Pasar al contenido principal

Banco Sabadell gana un 67% menos por los costes de TSB y la venta de activos inmobiliarios

Josep Oliu Creus, presidente de Banco Sabadell
Josep Oliu Creus, presidente de Banco Sabadell Albert Gea/Reuters

Banco Sabadell suelta lastre y ha decidido sacrificar las cifras en el segundo trimestre del año para sanear su balance. La entidad catalana ha registrado un beneficio neto de 120,6 millones de euros en los seis primeros meses del año, lo que supone un 67,2% menos respecto al mismo periodo del año anterior. 

Mucho ha tenido que ver en estas cifras TSB, que ha acarreado a la entidad bancaria unos costes post migración de 203,1 millones de euros a los que hay que sumar otros 177,1 millones de euros por la reducción de activos inmobiliarios problemáticos. La entidad vendió recientemente el grueso de sus activos inmobiliarios por 9.100 millones de euros y, con este balance, deja atrás la crisis tecnológica derivada de la migración de TSB y su balance de activos tóxicos. 

Sin tener en cuenta estos efectos extraordinarios, el beneficio neto de la entidad habría incrementado un 24,4%, hasta los 456,8 millones de euros. 

La ratio de activos problemáticos netos se ha situado en el 1,7%,  después de vender las carteras de créditos morosos y activos inmobiliarios por 12.200 millones de euros. Teniendo en cuenta las ventas de las carteras inmobiliarias, la reducción de activos problemáticos asciende a 7.012 millones de euros en el trimestre y 9.547 en los últimos doce meses.

A cierre de junio de 2018, el margen de intereses de la entidad descendió un 6,5% respecto a hace un año y se sitúa en 1.810,1 millones de euros, de los cuales 30,4 millones derivan de la integración de TSB. La cifra, a tipos de cambio constante, supone un alza del 0,8%.

El banco presidido por Josep Oliu ha aumentado un 3,7% los volúmenes de crédito vivo gracias al impulso de las pymes y las hipotecas en España. La ratio de morosidad ha caído hasta el 4,71%.

Leer más: Adiós al ladrillo tóxico: la banca celebra en bolsa la venta del inmobiliario

Por otro lado, las dotaciones para insolvencias y otros deterioros totalizan 806,3 millones de euros a junio de 2018, en los que se incluyen 92,4 millones de euros por las futuras compensaciones a los clientes de TSB y 177,1 millones de provisión por las ventas institucionales de las carteras. 

Te puede interesar