Pasar al contenido principal

Banca March apuesta por la reubicación de sucursales dentro de su estrategia para hacer más visible su marca

Imagen de la oficina de Banca March en Juan Bravo.
Banca March
  • Banca March mantiene su apuesta por la reubicación de oficinas para buscar los lugares que le den una mayor notoriedad y visibilidad de marca. 
  • Además de la localización de estas oficinas hay otra serie de requisitos que deben cumplir como es el tamaño, por lo que buscan locales de por lo menos 240 metros cuadrados, aunque en ocasiones los superan como su centro de Juan Bravo situado en una oficina de 800 metros. 
  • Descubre más historias en Business Insider España

Banca March se prepara para abrir una sucursal en la calle Princesa de Madrid en Argüelles, uno de los barrios prime de la capital. Aunque desde el banco especifican que no es una nueva apertura sino que será una reubicación de la sucursal que tienen actualmente en la calle Ferraz. 

Este movimiento que ha realizado el banco está dentro de su estrategia de analizar las ubicaciones en las que están presentes con el objetivo de comprobar si son las más adecuadas dentro de su estrategia de visibilidad de marca y mantenerlas o cambiarlas a otros locales que encajen mejor. En total, la entidad cuenta con 17 oficinas en Madrid. 

En este sentido, Sonia Colino, directora de inmuebles de la entidad, explica a Business Insider que desde que hace cuatro años procedieron al cambio de identidad visual del banco están inmersos en esta tarea de revisar todas las oficinas para lograr la mayor "notoriedad" y "visibilidad" de marca. "Estamos revisando todas las ubicaciones", apunta. "No tenemos un proceso de cierre por exceso de oficinas, sino un reposicionamiento para una mejor imagen", señala. 

De esta forma, el movimiento de Ferraz a Princesa es el último pero no ha sido el único. El banco también ha cambiado la ubicación de su sucursal de la calle Alcalá a la Plaza de la Lealtad (donde está situado el edificio de la Bolsa) o el nuevo centro de Juan Bravo que anteriormente se encontraba en Nuñez de Balboa y abrió sus puertas en octubre del año pasado. 

Leer más: Banca online: así es la apuesta de los grandes bancos entre cierres y transformaciones de sucursales

En aquel momento, el consejero delegado de Banca March, José Luis Acea explicaba que la inauguración estaba dentro de los objetivos del plan estratégico para "sentar las bases para duplicar, en un plazo de cinco años, el negocio en banca privada y empresas familiares". 

"Este reposicionamiento de nuestra red comercial, unido a la estrategia de transformación digital en la que estamos inmersos, nos sitúa más cerca del concepto de banca privada que queremos poner en práctica, una banca privada propia del siglo XXI", apuntaba Acea durante la inauguración. 

Oficinas de más de 240 metros cuadrados 

Además de la localización de estas oficinas hay otra serie de requisitos que deben cumplir como es el tamaño. Desde la entidad buscan locales de por lo menos 240 metros cuadrados. Aunque en ocasiones los superan, como en el caso de su centro de Juan Bravo que cuenta con 800 metros cuadrados. El objetivo es poder desarrollar un modelo de oficina donde no existan los puestos de patio, sino que predominen las salas para lograr una atención personalizada con despachos para poder atender a los clientes. 

Banca March, originaria de Baleares, está posicionada en la Península como una entidad de banca privada, de patrimonio y de empresas por lo que la estrategia de estas oficinas está enfocada en ser un punto de encuentro con estos clientes para lo que son necesarios espacios tranquilos y la posibilidad de realizar videollamadas con otros expertos de la entidad. 

La estrategia de la entidad se produce en momento de inflexión para la banca motivada por el proceso de digitalización donde los grandes bancos buscan el equilibrio entre una red de sucursales que les permita estar en contacto con sus clientes, pero que además se ajuste al cambio de hábitos que están viviendo los clientes que cada vez utilizan más la banca online para determinadas operaciones. En este aspecto, los bancos comerciales están apostando por una estrategia que se basa en un menor número de sucursales mientras que la que abren son de mayor tamaño y con servicios más personalizados. 

Y además