Una investigación revela que los servicios de espionaje chinos atacaron el sistema de telecomunicaciones de Australia en 2012 a partir de una actualización de software de Huawei

Huawei

Reuters

  • Una investigación llevada a cabo por Bloomberg revela que los sistemas de telecomunicaciones de Australia sufrieron un ataque derivado de una actualización de software de Huawei. 
  • La agencia de noticias explica que las autoridades determinaron que los servicios de espionaje de China estaban detrás de esta operación, habiéndose infiltrado en las filas de los técnicos que ayudaron a mantener el equipo. 
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Bloomberg afirma que ha llevado a cabo una investigación en la que ha encontrado una "prueba clave" que confirma las acusaciones de Estados Unidos sobre que los productos de Huawei representan un riesgo para la seguridad nacional de cualquier país que los utilice. 

Según explica la agencia de noticias, en 2012 los funcionarios de inteligencia australianos informaron a sus homólogos estadounidenses que habían detectado una intrusión en los sistemas de telecomunicaciones del país que comenzó con una actualización de software de Huawei.

La implementación, llevada a cabo en la red de una importante empresa de telecomunicaciones del país, parecía legítima, pero tenía un código malicioso que funcionaba de forma similar a una escucha telefónica digital. 

De esta forma, de acuerdo con las fuentes consultadas por Bloomberg, este 'virus' reprogramaba  el equipo infectado para registrar todas las comunicaciones que pasaban por él antes de enviar los datos a China. 

Tras unos días, el código se borró a sí mismo, lo que "es el resultado de un inteligente mecanismo de autodestrucción" incrustado en la actualización, apuntaron. 

Tiempo después, las agencias de inteligencia de Australia determinaron que los servicios de espionaje de China estaban detrás de esta operación, habiéndose infiltrado en las filas de los técnicos de Huawei que ayudaron a mantener el equipo e impulsaron la actualización de los sistemas de telecomunicaciones.

EEUU, Rusia y China protagonizan una ciberguerra que se ha convertido en el juego de espías más sofisticado de la historia: estas son las armas con las que cuenta cada uno

Guiadas por las advertencias que llegaron de Australia, los organismos homónimos estadounidenses confirmaron ese año un ataque similar en equipos ubicados en Estados Unidos, de acuerdo con las declaraciones de varios exfuncionarios. 

El incidente corroboró sospechas en ambos países de que China usaba equipos de dicha compañía como conducto para el espionaje y se ha convertido en una parte fundamental del caso que se ha construido contra la empresa, a pesar de que este nunca se había hecho público. 

Mike Rogers, presidente del comité de inteligencia de la Cámara de Representantes de Estados Unidos de 2011 a 2015, se negó a hacer ninguna declaración sobre dichos incidentes. 

No obstante, Rogers sí confirmó al mismo medio que las prohibiciones nacionales contra Huawei fueron impulsadas por evidencias presentadas en privado a los líderes mundiales sobre que China manipuló los productos de la compañía a través de actualizaciones de software. 

A pesar de ello, la agencia de noticias precisa que no ha encontrado evidencias a lo largo de su investigación sobre que la dirección de Huawei estuviese involucrada o fuese consciente del ataque. 

Tanto los organismos centrados en ciberseguridad en Australia como los presentes en Estados Unidos se negaron a comentar nada sobre esta asunto a la agencia de noticias. 

Por su parte, desde la empresa de tecnología china explicaron es difícil hacer comentarios sobre "fuentes no especificadas y especulaciones" y precisaron que "nunca se han presentado evidencias tangibles de ningún delito intencional de ningún tipo". 

Otros artículos interesantes:

Guerra, espionaje, extorsión y muertes: estos han sido los mayores hackeos e incidentes informáticos en el año de la pandemia

Apple ingresa 325 millones al día con el iPhone: esto es lo que facturan Samsung, Apple, Huawei y Xiaomi

China acorrala a las criptomonedas: la región con más minería de bitcoin establece duras sanciones para quienes operen con ellas

Te recomendamos