Pasar al contenido principal

B-Nano, el coche eléctrico de baterías intercambiables que acaba de lanzar Usain Bolt

B-Nano, el coche eléctrico que acaba de lanzar Usain Bolt
B-Nano, el coche eléctrico que acaba de lanzar Usain Bolt Autobild
  • El Bolt B-Nano es un coche eléctrico biplaza enfocado al carsharing.
  • Su uso estará centrado en realizar trayectos cortos de entre 3 y 25 km de distancia.
  • Bolt ha querido destacar que el Bolt B-Nano es el único microcoche eléctrico del mundo en contar con baterías intercambiables

El B-Nano es el coche eléctrico de Usain Bolt, al menos, así será conocido en todo el mundo porque será Bolt Mobility la empresa que lo comercializará. Sin embargo, durante su presentación en el salón VivaTech de París, el hombre más rápido del mundo no dejaba de mirar de soslayo a su socio cuando contaba que detrás de este proyecto había años de trabajo. 

Honestamente, no lo parece. Una vez visto de cerca y en persona, este el B-Nano de Usain Bolt es poco más que un prototipo con un nombre con bastante poco gancho, pero mucha gracia en español. Eso sí, detrás hay una marca tan potente como Bolt Mobilty. La estrella mundial del atletismo ha lanzado su empresa de movilidad en este evento, con la que pretende ayudar a la movilidad de las ciudades de todo el planeta... sembrándolas de patinetes eléctricos. 

En el proyecto, por ahora, ciertamente lo más original son los propios patinetes eléctricos de Usain Bolt, diseñados con una especie de estriberas retráctiles que hacían a la legión de usuarios que hacían cola para probarlos dudar de cómo subirse a ellos. 

Según se deduce de su página web, Bolt Mobility todavía no tienen ninguna ciudad en su cartera de clientes, pero seguro que pronto habrá alguna que ofrezca estos dispositivos casi 'naive', aunque solo sea como reclamo turístico. En VivaTech, todavía no existía ni un modelo estándar y la mayoría llevaban el logotipo de la firma de la leyenda de la velocidad en pegatinas que tapaban las del fabricante original del patinete. 

¿Tiene sentido el coche eléctrico de Usain Bolt?

Según afirmaba Ignazio Tzoumas, CFO de Bolt Mobility, durante la presentación del Bolt B-Nano, "este es el coche eléctrico de baterías intercambiables más pequeño del mundo, que requiere entre dos y tres veces menos del espacio de un turismo normal". Además, aseguraba que, tras el intercambio de las baterías, el coche eléctrico de Bolt podrá recorrer más de 300 km. 

Sin embargo, el problema está precisamente en intercambiar unas baterías tan pesadas como la que, a pesar de todo, seguirá necesitando el B-Nano. En el pasado, tanto fabricantes como empresas de tecnología han explorado esta solución y no ha parecido nunca del gusto de los usuarios. Aunque en este caso la clave está en lograr cambiar las baterías en dos o tres minutos. 

En Taiwan, Gogoro lanzó un scooter con baterías intercambiables que se emplea en Europa para el servicio de moto sharing de Coup, sin embargo, en el país asiático esta moto ha sido un fenómeno de masas porque se han utilizado la red de máquinas de 'vending' de la ciudad para ofrecer las baterías a los usuarios y porque la operación se hace en un minuto. Si Bolt Mobility consiguiera algo parecido inspirándose en la velocidad sobre el tartán de su fundador, quizá Bolt estaría cerca de lograr un éxito en los negocios cercano al que alcanzó en el atletismo y, quizá, Tesla, Peugeot y Volkswagen deberían empezar a sudar. 

El tiempo lo dirá, porque lo que es evidente es que a Bolt no le gusta el segundo plano. Después de probar en el fútbol profesional, ha iniciado su carrera en el mundo de la empresa. "Veo un futuro repleto de tecnología y lo único que tengo claro es que será mejor y yo quiero estar ahí", comentaba cuando le han preguntado sobre cómo ve las ciudades en cinco años. 

Por ahora, lo que también queda claro es que falta mucho trabajo que hacer en el coche de baterías intercambiables de Usain Bolt... al menos el prototipo que se ha mostrado en París lucía largueros soldados en los bajos, así difícil que puedan descolgarse unas baterías de ahí. Aunque la gente hacía cola como loca por probar sus patinetes, así que quién sabe en dónde puede acabar el B-Nano, el pequeño coche eléctrico del más grande de los velocistas. 
 

Y además