¿Ayuda el chicle a controlar el hambre y hacer la digestión, o es un mito?

Chicle

Quinten de Graaf/Unsplash

  • Masticar chicle puede ayudarte a sentirte más pleno y saciado, controlando mejora ingesta de alimentos, y su mascado también favorece una mejor digestión, según explican desde Maldita.
  • En contrapartida, la goma de mascar hace que tragues más aire y por tanto, puede causarte gases. Además, los edulcorantes artificiales de su composición pueden provocar diarrea.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Aunque en sí mismo el chicle apenas tiene valor nutricional, sí que puede aportar beneficios a tu salud.

Si eres de esos que no se quitan la goma de mascar de la boca para coger un avión, paliar el aburrimiento o calmar el nerviosismo, te interesará conocer algunos valiosos datos que aportan desde Maldita.

Masticar chicle pone en marcha la función digestiva y sirve para regular el hambre, tal y como confirma la tecnóloga de los alimentos y nutricionista Beatriz Robles.

 “Las investigaciones sobre el consumo de chicle indican que puede tener cierto papel en la sensación de plenitud que aparece mientras comemos y que nos lleva a finalizar la comida y de saciedad, ambas relacionadas con la inhibición de la ingesta”, apostilla la especialista. 

Son varios los estudios que remiten a la capacidad del chicle para mermar la sensación de hambre. Destaca un metaanálisis de 2015 publicado en PubMed que indica que la goma de mascar reduce el hambre y la ingesta al estimular las hormonas del intestino vinculadas a la saciedad.

Otro reducido estudio realizado a una pequeña muestra de 33 participantes apunta a que masticar reduce el consumo de calorías en el almuerzo después de un desayuno controlado. 

Y según un ensayo realizado a medio centenar el mascado intermitente de este producto tras el almuerzo también contribuye a la sensación de saciedad, reduciendo la posibilidad del picoteo alto en carbohidratos durante la tarde.

Profesionales sanitarios también remiten al papel positivo del chicle para estimular los movimientos intestinales, especialmente bueno para pacientes que tienen parón intestinal tras una cirugía abdominal. 

Más beneficios de masticar chicle para tu salud 

Un trozo de chicle tragado no tarda 7 años en ser digerido.
Getty Images

Según recapitulan desde WebMD, el chicle también es bueno para proteger a tu boca de las caries y la erosión dental. Al masticarlo se produce más saliva, que lucha contra las bacterias y el ácido. También ayuda con la sequedad bucal. 

Las virtudes de la goma de mascar viajan también al esófago, puesto que una mayor salivación palia los síntomas del reflujo ácido. 

Otros beneficios registrados son una pequeña quema de calorías (se queman 11 por hora con esta actividad), o la mejora de la memoria, ya que el chicle aumenta el flujo sanguíneo al cerebro. 

El chicle también resulta útil para eliminar las náuseas en los viajes o durante el embarazo y luchar contra la somnolencia y el cansancio, ya que el chicle estimula el estado de alerta. 

Otros artículos interesantes:

Esto es lo que sucede en realidad en tu cuerpo cuando te tragas un chicle

16 alimentos que aceleran tu metabolismo y te ayudan a quemar grasas

Inventan un caramelo capaz de blanquear los dientes y lograr que el esmalte crezca de nuevo