Pasar al contenido principal

Banco Santander registra los primeros números rojos de su historia tras realizar un saneamiento contable de 12.600 millones por el coronavirus

La presidenta ejecutiva del banco Santander, Ana Botín.
Ana Botín, presidenta del banco Santander. REUTERS/Juan Medina

  • Santander cierra el primer semestre con los primeros números rojos de su historia por los ajustes contables derivados del impacto del coronavirus. 
  • La entidad bancaria registró unas pérdidas de 10.798 millones de euros en los primeros seis meses del año, una cifra que contrasta con el beneficio de 3.231 millones de euros de hace un año.
  • La entidad realizó un saneamiento contable a gran escala de 12.600 millones de euros por el impacto de la pandemia.
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Santander cierra el primer semestre con los primeros números negativos de su historia por los ajustes contables por el impacto del coronavirus. La entidad bancaria registró unas pérdidas de 10.798 millones de euros en los primeros seis meses del año, una cifra que contrasta con el beneficio de 3.231 millones de euros de hace un año, según la información remitida por el banco a la CNMV

La entidad registra estas cifras negativas tras realizar un saneamiento contable a gran escala de 12.600 millones de euros “con motivo del impacto que la pandemia ha tenido en las previsiones económicas de los mercados en los que opera el banco”. 

Sin tener en cuenta este ajuste, el beneficio neto ordinario se situaría en 1.908 millones de euros, lo que supone un desplome del 48% en términos interanuales. La crisis sanitaria ha tenido un impacto directo en los resultados del banco por un “entorno económico más débil, menos tipos de interés por un periodo más largo y fuerte depreciación de algunas monedas”.

Leer más: La banca europea se prepara para perder 800.000 millones de euros por impagos de préstamos en caso de una segunda ola de coronavirus

La entidad presidida por Ana Botín ha actualizado el valor del fondo de comercio de sus filiales y se ha anotado un cargo extraordinario en sus cuentas sin efecto en caja de 10.100 millones de euros. De esta partida, 6.101 millones corresponden al negocio de Reino Unido, 2.330 millones al estadounidense, 1.192 millones al polaco y 477 millones a Santander Consumer Finance.

Banco Santander ha realizado, además, un ajuste de 2.500 millones de euros en los activos por impuestos diferidos del grupo consolidado tributario en España. Unos ajustes que, señala la entidad, no afectan a la liquidez ni a las posiciones de riesgo crediticio ni de mercado del Banco.

Si bien la entidad bancaria ha registrado fuertes pérdidas por los ajustes contables, la presidenta del banco, Ana Botín, ha señalado en un comunicado que “esta revisión no afecta a la fortaleza de nuestro balance. Las bases de nuestro negocio son sólidas, con un nivel de capital en la parte alta de nuestro objetivo”.

Leer más: La justicia europea sentencia que la banca debe devolver todos los gastos hipotecarios abusivos a sus clientes, aunque en algunos países solo de forma parcial

“Aunque el beneficio atribuido se ha visto afectado por la actualización contable sin efecto en caja del valor del fondo de comercio y de los DTAs (créditos fiscales) debido al impacto de la pandemia en las previsiones económicas, esta revisión no afecta a la fortaleza de nuestro balance. Las bases de nuestro negocio son sólidas, con un nivel de capital en la parte ala de nuestro objetivo”, señala la ejecutiva.

“Reiteramos nuestro objetivo de retorno sobre el capital tangible (RoTe) del 13- 15% que nos marcamos en el Investor Day del año pasado y daremos más información de nuestros planes estratégicos en los próximos meses”; señala la directiva. 

Y además