El sector de la restauración pierde en 10 meses hasta 5 veces lo ganado en 5 años por la pandemia, aunque las perspectivas para 2022 son optimistas gracias al reparto a domicilio

chica bebiendo en una terraza pandemia

Reuters

  • La restauración española se enfrente a uno de los peores períodos de toda su historia, con una caída en la facturación durante 2020 de hasta un 44%, aunque se espera que los niveles prepandemia se alcancen en 2022.
  • Según detalla el IV Anuario de la Restauración de Marca, elaborado por KPMG, The NPD Group y la patronal Marcas de Restauración, existe mucha confianza en los canales digitales, sobre todo, aquellos que tienen que ver con el delivery y el take away.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La restauración española tiene en frente grandes desafíos, más aún por la "caída sin precedente de la facturación en 2020", según detalla el IV Anuario de la Restauración de Marca, llevado a cabo por KPMG, la patronal Marcas de Restauración y The NPD Group.

Así, según datos citados del Instituto Nacional de Estadística (INE), esta cayó un 44% en 2020, aunque foodservice amortiguó esta hasta el 41,5%, mientras que la restauración de marca es la que mejor resistió, con un 38%.

Por ilustrar esta desafortunada situación, desde marzo a diciembre (en tan solo 10 meses), el sector perdió 5 veces todo lo que había ganado en 5 años

Las ventas cayeron un 41,5%, lo cual se tradujo en una facturación anual de 21.859 millones de euros, mientras que foodservice tuvo pérdidas en ventas en 2020 valoradas en 15.531 millones de euros, así como 2.900 millones de visitas menos que en 2019.

Los peores meses fueron marzo, abril y mayo, los cuales representaron la pérdida del 42% del conjunto de la facturación anual.

El mapa que evidencia el fuerte impacto de la pandemia sobre la restauración en España: el 16% de los bares y restaurantes no volvieron a levantar la persiana

A ello hay que sumar una reducción del tráfico en establecimientos de foodservice del 39,1% que fue consecuencia directa del teletrabajo, las limitaciones de aforo, las restricciones a la movilidad y el miedo al contagio.

Sin embargo, las previsiones son buenas para 2022 y existe confianza en el sector, sobre todo, la que tiene que ver con los canales digitales, la comida a domicilio (delivery) y para llevar (take away).

Los operadores del sector tienen confianza en la recuperación para 2022

Evolución de las visitas y el gasto medio persona, desde 2009 hasta 2020.
Evolución de las visitas y el gasto medio persona, desde 2009 hasta 2020.

KPMG, The NPD Group, Restauración de Marca

Buenas nuevas para algunos segmentos del sector de la restauración. La pandemia no solo ha traído consigo malas noticias, sino que ha consolidado también algunos cambios en las formas de consumo.

En este sentido, el canal digital creció durante los meses de marzo a diciembre de 2020 un 33%, en comparación con el valor del año anterior. Durante el primer trimestre de 2021, el delivery y el take away crecieron en valor un 54% y un 11%, respectivamente, en comparación con el mismo período del año anterior.

Además, los consumidores tienen más confianza. Mientras que en octubre de 2020 un 64% de estos aseguraba que los locales de restauración eran espacios seguros, este porecentaje ascendió hasta el 94% en junio de 2021.

Todo esto dirige al sector hacia el optimismo, aunque con nuevos desafíos en un horizonte aún incierto.

“Las perspectivas son buenas para 2022", asegura en un comunicado Edurne Uranga, directora de Foodservice de NPD en España. "Hoy ya hay segmentos que han llegado a sus ventas prepandemia, y las expectativas son seguir recuperando progresivamente las ventas y ocasiones perdidas durante esta crisis sanitaria en los próximos meses”.

Así, existen 2 escenarios posibles previstos por los operadores: el primero, muy positivo, con la recuperación de los niveles prepandemia (incremento del 0,7% respecto a 2019; el segundo, negativo, con nuevas olas de contagios y con cierre de un 16,7% por debajo de 2019.

Finalmente, los operadores también tienen en cuenta algunos desafíos. A un 74% les preocupa el encarecimiento de materias primeras, seguido de otros costes (58%), la regulación laboral (47%), el impacto en el turismo internacional (47%) y la pérdida de capacidad adquisitiva del consumidor (42%).

Aun así, las perspectivas son buenas y se espera que la restauración, uno de los sectores más perjudicados por la pandemia, gane por fin la batalla al COVID.

Otros artículos interesantes:

Certificado COVID: el impacto que ya empiezan a sufrir el turismo y la restauración, según los expertos

Más de 200.000 trabajadores se irán al paro antes de fin de año: hostelería, comercio y restauración, los más afectados

Apostando por el delivery y el e-commerce: así se ha reinventado el sector restauración durante la pandemia del coronavirus

Te recomendamos

Y además