha propuesto un tipo mínimo global a la facturación de las grandes multinacionales.

Esta iniciativa, que se está negociando dentro de la OCDE con el objetivo de alcanzar un acuerdo en julio, ha recibido respuestas diferentes en cada país a favor (España, Francia o Austria) o en contra (Irlanda o Países Bajos, que compiten con países más grandes mediante una política fiscal más laxa).

Ahora, gracias al European Tax Observatory (Observatorio de Impuestos Europeos), ese impacto económico de la elusión fiscal de las multinacionales ya cuenta con cifras concretas.

En un informe publicado este martes 1, estima que la Unión Europea podría ingresar 168.000 millones de euros extra en 2021 si contase con un tipo mínimo de sociedades del 25% (la tasa más baja dentro de los países del G7, informa The Guardian): una cantidad que representa más del 50% de la recaudación actual en la UE, así como el 12% de todo su gasto sanitario.

En ese caso de que la UE llegase a un consenso acerca de una tasa del 25%, España elevaría sus ingresos en 12.416 millones de euros.

Con un suelo impositivo del 21% (que han llegado a defender Francia y Alemania), esa cantidad extra ingresada por la UE bajaría a 100.000 millones de euros, mientras que se vería reducida a casi 48.300 millones de euros con un tipo mínimo del 15% para el impuesto de sociedades, porcentaje desde el que se parte actualmente para alcanzar un acuerdo.

En este segundo caso, España aumentaría sus ingresos en 684 millones de euros.

El informe de Eutax Observatory contempla asimismo otros dos escenarios diferentes al anterior, que simulaba un acuerdo entre la UE y EEUU. En un segundo escenario, se contempla la posibilidad de un acuerdo solo entre los países de la UE para una tasa mínima, mientras que el resto no cambiarían sus políticas.

En este, además de los ingresos antes mencionados, cada estado miembro de los 27 recibiría también una parte del déficit fiscal de multinacionales constituidas fuera de la UE, en función del destino de las ventas.

De esta forma, con un tipo mínimo del 25% la UE aumentaría sus ingresos en unos 200.000 millones de euros, informa el estudio. De estos, 170.000 millones de euros procederían de la recaudación del déficit fiscal de las multinacionales de la UE, mientras que los restantes 30.000 millones de euros provendrían de las de fuera de sus fronteras.

"Para la Unión Europea existe un mayor potencial de ingresos si se aumentan los impuestos a las empresas de la UE que si se gravan las empresas que no son de la UE", concluye el informe.

Finalmente, una tercera vía plantea un escenario unilateral, en el que un solo país diera el paso de establecer un impuesto mínimo a las multinacionales, mientras que el resto se mantendría sin cambios.

En este caso, ese primer país de la UE que realizara el movimiento de establecer un suelo del 25% aumentaría su recaudación del impuesto de sociedades en un 70% respecto a la actual.

"Aunque la coordinación internacional es siempre preferible, una medida unilateral de un solo estado miembro de la UE (o de un grupo de estados miembros) animaría a otros países de la UE a recaudar también el déficit fiscal de las multinacionales, ya que no hacerlo supondría dejar los ingresos fiscales sobre la mesa para que los primeros se hicieran con ellos. Esto podría allanar el camino para un acuerdo ambicioso sobre un impuesto mínimo elevado, dentro de la Unión Europea y luego a nivel mundial", afirman los autores.

"Este análisis muestra que la acción unilateral puede desempeñar un papel transformador y que rechazar la coordinación internacional no es una solución sostenible, ya que otros países siempre pueden optar por recaudar los impuestos que los paraísos fiscales deciden no recaudar", añaden.

Por último, el informe menciona también que los bancos europeos tendrían que pagar un 44% más de impuestos si estuvieran sujetos a una tasa mínima del 25% sobre una base país por país.

Otros artículos interesantes:

Todo lo que debes saber del tipo mínimo global en el impuesto de sociedades que plantea Biden para todas las multinacionales: así repercutirá en todo el mundo

Biden impulsa un impuesto global a las multinacionales basado en su facturación en cada país

El FMI pide armonizar el impuesto de sociedades en Europa y critica que las multinacionales han reducido su carga fiscal pese al aumento de sus beneficios

Te recomendamos