Cuidado si eres autónomo y cotizas por lo mínimo: así puedes aumentar tu futura pensión

Cómo ahorrar para la jubilación

Getty Images

  • El 86,6% de los autónomos cotiza por la base mínima, lo que influye directamente en el cálculo de su futura pensión.
  • Actualmente, la base mínima de cotización de un autónomo es de 950,98 euros, mientras que la de los trabajadores asalariados está fijada en 1.323 euros.

Una de las mayores preocupaciones como trabajador a lo largo de tu vida laboral es saber qué pensión de jubilación te quedará. 

Esta preocupación se intensifica si eres un trabajador autónomo, perteneciente al Régimen Especial de Trabajadores Autónomos (RETA), ya que debido a tus cotizaciones, sueles recibir una pensión de jubilación más baja que los trabajadores asalariados. Cuidado porque si no pones remedio podrías cobrar una pensión muy baja que no llegue a los 700 euros

Diferencias en las pensiones de autónomos y asalariados

Según los últimos datos del Ministerio de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones (de junio de 2024), la pensión media de los trabajadores autónomos se situó en 962,78 euros, mientras que la de los trabajadores por cuenta ajena bajo el régimen General fue de 1.600,85 euros, lo que supone diferencia de hasta 638,07 euros, desde luego nada desdeñable y la diferencia entre una calidad de vida buena y mala si no hay más ahorros de por medio

Además, y aquí está otra de las claves, el 86,6% de los autónomos cotiza por la base mínima, lo que influye directamente en el cálculo de su futura pensión.

Por qué tanta diferencia

La principal razón de esta disparidad radica en las cotizaciones aportadas a la Seguridad Social. Actualmente, la base mínima de cotización de un autónomo es de 950,98 euros, mientras que la de los trabajadores asalariados está fijada en 1.323 euros, según la Orden PJC/281/2024

Cómo calcular la pensión de jubilación de un autónomo que cotiza por la mínima

Para calcular la pensión de jubilación, ten en cuenta las bases de cotización de los últimos 25 años y el total de años cotizados.

Paso 1: calcular la base reguladora

La base reguladora se obtiene dividiendo entre 350 las bases de cotización de los últimos 300 meses. En el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos, no se pueden incluir lagunas de cotización con bases ficticias, lo que puede ser una desventaja significativa.

Paso 2: determinar el porcentaje de la pensión

Con la base reguladora calculada, se determina el porcentaje de la pensión según los años trabajados. Con 15 años cotizados, se tiene derecho al 50% de la base reguladora. Este porcentaje aumenta gradualmente con los años adicionales trabajados:

  • Por cada uno de los siguientes 49 meses se obtiene un 0,21% adicional.
  • Por cada uno de los siguientes 209 meses se añade un 0,19%.

Un autónomo que haya cotizado 36 años y 6 meses alcanzará el 100% de la base reguladora.

Ejemplo de cálculo

Si como autónomo has cotizado por la base mínima de 950,98 euros y habiendo alcanzado el 100% de la base reguladora, tendrías derecho a una pensión mensual de 814,86 euros o 11.408,04 euros anuales. Esta cantidad puede estar por debajo de la pensión mínima, por lo que podría ser necesario recurrir al complemento a mínimos.

El documento que tendrás en 2025 para saber todo sobre tu plan de jubilación y planificar tu futuro

Cómo aumentar la pensión

  • Incrementa tu base de cotización: para asegurar una pensión más alta, es esencial aumentar tu base de cotización. Aunque esto supone un mayor coste mensual, los beneficios a largo plazo pueden ser significativos. Es recomendable empezar este incremento antes de los 50 años.
  • Realiza aportaciones voluntarias: puedes realizar aportaciones adicionales a tu plan de pensiones, lo que no solo incrementa la pensión futura, sino que también puede proporcionarte beneficios fiscales a corto plazo.
  • Contrata un plan de pensiones privado: complementa el plan de pensiones público con uno privado, puede ser una excelente estrategia para diversificar y aumentar el ahorro destinado a la jubilación.
  • Revisa regularmente tu situación financiera: evalúa periódicamente las bases de cotización y la situación financiera personal. Esto te permite realizar los ajustes necesarios a tiempo y asegurar que se está en el camino correcto para obtener una pensión adecuada.

Cotizar como autónomo requiere hilar más fino y estar más pendiente de optimizar tu futuro como jubilado. Como ves, con una planificación estratégica y decisiones informadas por tu cuenta o consultado con un asesor, es posible mejorar significativamente la cuantía de tu pensión. Haz números porque puedes suponer la diferencia entre una jubilación apacible o una donde no llegues a fin de mes, incluso con ahorro adicional.

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.