Pasar al contenido principal

Los bancos acumulan casi 60.000 despidos en 2019 y el gigante alemán Commerzbank prepara la nueva ola de recortes

Banks have announced nearly 60,000 job cuts this year, and German giant Commerzbank is teeing up the next round of layoffs
Reuters
  • En lo que va de año, los bancos han despedido a casi 60.000 trabajadores, según un reportaje de Bloomberg.
  • El gigante alemán Commerzbank ha sido el último en anunciar recortes de plantilla y ha dicho que pondrá en la calle a 4.300 empleados. 
  • Los bancos seguirán bajo presión para tratar de ser rentables mientras la economía europea se debilita y la región se enfrenta a tipos de interés negativos. 

Los banqueros atraviesan un año duro. El número de despidos anunciados por los bancos en 2019 ha crecido hasta casi 60.000, según informó Bloomberg.

Las últimas noticias han llegado desde Commerzbank, que anunció que tiene previsto eliminar hasta 4.300 empleos como resultado de un esfuerzo de reestructuración que comenzó hace tres años. Todo ello conlleva a un número total de despidos de 58.200, según averiguó Bloomberg.

Cerca del 90% de los puestos de trabajo que han desaparecido se encuentran en Europa, en donde la economía se está ralentizando y los bancos se enfrentan a tipos de interés negativos. Más allá de Commerzbank, Deutsche Bank, HSBC y Santander también han recortado cientos de puestos de trabajo en todo el continente. 

Los bancos alemanes se encuentran en la peor situación del grupo y han anunciado la mayor parte de los recortes de plantilla. Deutsche Bank lidera la lista, con los 18.000 puestos de trabajo destruidos hasta 2022 que anunció en julio como parte de un ajuste de 8.300 millones de dólares. Muchos de los recortes afectan al comercio de acciones, investigación y comercio de derivados mientras el banco reestructura su brazo inversor.

Leer más: Los banqueros de Goldman Sachs abandonan cientos de trajes valorados en más de 1.100 euros en la antigua sede del banco en Londres

Fuera de Alemania, los bancos en España, Reino Unido y Francia también han recortado plantilla para impulsar sus beneficios. Todo ello muestra la urgencia por impulsar las cuentas en un contexto global de bajos tipos de interés con el objetivo de atrapar un crecimiento económico que se ralentiza. La guerra comercial entre Estados Unidos y China ha sido responsable de gran parte de esta ralentización.

Los bancos estadounidenses han resultado vencedores mientras los alemanes reducen su tamaño. JPMorgan ha ganado miles de millones en activos de fondos de excelencia que fueron, una vez, clientes de los bancos alemanes. Morgan Stanley, Goldman Sachs, Bank of America, y Citigroup se hicieron con miles de millones también.

 

Y además