La "puerta abierta" de Hacienda para que los autónomos puedan deducirse los gastos de combustible

Hombre con traje entra en su coche

Getty Images

  • La respuesta de Hacienda ante una reciente consulta podría suponer la posibilidad de que los autónomos que utilizan un coche prestado o compartido puedan deducirse los gastos de combustible.
  • "Las cuotas soportadas por la adquisición de combustible serán deducibles siempre que su consumo se afecte al desarrollo de la actividad empresarial o profesional del sujeto pasivo", responde la Dirección General de Tributos.
  • Esto "deja la puerta abierta a que se puedan deducir los gastos de vehículos que no son propiedad de los autónomos", interpretan desde Declarando.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Comidas de negocios, cestas de Navidad, material, suministros del hogar o manutención son algunos de los gastos que los trabajadores autónomos pueden deducirse en algunos casos.

Entre ellos también se encuentran ciertos gastos del coche, que se pueden desgravar en el IVA o el IRPF si se cumplan determinadas condiciones. 

La principal es que estos estén vinculados con la actividad profesional o empresarial de la persona, siempre y cuando el vehículo se encuentre en propiedad, pero la respuesta de Hacienda ante una reciente consulta podría abrir una puerta a los autónomos que utilizan un coche prestado o compartido, según expertos.

Una persona física que ejerce una actividad económica como autónoma y emplea para ello un vehículo que no es de su propiedad ha realizado una consulta a la Dirección General de Tributos (órgano directivo de la Secretaría de Estado de Hacienda) para saber si las cuotas del IVA que soporta derivadas de los gastos de carburante y otros asociados al vehículo son deducibles.

Ante esta, el órgano aclara que deben desvincularse las deducciones por combustible o por reparaciones de las aplicables a la adquisición del vehículo y refiere al artículo 95 de la Ley 37/1992 del Impuesto sobre el Valor Añadido.

"Las cuotas soportadas por la adquisición de combustible serán deducibles siempre que su consumo se afecte al desarrollo de la actividad empresarial o profesional del sujeto pasivo y en la medida en que vaya a utilizarse previsiblemente en el desarrollo de dicha actividad económica", concluye, considerando esta ley.

Eso sí, "la afectación del combustible y el resto de bienes y servicios empleados en el vehículo a la actividad empresarial o profesional deberá ser probada por el sujeto pasivo por cualquier medio de prueba admitido en derecho", añade.

Desde Declarando, portal de gestoría para autónomos, lo interpretan en clave optimista, según el análisis de su CEO Marta Zaragozá, abogada especializada en Derecho Fiscal.

"La resolución de Dirección General de Tributos matiza que la deducción de las cuotas soportadas por la adquisición de combustible o por las reparaciones o revisiones a que se someta un vehículo debe desvincularse del aplicable a la propia adquisición del mismo, por lo que deja la puerta abierta a que se puedan deducir los gastos de vehículos que no son propiedad de los autónomos", comenta.

"En determinadas actividades, como las de agente comercial o intermediario del comercio, el autónomo necesita usar un vehículo para trabajar, y este normalmente es propio, lo que no reviste problema alguno a la hora de deducirse los gastos", prosigue.

"El problema se presenta cuando el autónomo se dedica a otro tipo de actividades en las que existen gastos de vehículo que imputar, pero que por la naturaleza de la actividad no es posible hacerlo. En estos casos entra en juego la regla del 50% de IVA y 0% en IRPF, o bien la posibilidad de deducir un porcentaje concreto de los gastos, demostrando que el vehículo tiene un uso exclusivo profesional", finaliza.

La Ley establece criterios diferentes para deducir los gastos del coche en el IVA y el IRPF y exige demostrar que el uso del coche esté asociado a la actividad profesional. Así, dependiendo de cada situación, se puede desgravar el 50% o el 100% del IVA, mientras que para el IRPF se deduciría el total o nada.

Fuentes: El Economista, LegalToday

Otros artículos interesantes:

Qué gastos del coche de empresa puedes desgravar en el IVA y el IRPF

Todo el dinero que tienes en tu banco puede acabar en las manos de Hacienda si se cumple este supuesto: así puedes evitarlo

Los autónomos podrán deducirse las comidas de negocios, según una sentencia del Tribunal Supremo

Te recomendamos

Y además