Por qué los aviones arrojan parte de su combustible en pleno vuelo

  • Un piloto recurrirá al arrojo de combustible al vacío solo en muy raras ocasiones. En el caso de una situación de emergencia, puede optar por el vertido, dar círculo con el avión o aterrizar forzosamente.
  • Cada una de estas opciones tiene sus pros y sus contras, pero he aquí la razón por la cual se recurre al vertido de combustible.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Esta es la transcripción del vídeo.

Narrador: el 23 de marzo de 2018, una mujer de 60 años que viajaba en avión desde Shanghái hasta Nueva York empezó a tener dificultades para respirar. La mujer se desvanecía constantemente. Fue entonces cuando el piloto supo que solo podía hacer una cosa para salvarla: arrojar más de 30 toneladas de combustible al vacío. El vuelo realizó un aterrizaje de emergencia en Anchorage (Alaska), donde la pasajera se recuperó gracias a la asistencia médica. Pero, ¿por qué verter casi 16.000 euros en combustible permitió salvar la vida de esta mujer?

Anthony Brickhouse: descargar combustible, explicado de forma muy resumida, se hace para que el avión pierda peso antes de aterrizar.

Narrador: Anthony es profesor asociado en la Universidad Aeronáutica Embry-Ride (EEUU). A lo que hace referencia tiene un nombre oficial: vertido de combustible. Los aviones están diseñados para aterrizar con un peso determinado. Si un avión pesa más, es más probable que golpee el suelo con fuerza y se dañe. Suelen tener unos 20.000 litros de combustible, lo que equivale al peso de tres elefantes adultos. Pero la mayoría de los vuelos no aterrizan con el tanque lleno. Tampoco pueden despegar con el depósito lleno.  Antes del despegue, el sistema que diseña la ruta calcula la cantidad de combustible necesaria para realizar el viaje. Esto se hace para que se queme suficiente combustible en el transcurso del vuelo, el peso del avión disminuya y sea más seguro aterrizar. Un piloto recurrirá al vertido de combustible sólo en contadas ocasiones.

Brickhouse: a no ser que haya una emergencia médica a bordo de la aeronave, que alguien se esté muriendo... es cuando no hay tiempo para volar más y hay que quemar combustible. En ese caso, se vierte combustible para poder perder peso rápidamente.

Así es por dentro la nueva terminal del mejor aeropuerto del mundo, que ha costado 1.300 millones de dólares y tiene una cascada de 40 metros en su interior

Narrador: si el piloto dispone de tiempo o no tiene la capacidad de descargar combustible, como ocurre en las aeronaves más pequeñas, puede ensuciar el avión, lo que quiere decir que crea resistencia de forma intencionada y vuela en círculos para quemar el exceso de combustible. Pero, si se trata de un pasajero crítico, como la mujer del caso de 2018, puede que no haya mucho tiempo para todo eso. Los sistemas de expulsión de combustible pueden arrojar miles de kilogramos en segundos. La mayoría puede hacer que un avión vuelva a su peso máximo de aterrizaje en 15 minutos o menos y puede ser tan fácil como pulsar un interruptor ubicado en el interior de la cabina. La mayoría de los sistemas se componen de una serie de bombas y válvulas que desvían el combustible a los extremos de las alas. El combustible fluye detrás del avión en lo que parecen estelas y, sí, hay un sistema de seguridad para evitar que el piloto expulse todo el combustible a la vez. Pero no es el criterio del piloto el que decide cuándo y cómo se vierte el queroseno.

La Administración Federal de Aviación (FAA) tiene un gran número de normas al respecto:  el avión tiene que estar, mínimo, a 600 metros por encima del obstáculo más alto de la ruta, al menos 8 kilómetros de cualquier otro avión, lo más lejos de zonas pobladas y masas de agua. Pero, aparte de toda la política de la FAA, no hay más normativa. El vertido de combustible a la atmósfera no está exento de consecuencias, pero parece ser que a la Agencia de Protección del Medio Ambiente (APA) no le preocupa. Considera que esta práctica es extremadamente rara y se apoya en el hecho de que las compañías aéreas no la promueven porque pierden dinero.

Brickhouse: si llegamos al punto en el que se ven más aviones con capacidad de verter combustible y se ven más aviones tirándolo y no a raíz de una emergencia, entonces quizás sí sería algo que la APA tendría que estudiar.

Este vídeo te muestra por qué es físicamente imposible abrir la puerta de un avión en pleno vuelo

Narrador: British Airways estimó en 1999 que solo el 0,01% del combustible utilizado por la industria aérea acaba en la atmósfera. Si esa cifra se mantiene hoy en día, estamos hablando de casi siete millones de toneladas vertidas en 2018 sólo por las aerolíneas estadounidenses. Se supone que el combustible que se pierde se evapora antes de llegar a la superficie, pero incluso Boeing ha afirmado que, “aunque el combustible se vaporice, sigue suspendido en la atmósfera. Y acabará llegando al suelo”. La Agencia para las Sustancias Tóxicas y el Registro de Enfermedades de Estados Unidos ofrece resultados contradictorios en cuanto a la biodegradabilidad del combustible de los aviones y el mismo estudio dice que el viento es capaz de transportarlo y convertirlo en parte del esmog.

Entonces, aparte de quemarlo, ¿hay más alternativas al vertido de combustible? Un avión puede aterrizar con más peso del recomendado. Ocurre de vez en cuando, pero no es recomendable. La Flight Safety Foundation cita hasta 300 incidentes de seguridad en aviones desde principios del siglo XX hasta nuestros días que incluyen el aterrizaje con sobrecarga como factor relevante. Siempre que para, el avión se queda en tierra y se realiza una exhaustiva inspección antes de que se le permita volver a volar.

Brickhouse: si se aterriza de forma brusca, se puede sobrecargar el avión, lo que puede causar un daño inmediato o un deterioro que se presente más adelante, en un vuelo totalmente diferente.

Narrador: No importa si la tripulación decide ensuciar el avión o aterrizar con mucho peso, cada opción tiene sus pros y sus contras. Pero, en cualquier situación de emergencia, tu trabajo como piloto es llevar la aeronave a tierra lo más rápido posible y de la forma más segura posible y, si eso significa aterrizar de forma pesada, entonces es una decisión que hay que tomar. En algunas situaciones realmente no hay más opción, tienes que bajar. Al final, se trata de mantener la seguridad de los pasajeros.

LEER TAMBIÉN: Esta es la razón por la que en los aviones siempre te piden que subas la ventanilla durante el despegue y el aterrizaje

LEER TAMBIÉN: Los aviones eléctricos son el futuro de la aviación, pero los ingenieros aún tienen que superar 2 problemas clave

LEER TAMBIÉN: Esta es la verdadera razón por la que no puedes pasar agua por el control del aeropuerto

VER AHORA: Las acciones de Nvidia se han disparado un 31.000% desde su estreno en bolsa: cuánto habrías ganado exactamente si hubieras invertido 1.000 euros el primer día