No existe aún la banca 100% digital: bancos online, fintech y neobancos dependen de los cajeros físicos para llegar a toda la población

Retirada de dinero en cajero.
Retirada de dinero en cajero.
Gettyimages
  • El uso del dinero en efectivo, especialmente en públicos de mediana edad, obliga a las banca online, las fintech y los neobancos a depender de los cajeros de las entidades tradicionales.
  • Mientras que los bancos online surgidos de los grandes de la banca cuentan con su red de cajeros, las nuevas entidades financieras se ven forzadas a llegar a acuerdos con ellos para que sus clientes puedan retirar efectivo. 
  • Descubre más historias en Business Insider España.

Los bancos online, los neobancos y las fintech se han colado en nuestras vidas como una alternativa a la banca tradicional, ofreciendo a los clientes una relación 100% digital a cambio de no pagar comisiones. En consecuencia, la mayoría de ellos operan sin sucursales o tienen alguna de representación, lo que a priori no es un problema porque se pueden realizar todas las gestiones desde la app o la web, pero la cosa se complica si hablamos de sacar dinero en efectivo

Los nativos digitales defienden que el efectivo es cosa del pasado. De hecho, en 2020 la retirada de efectivo en cajeros cayó un 31%. Cada vez se paga más con tarjeta e incluso con soluciones de pago tipo Bizum, que ya supera los 16 millones de clientes.   

Pero mientras siga existiendo el dinero físico, estas entidades y los cajeros están obligados a convivir. Sin embargo, hay algunos bancos online que lo tienen más fácil porque son fruto de grandes bancos españoles. 

Así, Openbank pone a disposición de sus clientes todos los cajeros del Banco Santander (unos 7.500) para que puedan sacar efectivo sin comisiones. Incluso tiene una sucursal de representación en Madrid donde se puede realizar esta misma operación, además cuenta con Openbank Corner. 

Imagin hace lo propio y ofrece toda la red de cajeros de Caixabank para que sus clientes puedan sacar dinero gratis. El caso de EVO Banco es distinto, pese a que su banco matriz es Bankinter, no ofrece únicamente sus cajeros a los clientes.  

Los mismos disponen de una red de 18.000 cajeros donde pueden retirar dinero gratis a débito sin cantidad mínima y sin límite de retiradas. En concreto porque EVO tiene acuerdos con Euro 6000,  Cajamar, Caja Rural o los cajeros Euro Automatic Cash y Euronet, entre otros.  

Pero si sus clientes quieren utilizar otro cajero en España que no esté en el acuerdo, el único requisito para no pagar comisión es retirar como mínimo 200 euros. Algo parecido ocurre con ING, la entidad online más veterana en España dispone de cajeros propios y estos son gratis para sus clientes. 

Pero también tiene acuerdos con la red de cajeros Euro Automatic Cash, Banca March, Euronet y Cashzone. Sin embargo, cobra comisión a sus clientes si sacan menos de 50 euros en un cajero de Bankia. Y en el resto de entidades que no están dentro de estos acuerdos, la retirada tiene que ser mínimo de 200 euros o más para que no haya comisión. 

Pensionistas sacando dinero del cajero
Getty

El escenario es muy distinto si hablamos de neobancos o fintech. A diferencia de los anteriores, ni han nacido bajo el respaldo de un gran banco ni quieren ser como ellos, de hecho, se consideran la principal amenaza de la banca tradicional. Su estructura es más sencilla porque no cuentan con sucursales y tienen menos empleados, es decir, los costes son menores. Y además disponen de la tecnología que los grandes bancos ahora necesitan. 

Pero al no tener una red propia de cajeros, ofrecen bastantes limitaciones a la hora de retirar efectivo. El banco alemán N26, que roza en millón de clientes en España, ofrece distintos tipos de cuentas y en todos permite sacar dinero desde cualquier cajero, sin embargo, hay un tope. 

La cuenta Estándar y Business permite 3 retiradas de dinero gratis al mes; N26 You y Business You, 5, y N26 Metal y Business Metal, 8. Cada retirada de efectivo adicional, tiene una comisión de 2 euros. 

En la misma línea, Revolut, originaria de Reino Unido, y con más de 650.000 usuarios en España, permite sacar hasta 200 euros al mes gratis en cualquier cajero, pero a partir de ahí, cobra una comisión del 2% por cada reintegro independientemente de la cantidad. 

Mientras que la fintech española Bnext devuelve las tres primeras veces de cada mes la comisión por retirar dinero en el cajero. Es decir, la cobra y después la devuelve. A partir de la cuarta retirada, también cobra comisión. 

La principal ventaja de estas entidades es que permiten hacer pagos con tarjeta en cualquier país extranjero sin comisión y las retiradas de efectivo no tienen que ser únicamente en España, se pueden realizar en cualquier cajero del mundo.  

Artículo en Economía Digital.

Otros artículos interesantes:

Longevity Card, el neobanco que quiere ayudar a los mayores a cuidar sus finanzas personales, ultima su llegada a España

Los bancos y cuentas que ofrecen transferencias bancarias sin comisiones

Los perdedores del auge del dinero electrónico: la banca reduce el número de cajeros automáticos