Tu próximo radiólogo podría ser un robot: aprueban la primera IA autónoma en la UE que lee radiografías de tórax sin supervisión de un médico

Rayos X

Getty Images

  • Europa aprueba la primera IA de imágenes médicas totalmente autónoma: se trata de una herramienta inteligente que lee radiografías de tórax sin la supervisión de radiólogo.
  • La IA escanea radiografías de tórax y envía automáticamente informes de los pacientes sanos, sin anomalías. Cualquier imagen que la herramienta marque como un problema potencial se envía a un radiólogo para su revisión. 
  • Aunque es un gran hito para la IA, la regulación no está exenta de polémica: los médicos se oponen a que se automatice por completo partes de su trabajo. 
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí.

La inteligencia artificial pone a disposición de la medicina valiosas herramientas para acelerar los diagnósticos, detectar los genes detrás de las enfermedades o encontrar con eficacia las combinaciones de fármacos más acertadas para un paciente.

Ahora, Europa asiste a un hito histórico para la IA: la aprobación, inédita hasta el momento, de la primera inteligencia artificial de imágenes médicas totalmente autónomas sin necesidad de la supervisión de un doctor. 

La compañía detrás del logro se trata de Oxipit y su herramienta de IA, llamada ChestLink, analiza las radiografías de tórax sin que un radiólogo deba estar presente. Sin embargo, muchos médicos se han opuesto en los últimos años a esta automatización. 

"ChestLink marca el comienzo de la era de la autonomía de la IA en el cuidado de la salud, algo que nos prometieron los médicos futuristas y los expertos en tecnología", celebra la compañía en un comunicado

La tecnología ahora tiene una certificación de marca CE en la Unión Europea, lo que indica que el dispositivo cumple con los estándares de seguridad vigentes. La aprobación es similar a la de la Administración de Drogas y Alimentos (FDA) en los Estados Unidos, aunque según The Verge esta última es más lenta y compleja de obtener.

La IA puede automatizar entre el 15% y el 40% del trabajo de informes médicos 

La IA escanea radiografías de tórax y envía automáticamente informes de los pacientes que ve como totalmente sanos, sin anomalías. Cualquier imagen que la herramienta marque como un problema potencial se envía a un radiólogo para su revisión. 

Su principal propósito es automatizar la parte invariable del flujo de trabajo de rayos X de tórax donde, incluidos los aspectos de la edad del paciente, el contexto clínico y la subjetividad variable del radiólogo, el estudio parecería normal para cualquier radiólogo.

Según Gediminas Peksys, director ejecutivo de la empresa, la IA ayudará a abordar la escasez de radiólogos, automatizando entre el 15 y el 40 % del flujo de trabajo de informes diarios, algo especialmente importante en la atención primaria, donde la gran mayoría de los estudios de rayos X de tórax no presentan anomalías. 

Antes de obtener la aprobación de la UE, ChestLink operó bajo supervisión en múltiples ubicaciones piloto durante más de un año, periodo en el que procesó más de 500 000 imágenes de rayos X de tórax del mundo real.

“La métrica de sensibilidad del 99% se tradujo en cero errores clínicamente relevantes en nuestras instituciones de implementación durante la etapa de prueba de la aplicación”, señala el director ejecutivo de la compañía.

Las armas más letales del mundo vendrán de un ordenador: una IA descubre 40.000 moléculas tóxicas en menos de 6 horas

Entre las ventajas de la IA, la herramienta permite consultar actualizaciones en tiempo real y resúmenes diarios sobre qué casos se informaron de forma autónoma.

Lo que hace que ChestLink sea tan efectiva es que realiza primero un análisis retrospectivo para identificar qué parte de los estudios es posible automatizar. Después, se pasa a un entorno supervisado donde profesionales médicos de Oxipit y radiólogos del hospital validan los informes. 

Después de las etapas iniciales, la app empieza a desenvolverse de manera autónoma.  La automatización del proceso podría reducir la carga de trabajo de los radiólogos

El camino se allana para las implementaciones clínicas de ChestLink en 32 países europeos: según la previsión de la compañía, las operaciones totalmente autónomas de la IA médica en un entorno clínico comenzarán a principios de 2023.

Otros artículos interesantes:

Inteligencia artificial contra el cáncer: una prueba abre el camino para detectar la combinación de fármacos más eficaz en menos de 48 horas

Los rayos X revelan dos obras ocultas en un cuadro de Picasso

Parece 'Flubber', pero es un robot capaz de salvarte la vida: esta baba magnética puede agarrar objetos y navegar por lugares estrechos del cuerpo

Te recomendamos