Pasar al contenido principal
logo volkswagen 2019 2

Cómo las baterías se han convertido en un elemento clave en la carrera hacia la electromovilidad

E-mobility de Volkswagen

Celdas de batería VW
  • Las baterías representan el 40% del valor agregado de los vehículos eléctricos
  • Volkswagen ha puesto en funcionamiento una línea piloto para la fabricación de celdas de batería en el Centro de Excelencia del Grupo Volkswagen en Salzgitter
  • La nueva línea dará trabajo a más de 1.000 personas y supondrá una inversión de 100 millones de euros

Las ventas de coches eléctricos avanzan de una forma imparable. Las cifras globales de vehículos enchufables, eléctricos y PHEV han superado 1.000.000 de unidades (1.134.000) durante el primer semestre de 2019. Los datos de EVvolumes muestran que, de esas 1.134.000 unidades, el 74% de las ventas fueron totalmente eléctricas (BEV) y el 26% fueron híbridos enchufables (PHEV).

Son buenas noticias para el mercado eléctrico, pero aun no suficientes como para que los fabricantes dejen de asumir retos o mejorar aquellos aspectos que todavía siguen lastrando las ventas y la aceptación de los coches enchufables como alternativa real de futuro. Entre ellos, las baterías.

Baterías de hoy y de mañana

Entre los grandes retos de los fabricantes está desarrollar baterías de pequeño tamaño, gran potencia y capacidad de almacenamiento, pero también fáciles de reciclar una vez finalice su vida útil.

Actualmente las baterías más utilizadas por los fabricantes de vehículos enchufables son las de ion-litio. La razón es que concentran una alta densidad energética (de más de 250 Wh/kg) en poco espacio y peso. El esquema químico más utilizado es electrolito de iones de litio, ánodo de grafito y cátodo de óxido de cobalto, trifilina u óxido de manganeso; pero ya es posible encontrar variantes de litio-níquel-manganeso-cobalto.

Baterías Audi e-tron

También es frecuente encontrar baterías de polímeros de litio, una variación de las de ión-litio que cuenta con algunas mejoras como una densidad energética mayor y una potencia más elevada. Son ligeras, eficientes y no tienen efecto memoria.

Como alternativas de futuro en baterías de coches eléctricos hay proyectos que destacan las ventajas de las baterías de aluminio y las baterías en estado sólido. Las de aluminio multiplican por 10 la capacidad de almacenamiento de las de ión-litio, pero todavía arrojan problemas de recarga y no son del todo fiables. Además, no se pueden recargar, por lo que habría que sustituirla por otra nueva una vez agotada la reserva de energía (hay que decir que prometen hasta 1.600 kms de autonomía).

Las baterías en estado sólido, por su parte, son una evolución de las baterías de litio pues funcionan igual, solo que el electrolito, en lugar de estar en estado líquido, se ha solidificado. De esta forma aportan más autonomía, tiempo de recarga muy corto y seguridad.

Volkswagen fabricará sus propias celdas de batería

Hace unos días Volkswagen anunció la apertura de una línea piloto para la producción de celdas de batería de series pequeñas en el Centro de Excelencia (CoE) en Salzgitter. 

Unos 300 expertos participan en el desarrollo, prueba y experimentación de tecnologías innovadoras de fabricación para la producción de baterías de iones de litio. En este primer paso, Volkswagen invertirá más de 100 millones de euros en acumular su propio conocimiento de desarrollo y producción.

Su objetivo es aumentar la capacidad para ampliar el rango, reducir el uso de materias primas escasas y optimizar procesos de fabricación sostenibles hasta reciclar sistemas de baterías. “Ya desarrollamos y fabricamos electrónica de potencia, sistemas de baterías, motores eléctricos y sistemas de carga, y estamos acumulando conocimientos sobre reciclaje de baterías", explican desde VW. "Con la integración del área comercial de celdas de batería, Volkswagen Group Components está en camino de convertirse en un productor líder mundial de componentes de movilidad eléctrica”, afirman.

Celdas de batería VW

¿Por qué es mejor fabricar que comprar?

En todo el mundo, Volkswagen tiene una gran demanda de capacidad de batería: 150 gigavatios hora en Europa y la misma cantidad en Asia. 

En la actualidad, solo hay 20 gigavatios hora de capacidad disponibles en Europa. Esto significa que existe un enorme potencial de creación de valor para el ensamblaje de celdas de batería en Europa, por lo que hay suficientes capacidades disponibles. "Además, no tiene sentido, logística ni económicamente, suministrar grandes volúmenes para la producción en serie a largas distancias. La proximidad a los sitios de producción es crucial", explican los responsables de los proyectos de baterías de VW.

Para cubrir toda la demanda, Volkswagen también continuará trabajando con sus proveedores a largo plazo para garantizar un suministro suficiente de celdas de batería.