La caída del euro podría empeorar la inflación, por lo que el BCE debería subir los tipos, según el ministro de Economía alemán

euro
Daniel Grizelj/Getty Images

El ministro de Finanzas alemán, Christian Lindner, ha advertido de que la debilidad del euro podría empeorar la inflación y ha instado al Banco Central Europeo a subir los tipos para fortalecer la moneda.

El viernes, el tipo de cambio del euro con el dólar rondaba los 1,05 dólares, un 7% menos en lo que va de año y un 14% por debajo de los niveles de hace doce meses. 

El euro está cerca de alcanzar la paridad con el dólar por primera vez en 20 años, ya que la Reserva Federal ha decidido subir los tipos de interés, mientras que el Banco Central Europeo aún no ha endurecido su política monetaria. 

"Los riesgos de inflación [en Europa] surgen de la evolución del valor exterior del euro, especialmente a la vista de la política de los bancos centrales en Estados Unidos", ha declarado Lindner a la prensa el viernes. Además, ha añadido que la inflación amenaza el "desarrollo económico futuro" que Europa necesita desesperadamente.

Aunque una moneda más débil puede hacer más competitivas las exportaciones de un país, encarece las importaciones, lo que aumenta las presiones inflacionistas.

El BCE ha mantenido los tipos de interés en niveles negativos a pesar de que la inflación se sitúa en el 7,4%. Joachim Nagel, gobernador del banco central alemán y miembro del comité de fijación de tipos del BCE, sugirió que el banco central podría subir los tipos hasta 0,5 puntos porcentuales en julio, por encima de la subida de 0,25 puntos prevista. 

No hay lugar para esconderse en los mercados ahora mismo: las acciones, los bonos y las criptomonedas se están desplomando

Lindner apoya plenamente esa medida, y ha apuntado que cree que "rápidamente se darán más pasos" en esa dirección.

El euro se lanzó en 1999 y cotizó por debajo del dólar en los primeros años. Pero más tarde se recuperó y llegó a alcanzar un máximo de aproximadamente 1,58 dólares en marzo de 2008. 

Las políticas de "dinero fácil" de la Reserva Federal ayudaron a mantener el euro por encima del dólar, pero eso está dando un duro giro en la dirección contraria. La Fed ha subido los tipos de interés en 0,75 puntos básicos, y las expectativas de un ciclo agresivo de subidas continuas han disparado los rendimientos de los bonos estadounidenses.

Esto ha hecho subir al dólar frente al euro y a las demás divisas más importantes del mundo. La guerra de Rusia contra Ucrania, así como la agitación de los mercados en general, también han hecho que los inversores acudan al refugio del dólar. El debilitamiento de la economía de la eurozona también está reduciendo las expectativas de subidas de tipos del BCE.

Otros artículos interesantes:

El banco central ruso estaba reduciendo las reservas de dólares y añadiendo yuanes y euros incluso antes de la guerra

Europa le ha pagado a Rusia 44.000 millones de euros desde que comenzó la guerra: Repsol y Bahía Bizkaia Gas son las empresas españolas que siguen comprando energía rusa

La nueva presidenta del BCE someterá su política monetaria a una "revisión estratégica"

Te recomendamos