Este nuevo avión eléctrico comercial podría volar para una aerolínea noruega en 5 años

51025071088_437ea45d71_o

Rolls-Royce

  • Rolls-Royce y Tecnam están construyendo un nuevo avión totalmente eléctrico para la compañía aérea noruega Widerøe.
  • Basado en el Tecnam P2012 Traveller, el P-Volt tiene capacidad para 9 pasajeros y el primer vuelo está previsto para 2026.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Uno de los fabricantes de motores más emblemáticos del mundo está poniendo el foco en los aviones eléctricos y acaba de conseguir un importante socio.

Rolls-Royce y el fabricante italiano de aviones Tecnam están creando el P-Volt, un avión de pasajeros totalmente eléctrico, y han incorporado a la noruega Widerøe como socia. El objetivo es comenzar los vuelos de pasajeros en 2026. Es uno de los primeros hitos del incipiente programa de aviones que se anunció por primera vez en octubre de 2020.

Los aviones eléctricos están acercándose a su lanzamiento comercial después de un 2020 lleno de récords

Rolls-Royce se centrará en los sistemas de propulsión y potencia, Tecnam en el diseño, la fabricación y la certificación, y Widerøe se asegurará de que esté listo para las operaciones de la aerolínea.

51025070983_e705b0d2bb_o51025070983_e705b0d2bb_o

Rolls-Royce

Todavía se desconocen las especificaciones exactas del avión de 9 plazas, pero el proyecto ya cuenta con cierta ventaja, puesto que Tecnam ya ha construido la plataforma del avión en la que se basa el P-Volt.

El P2012 Traveller es una de las últimas aeronaves del fabricante y actualmente vuela con pasajeros en Estados Unidos y Seychelles. La aerolínea estadounidense de cercanías Cape Air se convirtió en la primera aerolínea en recibir el avión en 2019, seguida por Zil Air, de Seychelles.

El P-Volt no formará parte de la revolución de aeronaves eléctricas de despegue y aterrizaje verticales (eVTOL, por sus siglas en inglés), ya que el avión no puede volar verticalmente. En cambio, el avión está construido para despegar y aterrizar en las pistas cortas que se encuentran en la difícil topografía de Noruega, lo que lo convierte en un avión de despegue y aterrizaje corto, también conocido como STOL.

51025901847_79974844f1_o51025901847_79974844f1_o

Rolls-Royce

"La extensa red de aeropuertos noruegos de despegue y aterrizaje cortos es ideal para las tecnologías de cero emisiones", ha explicado Stein Nilsen, director ejecutivo de Widerøe, en un comunicado.

Rolls-Royce no es nueva en el mundo de la aviación totalmente eléctrica y actualmente está trabajando con Vertical Aerospace para crear un eVTOL que pueda llevar hasta 4 pasajeros a unos 193 kilómetros a velocidades superiores a 320 kilómetros por hora. Se espera que la certificación para ese proyecto llegue en 2024.

Rolls-Royce y Tecnam ya han demostrado que pueden trabajar juntos en este ámbito, habiendo desarrollado un avión ligero híbrido llamado Tecnam P2010. Esta aeronave de 4 plazas está propulsada por un motor eléctrico Rolls-Royce combinado con un motor de combustión estándar.

Según Tecnam, el P-Volt con motor eléctrico será más barato y más silencioso que sus homólogos con motor de combustible fósil, lo que ayudará a las aerolíneas a mantener bajos los costes y las quejas por el ruido. Además, tendrá unos aditamentos en las alas que favorecen la aerodinámica, conocidos como winglets, que aumentan la eficiencia del avión.

Rolls-Royce Tecnam Electric AircraftRolls-Royce Tecnam Electric Aircraft

Rolls-Royce

Escandinavia lleva mucho tiempo luchando contra las emisiones que generan los aviones de la actual generación. "Flight shame", o "flygskam" en sueco, es, después de todo, un movimiento escandinavo contra las emisiones causadas por la aviación y encabezado por ecologistas como Greta Thunberg.

La mayoría de las compañías aéreas han recurrido a aviones de última generación para ayudar a reducir las emisiones en una solución temporal al problema a largo plazo. SAS Scandinavian Airlines incorporó los aviones Airbus A350-900 XWB y A320neo, mientras que Widerøe fue el operador escandinavo de lanzamiento del Embraer E190-E2.

Sin embargo, el objetivo más amplio de Widerøe es reducir las emisiones a cero en la próxima década como parte de una iniciativa mayor de sostenibilidad de la aviación en Noruega.

"Este avión demuestra la rapidez con la que se pueden desarrollar nuevas tecnologías, y que estamos en el buen camino para alcanzar nuestra ambición de volar con cero emisiones en torno a 2025", ha explicado Nilsen.

LEER TAMBIÉN: Este avión eléctrico tarda sólo una hora en cargarse y puede recorrer 160 kilómetros por sólo 5 dólares

LEER TAMBIÉN: Así es el X-57, el primer avión eléctrico que fabrica la NASA en 20 años: 14 motores y 160 km de vuelo

LEER TAMBIÉN: ¿Un combustible para aviones hecho de desechos alimenticios? Sí, y podría reducir drásticamente las emisiones de CO2

VER AHORA: Javier Rodríguez Zapatero, presidente de ISDI: “Quien se transforme digitalmente hará un gran servicio tanto a la sociedad como a sí mismo”