Wright Electric lanzará en 2026 un totalmente eléctrico: tendrá una autonomía de una hora y será capaz de llevar a 100 pasajeros

El Wright Spirit de Wright Electric.
El Wright Spirit de Wright Electric.

Wright Electric

  • El Wright Spirit será un avión eléctrico de corto alcance de 100 plazas que funcionará con hidrógeno o con combustible de aluminio.
  • Las pruebas de vuelo comenzarán con un solo motor eléctrico en 2023, antes de pasar a dos en 2024 y a cuatro un año más tarde.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

La empresa estadounidense Wright Electric ha anunciado un avión eléctrico de corto alcance con 100 plazas que entrará en servicio en 2026.

La aeronave Wright Spirit, basada en el BAE 146, funcionará con hidrógeno o utilizará metal reciclable en lo que la empresa llama una pila de combustible de aluminio.

Wright Electric está trabajando en varios proyectos de aviones eléctricos de gran tamaño, incluido un avión de 186 plazas que está desarrollando junto con EasyJet y BAE Systems. 

Se trataría de un avión eléctrico de "bajas emisiones", que utilizaría un extensor de autonomía alimentado por combustibles fósiles para recargar sus baterías y ampliar su autonomía de vuelo hasta unos 1.290 km. 

Sin embargo, la última propuesta de la compañía será totalmente libre de emisiones y utilizará un sistema de almacenamiento de energía de alta densidad para realizar vuelos de hasta una hora de duración, lo suficiente para recorrer unos 1.000 km.

Combustible para aviones neutro en carbono: la gran apuesta de una ONG alemana que ya se ha ganado la confianza de Lufthansa para los vuelos del futuro

Como explica New Atlas, la empresa parece no haberse decantado por una solución de almacenamiento de energía en esta fase, y está evaluando los pros y los contras tanto de un sistema de combustible de hidrógeno, como de un sistema de combustible de aluminio.

Lo que frena a Wright Electric de apostar directamente por el hidrógeno es el volumen. El hidrógeno líquido es un excelente medio ligero de almacenamiento de energía en peso, ya que su energía específica de 33.313,9 Wh/kg es casi 3 veces mayor que la del combustible para aviones.

Pero cuando se trata de volumen, el hidrógeno líquido ocupa casi 4 veces el espacio de la misma energía en el combustible para aviones (unos 9.000 Wh/l), lo cual supone un gran problema para los operadores de aviones comerciales que deberían prescindir de asientos para conseguirlo.

Esta desventaja es la que hace que la compañía se planté el aluminio, que no transporta tanta energía por peso como el combustible para aviones o el hidrógeno líquido. 

Sin embargo, con una energía de 8.611,1 Wh/kg, es unas 33 veces mejor que las principales baterías de iones de litio actuales. En cuanto a volumen, es mucho mejor, con 23.277,9 Wh/l, señala New Atlas.

Cómo funciona el aluminio

Se trata de una batería de aluminio-aire (más bien una pila, ya que no puede recargarse, sino que habría que repostar), en la que el aluminio actúa como ánodo, al que se opone un cátodo de carbono con catalizadores detrás de un separador de polímero poroso. 

Entre ambos hay un electrolito, normalmente un líquido básico. El aluminio reacciona con el oxígeno atmosférico en el cátodo, formando óxido de aluminio hidratado y liberando energía, explica el mismo medio.

El cátodo y el electrolito aumentan un poco el peso del sistema en general, lo que limita el techo de energía específica del aluminio a un 60-70% de lo que podría alcanzar un sistema de hidrógeno. 

Un problema al que tendrían que enfrentarse es a que las condiciones del aire en las altitudes de crucero obligaría a los aviones alimentados con aluminio a utilizar compresores e intercambiadores de calor que podrían disparar el presupuesto de peso. 

Mediante una simulación aproximada de los costes de explotación de una aerolínea, la compañía calcula que, mientras que las pilas de combustible de hidrógeno aumentan los costes en un 25% y los biocombustibles en un 32%, el sistema de aluminio sería un poco más barato que el actual.

Pero para que este tipo de sistema se convierta en una opción ecológica, los transportistas tendrán que abastecerse de aluminio en fundiciones ecológicas, utilizando energía limpia y ánodos de fundición neutros en carbono. 

Las pruebas de vuelo comenzarán con un solo motor eléctrico en 2023, antes de pasar a dos en 2024 y a cuatro un año más tarde.

Otros artículos interesantes:

Airbus ha convertido su avión de pasajeros A220 en un jet privado con la ayuda de un artista grafitero: así es por dentro

Entré en el compartimento secreto del avión donde duermen los tripulantes de cabina en los vuelos de larga distancia y me sorprendió su tamaño

Qué hacer cuando hay turbulencias en un avión, según varias azafatas

Te recomendamos