Los bancos se preparan para enfrentarse al fin de moratorias: así buscan evitar el efecto acantilado en sus cuentas con provisiones millonarias

Un esquiador salta en Lausanne (Suiza).

Reuters

  • El gran reto que debe afrontar la banca en 2021 es cómo gestiona el fin de las moratorias y las ayudas del Gobierno para evitar un fuerte repunte de la morosidad, lo que el BCE ha venido a llamar "efecto acantilado".
  • Por el momento, no hay un repunte del ratio de morosidad amortiguado por las moratorias puestas en marcha por el Gobierno para las hipotecas y los préstamos al consumo, junto con las carencias de los créditos avalados por el ICO.
  • Descubre más historias en Business Insider España. 

Las consecuencias económicas de la pandemia seguirán pesando en 2021 aunque la profundidad de las heridas dependerá en gran medida de cómo evolucione la estrategia de vacunación. El gran reto que debe afrontar la banca en 2021 es cómo gestiona el fin de las moratorias y las ayudas del Gobierno para evitar un fuerte repunte de la morosidad, lo que el BCE ha venido a llamar "efecto acantilado". 

En este contexto donde las entidades cerraron el ejercicio con caídas del beneficio frente al año anterior, e incluso en el caso de Santander con pérdidas históricas, el negocio bancario estuvo espoleado por el crédito. Ahora toca ver si la economía remontará y con ellas las empresas y particulares. 

Por el momento, no hay un repunte del ratio de morosidad, incluso el dato baja en algunas entidades, amortiguado por las facilidades de pago puestas en marcha por el Gobierno para las hipotecas y los préstamos al consumo de particulares y empresas, junto con las carencias de los créditos avalados por el ICO. 

Los tipos de interés en negativo, el fin de las moratorias y la nueva oleada de fusiones marcan el futuro de los bancos en 2021

En el caso de los créditos sin aval, las entidades también están poniendo en marcha medidas de "acompañamiento" para que las empresas eviten caer en impagos. Sin embargo, la incertidumbre sobre qué pasará sobrevuela el futuro: el Banco de España ya ha dicho que un 10% de las empresas están en riesgo de liquidación.  

Moratorias en hipotecas y créditos al consumo por la pandemia

Durante 2020, BBVA explica en su resumen financiero que ayudó a tres millones de clientes afectados por la pandemia con cerca de 63.000 millones de euros entre líneas de crédito con aval público y moratorias.

Por su parte, Santander concedió 112.000 millones de euros en moratorias, de la que el 63% están Reino Unido mientras que las moratorias de préstamos al consumo concedidas son mayoritariamente para la compra de automóviles (un 18% de 20.000 millones de euros). 

En el caso de CaixaBank, el total de moratorias concedidas por la entidad durante el ejercicio 2020 ascendió a 17.224 millones de euros (497.253 operaciones), de las que 11.097 millones en España (388.641 operaciones). En el caso de Bankia, la entidad concedió a autónomos, pymes y empresas cerca de 11.000 millones de euros en créditos con aval del ICO y formalizaron 49.000 moratorias hipotecarias y más de 61.500 moratorias en préstamos al consumo. 

Mientras que Sabadell tiene un saldo vivo de moratorias,  de 2.594 millones de euros en España y un saldo vivo de 411 millones de libras en el Reino Unido a 31 de diciembre de 2020.

Los expertos consultados por Business Insider España para analizar los retos de la banca en 2021 explicaban que las entidades deberán normalizar el riesgo de crédito y tratar de mejorar la calidad de los activos. Esto será especialmente importante cuando empiecen a vencer las moratorias puestas en marcha y además, dependerá de la evolución de la economía, que en gran parte está ligada al éxito de la campaña de vacunación. 

¿Cuándo llegará el pico de la morosidad?

Por el momento, las entidades se han mostrado relativamente optimistas a la vista de los datos de morosidad y con los vencimientos de moratorias que ya se han producido, sobre todo, en el terreno de los préstamos al consumo. Pero el contexto macroeconómico parece indicar que 2021 puede ser más negativo en cuanto a la viabilidad de las empresas. 

"La experiencia de lo que ha ido venciendo de moratorias de impagos ha sido mejor de lo esperado. De cara a 2021 habrá que mantener una gran atención en estas carteras y una gran acompañamiento a los clientes que están en estas moratorias", señaló el presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri en la rueda de prensae de presentación de resultados. 

La banca destruye 94.000 empleos desde el pico de la burbuja: la tormenta perfecta de robots y fusiones reduce un 35% la plantilla y el recorte todavía no ha terminado

Goirigolzarri explicó que por el momento lo que les han vencido es consumo que han pasado de pagar solo intereses a pagar la cuota total y en este supuesto el 90% están al día, un 10% tienen un pequeño retraso y una parte "muy pequeña", de alrededor de entre un 2 y un 8% está por encima de 90 días. El hecho de que una cartera de consumo estén 90%. 

Por su parte, el consejero delegado de CaixaBank Gonzalo Gortázar apuntó que esperan que el pico de la morosidad se alcance en 2021, pero que será "manejable" teniendo en cuenta que la morosidad de este año cerró en un 3,3%, un nivel mejor del esperado. 

Otros banqueros, en cambio, piensan que el pico ya ha pasado como es el caso de Carlos Torres, presidente de BBVA. Una entidad en la que la tasa de morosidad pasó del 3,8% a 4% en 2020 y el banco elevó la cobertura de impagados hasta el 81% desde el 77%. 

Los problemas de las empresas y los créditos ICO

El dinamismo del crédito que han visto las entidades durante 2020 ha venido en gran parte por las cuantiosas partidas avaladas por el ICO. Las condiciones de estos préstamos, que tienen una gran parte garantizada por el Estado, han ido variando desde que se abrió la primera convocatoria y el periodo de carencia que en un principio era de 12 meses puede ampliarse ahora hasta otros 12 meses adicionales. 

Estas condiciones suponen un balón de oxígeno a las empresas que están atravesando momentos complicados. Mientras que permite a las entidades ir preparándose gradualmente para posibles impagos a la vez que gestionan el resto de créditos no avalados por el ICO. 

Bankia, CaixaBank y BBVA ya han puesto en vigilancia una cartera de créditos valorada en 12.646 millones, en torno a un 2,5% del total de sus créditos en España. 

 

Otros artículos interesantes:

La banca destruye 94.000 empleos desde el pico de la burbuja: la tormenta perfecta de robots y fusiones reduce un 35% la plantilla y el recorte todavía no ha terminado

Los tipos de interés en negativo, el fin de las moratorias y la nueva oleada de fusiones marcan el futuro de los bancos en 2021

Los bancos quieren tu nómina para no cobrarte comisiones: estas son algunas opciones gratuitas para poder abrir una cuenta

Te recomendamos

Y además