Pasar al contenido principal

BBVA reduce sus números rojos a 1.157 millones en el primer semestre y asigna una partida adicional de 644 millones por la pandemia

Onur Genç, consejero delegado de BBVA.
Reuters

  • BBVA cierra los seis primeros meses del año con unos números rojos de 1.157 millones de euros.
  • La entidad bancaria realizó unas provisiones de 2.084 millones de euros, ya en marzo, a los que se suman otros ajustes extraordinarios de 644 millones de euros del segundo trimestre por la pandemia.
  • Sin contar el deterioro del fondo de comercio estadounidense, el resultado ordinario descendió un 62% en el primer semestre, hasta los 928 millones de euros
  • Descubre más historias en Business Insider España.

BBVA ha registrado en los 6 primeros meses del año con unos números rojos de 1.157 millones de euros, tras cerrar el primer trimestre con sus mayores pérdidas. La cifra contrasta con el beneficio de 2.442 millones de euros de los primeros seis meses de 2019. 

La entidad bancaria realizó unas provisiones de 2.084 millones de euros, ya en marzo, que responden a los ajustes del fondo de comercio de la filial en Estados Unidos por el mal pronóstico económicas derivado del coronavirus.  A esta cifra cabe sumarle, ahora, otra partida de ajustes extraordinarios de 644 millones de euros que realizó el grupo en el segundo trimestre por la pandemia.

Sin contar el deterioro del fondo de comercio estadounidense, el resultado ordinario descendió un 62% en el primer semestre, hasta los 928 millones de euros. Además, BBVA obtuvo un beneficio de 636 millones de euros en el segundo trimestre del año, un 49,5% menos, pero por encima de las previsiones de los analistas.

Entre abril y junio, la entidad ha realizado dotaciones por la pandemia por valor de 644 millones de euros, de los que 576 millones corresponden con saneamientos y 68 millones con provisiones.  

Leer más: BBVA apuesta por la computación cuántica para optimizar sus carteras de inversión y está investigando otras aplicaciones de la "tecnología de la década"

El margen bruto de la entidad se mantiene en su línea, con una ligera mejora del 0,8%, hasta los 12.045 millones de euros. El margen neto aumenta un 7,6% y se sitúa en 6.533 millones de euros. Los gastos de explotación del grupo han caído un 1,5%, especialmente en España y el centro corporativo. Sin embargo este repunte del margen neto se ha visto contrarrestado por las malas perspectivas del escenario macroeconómico por el COVID-19  y por el deterioro en el fondo de comercio de Estados Unidos realizado en el primer trimestre.

BBVA se ha visto impactado por la caída de la actividad minorista en los mercados en los que opera por la crisis del coronavirus en los primeros seis meses del año. Mientras el negocio en su mercado local, España, sufre un duro revés con una caída del 88% del beneficio, México tira con fuerza de las cuentas del grupo, con unas ganancias de 654 millones de euros, que supone un 49% menos en términos interanuales. 

El margen de interés ha bajado un 3,2%, hasta los 8.653 millones de euros, aunque en tasas constantes la partida sube más de un 4%, Para compensar la caída de ingresos, BBVA ha materializado operaciones financieras, relacionadas con la venta de carteras de deuda pública, que superan los 1.000 millones.

Leer más: La banca española plantea una alianza centrada en la ciberseguridad para prepararse para los nuevos ciberataques, que irán más allá del mero interés económico

El consejero delegado de BBVA, Onur Genç, ha apuntado en un comunicado que “el negocio está avanzando mejor de lo esperado y el segundo trimestre del año ha sido especialmente positivo”. El directivo pone de relieve que el grupo ha realizado provisiones en el primer trimestre del año y, en menor medida, en el segundo, para mitigar el impacto de la pandemia. 

El ejecutivo ha resaltado, en un comunicado, la fortaleza del margen neto de la entidad, que ha crecido un 17,6%, el fuerte control de gastos, la mejora del coste del riesgo y la fuerte generación de capital. 

Y además