Contabilizar la deuda del banco malo como deuda pública supondrá incrementarla en 35.000 millones de euros, hasta su mayor nivel desde 1900

Un cartel de promoción de pisos de la Sareb
Reuters
  • Eurostat reclama que las deudas del banco malo se contabilicen como deuda pública española, lo que supondrá elevarla en 35.000 millones de euros o hasta el 120% del PIB, su mayor registro desde 1900. 
  • Además, que el Estado asuma las pérdidas de la Sareb implica aumentar el coste del rescate bancario para las arcas públicas en 10.000 millones más, hasta 52.561 millones de euros, según El País.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Casi una década después del rescate a la banca española mediante el que se evitó la quiebra de gran parte de las entidades del país mediante una inyección de fondos públicos europeos de 64.000 millones de euros, sus consecuencias siguen pesando en las finanzas públicas españolas y generando incrementos inesperados en los niveles de déficit y de deuda pública.

En concreto, la última consecuencia del estallido de la burbuja inmobiliaria y la posterior segregación de los activos tóxicos de la banca española en la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), conocida como el banco malo, ha llegado desde Bruselas, dado que la oficina estadística comunitaria Eurostat ha reclamado que las deudas de la Sareb se contabilicen como parte de la deuda pública española, según El País.

Esta petición se debe a que la Sareb no ha sido capaz de rentabilizar desde 2012 de los activos tóxicos que los bancos volcaron en ella para mejorar sus balances, lo que ha supuesto que el banco malo acumulase un patrimonio negativo de 7.511 millones de euros en 2019 y de 10.000 millones de euros en pérdidas para el contribuyente en 2021, según el diario del Grupo Prisa, que asegura que la alta valoración de los activos traspasados y las ventas a bajo precio han descapitalizado a la Sareb.

El coronavirus dispara la deuda pública de las economías desarrolladas: estos son los 13 países que más se han endeudado durante la pandemia

De este modo, esos 10.000 millones se sumarían a los 42.561 millones de euros que el Banco de España estima como pérdidas provocadas por el rescate bancario, lo que elevaría el dinero público perdido en total como consecuencia de la recapitalización de la banca hasta los 52.500 millones de euros, mientras que el déficit público también aumentará en 10.000 millones al contabilizar el patrimonio negativo de la Sareb.

En cuanto a la deuda pública española, el cambio solicitado por Eurostat supondrá un incremento de 35.000 millones de euros, que equivalen a un 3% del PIB, dado que en el pasivo de la Sareb solo queda deuda avalada por el Tesoro, según El País, que afirma que el Estado puede reducir esos 35.000 millones en deudas si sigue vendiendo activos del banco malo, una solución que hasta ahora no ha contenido las pérdidas.

Elevar un 3% la deuda pública española supondría que sus niveles vuelven a batir récords de hace más de un siglo, superando el actual nivel del 117,1% del PIB, su mayor registro desde la Guerra Hispano-estadounidense de 1898, hasta situarse en el 120%, un nivel que la deuda española no alcanza desde 1902, cuando la pérdida de la guerra y de las colonias de Cuba y Filipinas arrastró al país a la crisis y elevó la deuda hasta el 123,6% del PIB.

No obstante, los máximos históricos de la ratio entre la deuda pública española y el PIB están todavía lejos de sus máximos históricos, que se marcaron en 1880, cuando alcanzó el 161% del PIB tras la acumulación de deudas con potencias extranjeras, de pérdidas coloniales en América, del coste de las guerras carlistas, de la inversión industrial y ferroviaria y de los escándalos de corrupción que llevaron a exilio de Isabel II.

Otros artículos interesantes:

Así puede evitar España evitar hundirse bajo el peso de una deuda pública monstruosa, según la Comisión Europea y la Airef

La deuda pública sube un 8% y marca un máximo histórico no visto desde hace más de 100 años

España, en riesgo crediticio por el alto nivel de deuda y déficit y por su exposición al coronavirus, según Moody's

Te recomendamos

Y además