Pasar al contenido principal

Los tipos de interés al mínimo pasan factura a Bankia: reduce su objetivo de beneficio para 2020

José Sevilla, director ejecutivo de Bankia
Bankia
  • Bankia ha reconocido que no logrará sus objetivos de beneficio marcados para 2020: 1.300 millones de euros.
  • El cambio en la política monetaria penalizará el negocio de la entidad que no alcanzará su objetivo de beneficio, aunque sí espera lograr su meta de 2.500 millones de exceso de liquidez. 
  • La entidad ha presentado resultados del primer semestre de 2019 con un beneficio de 400 millones de euros, un 22,3% menos por los menores ingresos por ventas de carteras. 

La política monetaria del Banco Central Europeo marca un camino de tipos de interés en mínimos. En este escenario, Bankia ha reconocido que no logrará sus objetivos de beneficio marcados para 2020 en el plan estratégico: 1.300 millones de euros. 

El consejero delegado de la entidad, José Sevilla, ha explicado en la rueda de prensa de presentación de resultados cómo el panorama ha cambiado desde que realizaron las previsiones de su plan estratégico. 

"Cuando lanzamos el plan usábamos una curva de tipos que llevaba el euríbor a un año que se situaba como promedio en el año 2020 en más 73 puntos básicos, hoy hablamos de menos 20 o menos 30 puntos básicos", ha señalado el directivo.

En este sentido, la semana pasada el todavía presidente del Banco Central Europe, Mario Draghi, apuntó que sería posible una nueva bajada de tipos en septiembre. De esta forma, cambiaba totalmente la tendencia que a comienzos de años parecía dirigirse hacia una posible subida de tipos en 2019. 

Sin embargo, el escenario macroeconómico y las dudas sobre el crecimiento de la zona del Euro han hecho dar un giro de timón al regulador de la política monetaria europea. 

El escenario actual de tipos, ha señalado Sevilla, "penaliza la rentabilidad de las entidades financieras y en concreto a la rentabilidad de Bankia". El directivo ha añadido que que la evolución de los tipos explica una parte "no pequeña" del crecimiento del beneficio, por lo que no se va a poder alcanzar la previsión.

Lograr el objetivo de 2.500 millones en exceso de capital

Eso sí, Bankia espera lograr su objetivo de 2.500 millones de euros en exceso de capital que se marcó en el plan estratégico. Sevilla ha señalado que a pesar del escenario de tipos han conseguido ya alcanzar casi la mitad de esta meta. 

"Esta era la idea y así sigue siéndolo", ha apuntado. "El objetivo de nuestro exceso de capital era devolverlo a los accionistas porque no veíamos ninguna operación no orgánica durante estos tres años del plan estratégico", ha dicho el directivo. 

En este sentido, Sevilla ha explicado que ya han repartido el dividendo ordinario y que una vez lleguen a los 2.500 millones de euros será el Consejo el que deberá decidir el momento adecuado del reparto de un posible dividendo extraordinario. 

"Primero tenemos que generarlo, para lo que vamos en buena línea, ya que tenemos 18 meses por delante. Creemos que podemos crear 21 puntos básicos de capital por trimestre", ha manifestado.

A pesar de esta tesitura, Sevilla ha respondido que no se plantean cobrar a los particulares por los depósitos. Aunque sí ha recordado que cobran en los institucionales y corporativos para compensar lo que les cobra a ellos el Banco Central Europeo. 

La entidad ha presentado resultados del primer semestre de 2019 con un beneficio de 400 millones de euros, un 22,3% menos por los menores ingresos por ventas de carteras.

Y además