Las autonomías necesitarán 50.000 millones de euros para hacer frente a la deuda y el déficit en 2021

Banderas de las comunidades autónomas de España
Getty Images
  • Las comunidades autónomas necesitarán una cantidad récord, 50.000 millones de euros, para pagar vencimientos de deuda y financiar su déficit en 2021, según Afi.
  • Cataluña estaría a la cabeza, con una financiación estimada de más de 12.500 millones, seguida de la Comunitat Valenciana, Andalucía y Madrid, con entre 7.500 y 5.000 millones de euros cada una.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Tras 6 años de esfuerzos sin fruto por parte de 4 gobiernos diferentes, el Ejecutivo estatal se ha comprometido a abordar en 2021 la reforma del sistema de financiación autonómica, tras llegar a un acuerdo en diciembre con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) para ello a cambio del apoyo de esta formación a los Presupuestos Generales del Estado para este año.

El actual sistema de financiación autonómica ha recibido en los últimos años muchas críticas por parte de los gobiernos autonómicos catalán, valenciano o extremeño, que consideran que la fórmula de reparto les discrimina. Sin embargo, al menos 2 de ellas, Cataluña y la Comunitat Valenciana, estarán entre las que más financiación recibirán en 2021, según cifras de Afi recogidas por El País.

La consultora ha estimado que durante este año los vencimientos y amortizaciones de la deuda que las comunidades afrontan en los próximos meses y el incremento del déficit hasta el 1,1% del PIB, según las estimaciones del Gobierno central, debido al aumento del gasto público para hacer frente a la pandemia provocará que las necesidades de financiación autonómica alcance cifras de récord en 2021.

Cuánto aporta cada comunidad autónoma al PIB de España

En concreto, Afi calcula que las comunidades requerirán 50.000 millones de euros para pagar vencimientos de deuda y financiar su déficit en 2021, a las que se suman costes de liquidaciones negativas de 2008 y 2009. No obstante, las previsiones de la consultora muestran que estas necesidades no se reparten de forma equitativa y Cataluña será la que más financiación reciba, unos 12.500 millones de euros, un 25% del total, a cifras de septiembre del año pasado.

Tras Cataluña, se sitúan la Comunitat Valenciana, con 7.500 millones, Andalucía, con 6.500 millones, y la Comunidad Madrid, con más de 5.000 millones, de tal manera que estas 4 autonomías concentran casi 2 de cada 3 euros en necesidades de financiación autonómica. A mucha distancia, aparecen Castilla-La Mancha, País Vasco, Galicia y Castilla y León, con entre 2.700 y 2.300 millones de euros cada una.

En el extremo contrario, se sitúan las comunidades menos pobladas, con La Rioja siendo la autonomía que menos fondos necesitará para sufragar el coste de su deuda y el alza de su déficit en 2021, seguida de Cantabria, Navarra, Extremadura y Asturias, todas ellas por debajo o en el entorno de los 1.000 millones de euros, mientras que Canarias, Aragón, Murcia o Baleares superarían ligeramente esta cifra, según los cálculos de Afi.

Sin embargo, estas necesidades se financiarán con unas emisiones netas del Tesoro a lo largo de este año que están valoradas en 110.000 millones de euros, tal y como figura en los Presupuestos Generales del Estado para 2021, aunque el coste de la deuda podría seguir tendiendo a la baja debido a la persistencia de los bajos tipos de interés que aplica el Banco Central Europeo (BCE) en los últimos años.

En 2020, las autonomías recibieron 115.600 millones de euros en concepto de entregas a cuenta a pesar del impacto del coronavirus, una cantidad a la que hay que sumar otras transferencias extraordinarias, como el llamado Fondo COVID-19 de 16.000 millones en ayudas del Estado a fondo perdido, según El País, que calcula que en 2021 la financiación autonómica reducirá ligeramente sus recursos, hasta 113.729 millones.

Esa caída se ajustará en 2022, el momento en el que sea necesario cuadrar las cuentas, dado que el actual modelo de financiación prevé revisiones cada 2 años si los ingresos han superado o han quedado por debajo de las previsiones, lo que implica que una autonomía tenga una liquidación positiva, si han recibido menos de lo debido, o negativa, si han recibido en exceso.

LEER TAMBIÉN: Los presupuestos para 2021 disparan la inversión estatal en Murcia, Cataluña y Asturias y la frenan en las dos Castillas, Cantabria y Galicia

LEER TAMBIÉN: Estas son las comunidades que salen peor paradas con el actual sistema de financiación autonómica que el PSOE ha propuesto reformar

LEER TAMBIÉN: Los 9 grandes retos que afronta la economía española en 2021: de la recuperación de la pandemia a la gestión de fondos europeos y las reformas pendientes

VER AHORA: Por qué regalamos en Navidad y cuáles han sido los hits de este año