El Banco de España alerta de que un aumento de los criptoactivos y su "interrelación" con las finanzas tradicionales puede hacer que se conviertan en un riesgo "sistémico"

El bitcoin es la criptomoneda más conocida.
Foto del redactor Marta Garijo
  • "Un aumento de la escala de los mercados de criptoactivos y de su interrelación con los activos e instituciones financieros tradicionales, podría dotar a estos riesgos de un carácter sistémico", advierte el organismo en este texto. 
  • El Banco de España advierte de que para llegar a este riesgo sistémico "sería necesario que estos mercados tuvieran un volumen o número de interconexiones críticos, que pudiera, en caso de dificultades, desestabilizar el sistema financiero". 
  • Comienza el día bien informado con la selección de noticias de Business Insider España: suscríbete gratis aquí. 

Los criptoactivos cada vez son más populares y esto podría convertirlos en un gran problema para el sistema financiero. 

Los organismos regulatorios advierten, una vez más, de los peligros que pueden producirse al calor del auge de las criptomonedas. Esta vez es el Banco de España en un capítulo especial sobre criptoactivos del Informe de Estabilidad Financiera. El organismo advierte de que si siguen creciendo, y crece su interrelación con el sistema financiero tradicional, podrían acabar suponiendo un riesgo "sistémico". 

"Un aumento de la escala de los mercados de criptoactivos y de su interrelación con los activos e instituciones financieros tradicionales, podría dotar a estos riesgos de un carácter sistémico", advierte el organismo en este texto. 

El volumen, cada vez mayor, de liquidez que se mueve en este mundo no regulado es el que está detrás de la advertencia del Banco de España. 

El conjunto del mercado de criptoactivos alcanzó su mayor capitalización en 2021 (2,8 billones de dólares norteamericanos, aproximadamente un 1% de los activos financieros globales), lo que representa un crecimiento a un orden de magnitud superior con respecto a una fecha tan reciente como finales de 2018, cuando solo alcanzaba una proporción global del 0,02%, según apunta el mismo texto. 

"El valor del mercado global de los criptoactivos es todavía limitado, pero su crecimiento desde finales de 2020 ha sido exponencial, y los criptoactivos sin respaldo concentran la mayor parte de la negociación, lo que señala un riesgo creciente para la estabilidad financiera", señala el texto. 

El Banco de España apunta que, no obstante, los riesgos asumidos por los tenedores individuales de criptoactivos, "si bien pueden ser muy elevados, no necesariamente representan un riesgo sistémico".

"Para ello, sería necesario que estos mercados tuvieran un volumen o número de interconexiones críticos, que pudiera, en caso de dificultades, desestabilizar el sistema financiero", añaden. 

Las criptos respaldadas por otros activos

En el texto se hace una mención especial a las denominadas stablecoins, aquellos criptoactivos que cuentan con un respaldo de un activo seguro. Esto implica que aumente la demanda de estos activos seguros y puede suponer una "presión" a la baja adicional sobre los tipos de interés reales de equilibrio. 

"Además, un incremento de la presión por convertir las tenencias de stablecoins en dinero de curso legal podría llevar a la liquidación apresurada de posiciones en estos productos y generar tensiones de liquidez. En la medida en que el segmento de las stablecoins alcanzase un mayor tamaño, estos riesgos de liquidez se agravarían", apunta. 

"Asimismo, el papel que juegan en la actualidad las stablecoins en la facilitación de operaciones con criptoactivos sin respaldo, crea una interconexión muy relevante que aumenta el perfil de riesgo de estos instrumentos", añade. 

Los otros riesgos de los criptoactivos 

Por el momento, las finanzas más tradicionales están mostrándose bastante cautas ante este panorama, pero ya empiezan a surgir algunos vehículos de inversión relacionados con estos activos y algunos bancos empiezan a permitir que algunos de sus clientes operen con criptomonedas. 

El texto de Banco de España es un aviso a navegantes. Una advertencia que se suma a las dudas de la banca ante este escenario. Porque, por un lado, no quieren entrar en un negocio que no está regulado; mientras que por otro, ven como el auge de estas inversiones se convierte en una amenaza para ellos. 

Además, de este posible riesgo sistémico. El Banco de España recuerda que "los riesgos de mercado y liquidez asociados a los criptoactivos pueden ser elevados, en particular, para aquellos que no cuentan con el respaldo de activos financieros tradicionales". 

Otro de los riesgos que señala es que "estos instrumentos pueden ser utilizados para actividades ilícitas, en particular blanqueo de capitales, y su dependencia de tecnologías innovadoras plantea también riesgos operacionales, que incluyen las dimensiones legal y reputacional, así como interrogantes sobre la transparencia de su operativa y los consumos energéticos elevados asociados a la misma, con posible impacto en los riesgos climáticos". 

La falta de regulación en el negocio de criptoactivos 

Banco de España recuerda la poca regulación que existe alrededor de esta práctica de compraventa de criptos. En el caso de España, las actividades sobre criptoactivos no están actualmente reguladas, excepto por los requisitos de su publicidad recogidos en una circular aprobada por la CNMV. 

En el caso de Banco de España, desde el organismo recuerdan que este carece de competencias reguladoras o sobre la autorización o supervisión de los proveedores de servicios relacionados con los mismos.  

En este sentido, en el texto señalan que existen diversas iniciativas regulatorias en algunos países, pero consideran que lo que sería "urgente" es "el desarrollo de iniciativas a nivel internacional, y, en particular, europeo". 

De esta forma, destacan que esto permitiría "establecer reglas homogéneas, evitando el arbitraje regulatorio entre jurisdicciones, así como corregir las deficiencias en la información disponible sobre este mercado, que son relevantes y deben subsanarse con rapidez". 

Una regulación comunitaria prosigue el texto, aportaría "seguridad jurídica en la operativa con criptoactivos, y será posible una adecuada regulación prudencial y supervisión que permitiría que se aprovechen de manera beneficiosa las posibilidades tecnológicas asociadas a estos instrumentos, al tiempo que se evita la acumulación excesiva de riesgos". 

Descubre más sobre , autor/a de este artículo.

Conoce cómo trabajamos en Business Insider.