Pasar al contenido principal

Bankia insiste en que no cobrará a los particulares por los depósitos, a pesar de que los tipos negativos le cuestan 500 millones de euros

José Sevilla, director ejecutivo de Bankia
Bankia
  • El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha insistido en que la entidad no tiene previsto cobrar por los depósitos a los particulares.
  • "Existe una penalización de tener tipos de interés negativos en vez de tipos bajos de 500 millones", ha cuantificado el consejero delegado de la entidad, José Sevilla. 
  • Descubre más historias en Business Insider

El escenario de tipos negativos marcado por el BCE sigue estrangulando el negocio bancario. En este contexto, el debate se encuentra en si los grandes bancos acabarán trasladando estos costes a los clientes particulares cobrándoles por sus depósitos. El consejero delegado de Bankia, José Sevilla, ha insistido en que la entidad no tiene previsto este movimiento.

"Nosotros estamos cobrando a las empresas e institucionales, clientes como gestoras o firmas del mundo de  la gestión de activos", ha dicho Sevilla. "Nuestra intención es no repercutir a los particulares, a las personas físicas", ha añadido. 

En un contexto de tipos negativos marcados por el BCE, el directivo de Bankia ha apuntado que la diferencia entre una entorno de tipos bajos y un entorno de tipos negativos tiene un coste para la entidad de 500 millones de euros. 

Leer más: Intereses negativos: cómo funcionan y qué significan exactamente para tu hipoteca o ahorros

"Existe una penalización de tener tipos de interés negativos en vez de tipos bajos de 500 millones. Una mejora de 50 puntos básicos en dos años, tendría una mejora de la cuenta de resultados de 500 millones de euros", ha detallado Sevilla. 

El impacto de los tipos en las cuentas 

El escenario de los tipos mínimos estrangula las cuentas de los bancos en su negocio tradicional. En estos últimos resultados presentados por Bankia, el beneficio de la entidad ha caído un 22,6% respecto a los datos del mismo periodo del año anterior al alcanzar los 575 millones de euros. 

En estas cifras, la penalización viene por parte de unas mayores provisiones y un peor comportamiento de las carteras ROF. 

Pero si se observan los datos propios del negocio bancario, lo que la entidad considera como core y que recoge el resultado de margen de intereses más comisiones menos gastos de explotación, la cifra se mantiene un 0,7% por encima de los datos de 2018. 

"Hemos conseguido unas sinergias mayores de las esperadas por la integración de BMN y antes de lo esperado", ha dicho Leopoldo Alvear, director general adjunto financiero de Bankia. 

A partir de ahora quieren darle la vuelta a esto, según ha apuntado Sevilla, El objetivo es conseguir una mejora de este negocio por la parte de un incremento de los ingresos y no tanto por la reducción de costes de explotación. 

Eso sí, para hacerlo tienen la complicación de que el escenario de política monetaria no parece que vaya a cambiar a corto plazo y que el aumento de los ingresos por comisiones se complicado debido a la creciente competencia. 

Y además